Crónica de Raro Propósito del paso del #Colectivo por el Let’s Festival 2014

Llevamos casi un mes de rodaje y todavía no habíamos hecho ninguna crónica. Alguno ya nos había preguntado qué era lo que estábamos esperando y es que no nos engañemos, hasta que fundamos el #Colectivo las cinco éramos conocidas por nuestros saraos conciertiles y no por nuestras entrevistas. Pero este nuevo proyecto nos ha dado alas y antes de ponernos con lo que ya conocemos queríamos hacer cositas nuevas.

Pero también estábamos esperando una ocasión especial, el 8 de marzo, una fecha que el Let’s Festival había diseñado para nosotras (no lo han dicho abiertamente, pero ha quedado claro como el agua). Ese día fue el elegido para que nos reuniéramos todas y la liáramos parda, pero como juntar personitas venidas de todas partes de la península no era lo suficientemente especial, decidimos hacer algo diferente (ya sabéis que se nos va un poco la cabeza y eso que Barbi nos controla, que si no…) El resultado de esta nueva ida de olla es una crónica “seria” y cuatro crónicas “de raro propósito” enlazadas, porque cada una de nosotras es fan a ultranza de alguno de los tres grupos que tocaron el sábado en Hospitalet. Ahora os queda averiguar cuál es cada una, aunque con Esther lo vais a tener fácil, la pobre al final se perdió la quedada ¡te echamos de menos rubia!

NOTA IMPORTANTE: No pretendemos que nadie se tome esta crónica en serio, que seria ya hay una, sólo hemos querido reírnos, pasarlo bien y explicaros cositas para que podáis llegar a entender, a grandes rasgos, por qué el 8 de marzo ha sido tan especial para nosotras.

Larga vida al Let’s Festival!

Sin título-1

CRÓNICA “DE RARO PROPÓSITO” DE CYAN

¿Qué creéis que puede pasar cuando 4/5 del Colectivo se juntan? Que levante la mano todo aquel que se ha echado a temblar al imaginárselo. Y es que, damas y caballeros, niños y niñas, el fin de semana del 8 de marzo fue EL FINDE. Fijaos si disfruté tanto que ya estoy empezando a plantearme muy seriamente prepararme el MIR en BCN (con el riesgo que eso pueda conllevar).

Podemos empezar llamando a esta crónica Memorias de una gaditana en Barcelona… O más bien Desmemorias, con la colaboración especial de mi nuevo amigo el Jäger con limón.

Pongámonos en situación. Como en el 2013 fui una niña muy buena, los Reyes Indies me recompensaron con un viaje a BCN para poder asistir al *redoble de tambores* CONCIERTAZO: Cyan, Second e Izal. Tras varios días de enamorarme de todos y cada uno de los garitos que pisaba en BCN (y de soltar más de un “ay omá que rico”), llegó el ya mítico 8 de marzo, alias “EL DÍA”.

EL DÍA comenzó como mandan los cánones: con una grandiosísima BBQ en casa de Lucía. Una tarde de risas y buen ambiente preveía lo grande que iba a ser aquella noche [Pequeño inciso para la población catalana: Queridos, el TINTO DE VERANO también se bebe en invierno. Besos de parte de una andaluza enfurecida].

Tras una mezcla de “Need for speed” y “Gran Turismo”, por fin llegamos a la Sala Salamandra para disfrutar del día que el Let’s Festival había programado para nosotras. La noche comenzaba con mis adorados CYAN, y como manda la tradición, las primeras filas fueron testigos de cómo la ronquera se iba adueñando de mí.

Porque esa noche todos fuimos “Turistas heridos” que amenazaban a lo imposible como “Philippe Petit”. Porque sentí como la marea iba subiendo mientras sonaba “Aquitania”, y empecé a notar como “Mecanismos nocivos” se apoderaban de mi persona (hola Jäger, te quiero). Tras el éxtasis personal al escuchar los versos de Lorca de “La leyenda del tiempo” de mi paisano Camarón en la voz de Javi, llegó sin duda el momentazo de la noche: llegaba “Un Colectivo de Raro Propósito”, llegaba NUESTRA canción. Como dirían Izal “y que manera de perder las formas, y que forma de perder las maneras” (gracias Música Crónica por el vídeo recordatorio, no sé qué habría hecho sin vosotros). Tras imaginarnos a un cerebrito bailando claqué en “Ballet Mental” y quedarnos a cuerpo y cielo descubierto con “Belva”, los catalanes cerraron su actuación con “Te deslizas”, uno de mis temas favoritos de su segundo LP, porque, tras estos tres años siguiendo a Cyan, “yo sigo aquí, vibrando con el eco de tus labios”.

