Emergentes #20 – Nocturnos

Generalmente, casi todas las bandas o artistas cuando para el público son emergentes, resulta que “lo de emerger” ya hace tiempo que lo dejaron atrás. Cuando tenemos conocimiento de su existencia es cuando se pone de manifiesto el trabajo que llevan realizando en cuanto a repertorio y a su directo. Este es el caso de los emergentes de esta semana.

Es posible que muchos de vosotros estéis conociendo ahora a Nocturnos, la banda formada por David Montijano (voz y guitarra), Alberto Pastor (bajo), Félix Barrios (guitarra y coros) y David Barrios (batería). Su LP Pequeñas Esperanzas (si pincháis sobre el nombre podréis leer el post que publicamos sobre él) está teniendo muy buena acogida por público y medios y su directo es, sencillamente, impecable y convincente; pero estos madrileños llevan trabajando en esa base de la que os hablaba desde el año 2007. En estos años han publicado un par de EP`s, han estado trabajando en su sonido y en cómo llevarlo al directo, se han dejado ver en los medios (radio, prensa, tv), se han reorganizado como banda y, cuando ya todo estaba claro y en orden, llegó el momento de  Pequeñas Esperanzas.

Nosotras, que estamos con la antenita puesta en todo momento para que no se nos despiste nada, no podíamos dejar pasar la oportunidad de conocerles un poco más y hemos querido hacerles protagonistas de nuestra sección de #Emergentes para, así, conocerlos y disfrutarlos más todavía. Esta es la entrevista que les hemos hecho y esto es lo que nos han contado, pero antes, creo que alguien os quiere saludar 😉

Lo normal es comenzar por el principio. Nocturnos son cuatro tipos que…

… Tienen un mismo propósito: ¡hacer lo que les gusta! Se trata de hacer música y que el público la valore. Y mientras pasarlo lo mejor posible.

En 2007 publicáis vuestro primer trabajo [Im]perfecto después de presentaros a certámenes de música, participar en programas de radio y televisión y no volvéis a publicar nada hasta el año 2013, un EP con vuestro mismo nombre. Seis años es un periodo de tiempo bastante largo ¿Fue un tiempo de encontrarse, afianzarse como banda, de cambios y reorganizarse?

Totalmente. Por Nocturnos han pasado ya diferentes miembros. Por fin ahora encontramos la estabilidad necesaria para dar un paso adelante. Se trata, sobre todo, de compromiso. Y de pasarlo bien con los compañeros de furgoneta. Por otro lado, estos años nos han hecho crecer “compositivamente” hablando. Ahora, además, conocemos mejor el negocio de la música y sabemos un poquito mejor qué camino seguir. Antes se trataba simplemente de tocar y tocar y tocar. Supongo que estábamos buscando una identidad propia.

Como decía en 2013 publicáis un EP homónimo que fue como una especie de adelanto de vuestro último trabajo Pequeñas Esperanzas. ¿Impaciencia por publicar o más bien un estudio de mercado antes de la publicación del LP?

Era una carta de presentación a medios y a nuevos oyentes. Después del parón que tuvimos era necesario. Antes de ese EP todo era autopromoción local y alguna red social. Se trataba de allanar el terreno para el disco. De hecho, las canciones del EP estaban extraídas del LP.

Hablemos ahora de vuestro LP, Pequeñas Esperanzas. Explicadnos el por qué del título. ¿Es así como sentís este trabajo y los temas que los componen, como esperanzas?

Sí. El disco es un punto de partida. Sabiendo cómo está el panorama musical, nuestra aspiración para este disco es darnos a conocer a un pequeño grupo de gente, hacer una pequeña gira, una buena promoción… Es dar un pequeño salto desde los circuitos de garitos de Madrid al circuito de salas de España. Se puede ver una analogía de esto en la misma portada. Un salto. En la portada no se ve muy bien si el personaje lo va a conseguir o no. Por eso la palabra esperanza. Nosotros haremos todo el trabajo posible para que así sea.

Pequeñas Esperanzas es un disco autoproducido. ¿Os sentís más cómodos produciendo vuestro trabajo o es circunstancial? ¿Qué inconvenientes y qué desventajas encontráis entre trabajar bajo un sello discográfico o de forma independiente?