Quedémonos con esta frase de “Te deslizas”: “Juegas a hacerme perder la dignidad en un instante”. Creo que esa frase resume el resto de mi noche en Salamandra. Digamos que empecé a tener mucha, muchísima sed: me había dejado la garganta con estos chicos y necesitaba un trago. Y al final ese trago fueron dos, y luego tres… Y así, mientras me quejaba de lo caras que eran las copas en Barcelona y mientras le hacía un altar al Jäger, SECOND saltó a escena, y tras estos, llegaron los madrileños IZAL. Y aquí, damas y caballeros, es donde empiezan a cobrar protagonismo las Desmemorias de una gaditana en Barcelona (menos mal que la encargada de hacer la crónica oficial ha sido Bárbara).

De ambos conciertos sólo puedo decir que lo di TODO. Y cuando digo todo, es todo (perdí hasta un botón de la camisa, no digo más). Rodé y me teletransporté, me quedé con ganas de conocer a Jenna Fischer en el rincón exquisito y traspasé la barrera sensorial gritando “¡Qué bien!” cuando me hablaron de la Plaza del Trigo y el Sonorama, todo esto acompañado de magia y efectos especiales y caramelos envenenados.

Sin duda, noche mítica donde las haya. Gracias a todas aquellas personas que la hicieron posible. Si queréis una segunda parte de estas “Desmemorias de una gaditana en Barcelona“, podéis aportar en un #CrowdfundingParaMarisa. Vamos, ¡es por una buena causa!

CRÓNICA “DE RARO PROPÓSITO” DE SECOND

No todo son risas, cachondeo y Jäger cuando las chicas de #Colectivo estamos de festival. Cuando toca currar, se curra. El pasado sábado había un festivalazo en L’Hospitalet de Llobregat, tocaba cubrir el Let’s Festival y hacer una crónica en condiciones.

Pues nada, nos plantamos a las 21:30 en la sala Salamandra porque tocaban unos chicos de allí, Cyan decían mis compañeras catalanas que se llamaban. Yo estaba un poco preocupada con dónde dejaría el bolso, la chaqueta, el pañuelo… En fin, que mientras me debatía en esa duda existencial de si dejar las cosas en el guardarropa o no, casi se me pasa todo el concierto. Pero oye, que estos chicos sonaron fantásticamente y “Colectivo de Raro Propósito” la clavaron.

Decidí dejar todo en el guardarropa porque yo había ido a darlo todo con Second y no iba a haber bolso o chaqueta que me lo fuera a impedir.

Cuando vi salir uno a uno a los murcianicos con su traje espacial diseñado para el teletransporte, ya no hubo quien me parara. Del teletransporte a 2502 me volví psicopática. Mi antiyó no dejaba de gritarles ¡muérdeme! y entre serpientes, caramelos envenenados y no sé qué fórmulas físicas de distancia y velocidad (disculpadme, es que soy de letras) Second me llevó a su Rincón Exquisito y ya no pude hacer N.A.D.A para evitar la autodestrucción. Y como las pequeñas dosis nunca son letales me lancé a rodar como si no existiese un mañana.

El resultado final fue que acabé hecha un asco, el pelo pegado a la cabeza, del perfume ya no quedaba ni rastro y las medias prácticamente se me habían fundido con la piel. Eso sí, más contenta que unas castañuelas por haberme entregado en cuerpo y alma a mis adorados murcianos y con el pecho tan henchido que me río yo de los push-up. ¡Grandes mis Second!

La hidratación es muy importante y yo no soy quién para discutirlo, así que me fui directa a la barra. Lo que son las cosas, me encontré con un montón de gente conocida y cuando Izal comenzó a tocar yo ya estaba liada a hablar con unos y con otras, lo de volver a mi sitio era ya misión imposible.

Total, que como a estos chicos este año me los voy a encontrar tocando hasta en los pasos de procesiones, pensé que tampoco pasaba nada si esta vez me dedicaba a socializar y hacer de relaciones públicas, alguien tiene que hacer el trabajo duro y llevar seguidores al blog y a las redes sociales, ¿no? Pero que sepáis que “Qué bien” y “La Mujer de Verde” en directo molan mucho.

CRÓNICA “DE RARO PROPÓSITO” DE IZAL

Llevábamos mucho tiempo planificando el sábado, el 8 de marzo debía quedar en nuestras memorias como EL DÍA, EL CONCIERTO, EL EVENTO, así, en mayúsculas. Me gustaría deciros que fue así, pero tres amigos de viaje llamados Aperol, Cerveza y Jäger me han matado algún que otro recuerdo, eso sí, el concierto de Izal en el Let´s Festival no me lo quitan ni con agua calienta ¡ay ay ay qué maravilla!

Tras una BBQ pelín etílica, una sesión de belleza que ni en un salón de los caros, una carrera de F1 por la C58 y una última previa al llegar a Hospitalet, entramos a Salamandra, vamos, que apuramos un poco más y nos perdemos a los catalanes del cartel, nuestros padrinos, Cyan. Pero ¿sabéis la tradición esa de que los padrinos dejan de regalarte cosas y de comprarte la mona cuando haces la comunión? Pues algo así nos debió pasar, porque al final ni dedicatoria, ni vídeo, ni ná de ná… Eso sí, lo dimos todo cuando sonó “Colectivo de Raro Propósito”. Os preguntaréis, ¿cómo se acuerda? Pues porque he visto el vídeo que han colgado los “amigos” del blog Música Crónica en que se me ve perdiendo la dignidad de una forma brutal y es que está claro que hay noches que se van de las manos. Por lo demás, “Ballet mental” y “Turistas heridos” sonaron muy bien y creo recordar que, esta vez, Javi no se subió a ningún instrumento, aunque eso igual pasó y lo he olvidado.

Después llegó el turno de los murcianos. Second subían al escenario y llegaban sus ordas de seguidores, venidos de todos los rincones de la península, a las primeras filas. Así que toca hidratarse, no vaya a ser que me dé el bajón y tengamos un disgusto, que después vienen mis madrileños y tengo que estar en plena forma. Aún así salté con “Psicopáticos”, rodé (literalmente, tengo algunos morados que lo atestiguan) con “Rodamos” y me emocioné con “Rincón exquisito”. Cuando el concierto llegaba a su fin, me hice sitio hasta primera fila para ver perfectamente a mis Izal y así fue como  acabé cazando una púa de Jorge del interior de mi vestido, cosa que no acabo de entender porque no llevaba escote. Definitivamente, si algún día deja la música, este muchacho se ganaría muy bien la vida como jugador de baloncesto o de golf, porque vamos, ¡qué puntería!

Tres horas después de haber entrado en Salamandra, creo que nunca he estado tanto rato dentro sin hacer alguna visitilla a la calle, subían al escenario mis Izal y ahí estaba yo, tan en primera fila que creo que Mikel podría denunciarme por acoso en algunas fotos que le he hecho ¡no pueden ser legales esos primeros planos!

Irónicamente empezamos con “Despedida”, para morirnos de “Hambre” y es que a más de uno le hincaríamos el diente, que bien se mueven, que sonrisa, que bonito todo. Luego vino una tal “Jenna Fischer” y nos atrapó ¿no os lo creéis? Es pura lógica, si les ha conquistado a ellos y a nosotras ellos nos tienen muertas de amor, sólo pueden pasar dos cosas, que ella también nos conquiste o que la odiemos profundamente, no hay más opciones y preferimos la primera, que somos cuquis 🙂

Tras dar “Palos de ciego”, nos teletransportamos al Sonorama con la magnífica “Qué bien”, incluso se escucharon gritos de “Escenario principal, escenario principal”. Creo que entre algún punto entre este momento, “Tu continente” y “Magia y efectos especiales” mi voz decidió abandonarme, lo curioso es que todavía no ha vuelto, así que aprovecho para hacer un llamamiento, si alguien se la encuentra que la dejé en el guardarropa, que este fin de semana vuelvo a Salamandra.

Cuando no podíamos estar más “on fire” por culpa de la canción erótico festival por excelencia “Tóxica”, los chicos nos regalan “Agujeros de gusano” y nos derretimos un poco, ¿a quién no le gustaría que nos cantaran al oído eso de “eres luz”? Así, en medio del “Pánico practico” de haber encontrado a Izal y de coincidir en el espacio con ellos, llegábamos al bis tras los tres “Epílogos”. Mikel nos decía eso de “Arrímate, arrímate” y como no, nos pegábamos todavía más, es que somos muy obedientes, no fuera a ser que cupiera un alfiler entre nosotras y el escenario.

En medio de importantes “Asuntos delicados” subían al escenario Javi de Cyan y Sean de Second, armado con su pandereta, para acompañar a Mikel en su “Prueba y error”. Por cierto, para una batería adicta como yo, ver a Fran, Sel y Alejandro tocar a la vez, fue algo así como un orgasmito… sólo hubiera sido superado con alguna baqueta para la colección, pero no estaba en el mejor estado para conseguirla.

Con “La mujer de verde” poníamos fin a una noche fantástica, llena de risas, bailes, cachondeo, fotos vergonzosas y Jäger. Una noche que milagrosamente no me ha dejado resaca, pero sí agujetas, muchas agujetas ¿Soy la única a la que le gustaría vivir en un “Día de la marmota” perpetuo para que este día se repita una y otra vez?

CRÓNICA “DE RARO PROPÓSITO”  DEL LET’S FESTIVAL (Escrita por  alguien que nunca estuvo allí)

Yo tenía mi billete para Barcelona, que digo billete, tenía hasta la tarjeta de embarque. Llevaba meses esperando que llegara el 8 de marzo para ver en directo a Cyan, Second e Izal, aunque el  verdadero “propósito” del viaje, era reunirnos todas las chicas del Colectivo. No os hacéis una idea de la ilusión y las ganas que tenía de volver a pisar Barcelona.

Pues bien, resumiendo mi semana “horribilis” el domingo noche empecé a sentirme mal, el lunes se murió un conocido, el miércoles terminaba en urgencias y el médico me prohibió viajar. Balance de la semana, 7 días metida en casa, tres salidas, tanatorio, urgencias y una misa funeral. Para el sábado por la mañana ya barajaba la posibilidad de saltar desde el acueducto.

Me lo he perdido todo. TODO. Cosa que tardaré años de terapia en superar, pero la cosa no termina aquí, no. Lo mejor del Colectivo es que nunca deja de sorprenderme y el sábado me llaman y me dicen que haga una crónica del Lets Festival, que todas van hacer una minicrónica desde su punto de vista y yo como parte del Colectivo tendría que hacerla también.  Y todavía habrá quien se pregunte porque nos llamamos “de raro propósito”.

No me quedó otra que recurrir a la auto-tortura de seguir el festival por Twitter e Instagram (gracias especialmente a Indiegentes TV, porque las niñas del colectivo estaban muy ocupadas Dios sabe haciendo qué, para hacer fotos, vídeos o alguna llamada teletransportadora). Me enchufé el Spotify y para culminar el martirio hasta me vi algunas  de las fotos que tengo de ellos. Prácticamente me falto ponerme a dar saltitos por la habitación, pero mi cuerpo no estaba para muchos trotes. Para mi sorpresa, disfruté como una enana. Debería ir a más conciertos desde mi cama, sin empujones, ni tíos de 1,90 delante. Claro que si estoy en mi cama no me importa tener tíos de de 1,90 delante… perdón, que me desvío… es la medicación que me confunde.

En resumen, que el Festival genial, vibré como loca cuando Cyan cantó nuestra canción, aunque no escuché bien a Javi dedicárnosla, pero claro, había mucho ruido del Sálvame Deluxe,  Second geniales, con todos sus seguidores venidos de cualquier parte del planeta (creo que hasta vi algún seguidor de Second recién llegado de Ucrania) y de Izal, qué os voy a decir… que me gustan más que comer con los dedos,  fue ver esa sonrisa que me trae loca, subirme la fiebre y desmayarme, por ese orden. Ya no recuerdo nada más. Al día siguiente me desperté con dolor de cabeza, pero eso es por el Jäger seguro.

Sin título-1

#SomosColectivo (y sí, se nos va un poco… pero eso es lo divertido ¿no?)

Anuncios

2 Respuestas a “Crónica de Raro Propósito del paso del #Colectivo por el Let’s Festival 2014

  1. Pingback: Sonorama de raro propósito | Colectivo de Raro Propósito·

  2. Pingback: Sonorama de raro propósito 2016 | Colectivo de Raro Propósito·

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s