Bueno, el disco es autoeditado. Es decir, no hemos tenido apoyo discográfico, pese a que sí que hubo por ahí alguna oferta. No la aceptamos porque las condiciones no nos parecían bien en ese momento. Sin embargo el disco si está producido por alguien externo a Nocturnos. Por un lado, Jean Louis Barragan, de La guardia (los de “Mil calles llevan hacia ti” de los 80) nos echó una mano en la preproducción del disco e incluso grabó guitarras en él. Además nos puso en contacto con diferentes discográficas y agencias.La producción la compartió con Sergio Molina (Sexy Sadie, Jet Lag) que sacó ese sonido que teníamos en la cabeza y que aportó muchísimas ideas en el plano artístico.

Una discográfica puede ayudarte gracias a sus recursos o puede hundirte si tiene otras bandas más importantes. Nosotros hemos apostado por la autoedición. Los gastos son nuestros pero los ingresos también. Eso no quita que en un futuro nos organicemos de otra forma. [Vale, realmente quería decir autoeditado, pero ha valido la pena el error porque la respuesta ha quedado muy completa :-)]

A simple vista, Pequeñas Esperanzas, se puede considerar un disco de canciones sencillas pero es más complejo de lo que puede parecer. ¿Como trabajáis las canciones para que tengan esa apariencia sencilla?

Partimos de un estribillo y cuatro acordes. A partir de ahí le vamos añadiendo arreglos y diferentes ritmos y partes. Buscamos letras sencillas pero siempre tienen un poco más de profundidad de lo que parece. Creo que el secreto es que, después de todos los arreglos, los diferentes instrumentos, efectos, etc. la canción la puedes seguir tocando con una guitarra y voz, y seguirá funcionando.

En varias ocasiones habéis manifestado que os inspiráis en historias de terceras personas. ¿Os resulta más cómodo que hablar de vuestras propias experiencias o es una forma de camuflar vuestras inquietudes y vivencias?

Dependiendo de la historia. A veces tiene mucho que ver con algo que me ha pasado. Otras, la letra es justo lo contrario a lo que pienso, hago o digo. Intento huir de la “autobiografía”, aunque en muchas canciones me vea reflejado algunas veces. De todas formas, entre las estrofas siempre se cuelan tus opiniones y tus inquietudes. No se puede evitar. Y eso hace que cantes la canción con más convicción si cabe.

Hace poco tuvimos ocasión de veros en concierto. Hablemos un poco de vuestro directo. En el concierto al que asistimos nos dio la sensación que predomina vuestra vena rockera sobre el sonido pop, hacéis participar al público… ¿Cómo preparáis vuestros conciertos? ¿Influye la ciudad o local en el que vayáis a tocar?

Tenemos alma rockera, es verdad. En el disco esto queda oculto por un sonido más refinado y trabajado. Sin embargo el directo es otra historia. Normalmente tenemos en cuenta el lugar donde vamos a tocar, pero no podemos evitar ser unos macarras. De todas formas, si hay que soltar el pedal del acelerador y ser más comedidos, se hace. Sabemos que los temas aguantan bien un tratamiento más light, más delicado.

Los conciertos en general los preparamos mucho. Mucho ensayo en el local. Muchas vueltas a los temas para que funcionen mejor en directo… Lo de la participación del público es totalmente aleatorio. Tenemos una guía de lo que hacer en uno o dos temas, pero lo demás suele ser improvisado en el momento.

En directo también dejáis patente la sencillez con la que os definís. Cuatro músicos con sus instrumentos sin más artificio. ¿Es vuestro concepto de cómo tiene que transmitirse vuestra música? ¿Qué opinión os merecen los conciertos concebidos como grandes espectáculos?

Hemos intentado alguna vez cambiar un poco la forma del directo. Más serio, formal. Pero al final, todo vuelve a su origen. Así que ya simplemente somos como somos en el directo. Puede tener sus detractores pero es lo que creemos que es más natural. Eso también lo ve el público. Y suele funcionar. Derriba un poco la pared que hay entre músico y aficionado que va a un concierto.

Los grandes conciertos espectáculo también tienen sus ventajas por supuesto. Está claro que si estuviera en nuestra mano, se barajaría hacer algo así. Sin embargo eso queda muy lejos…

Formasteis parte del cartel del Monkey Week 2014, un festival que apuesta por las bandas emergentes. ¿Qué os parecen estas iniciativas? ¿Cómo ha sido la experiencia?

La experiencia fue muy positiva. Más allá de unos conciertos puntuales. En el Monkey hemos entrado en contacto con muchos profesionales y hemos conseguido que nos pongan cara personalidades del mundo musical independiente. Es algo que muchos grupos llevan deseando mucho tiempo: tocar delante de promotores, agentes, discográficas, periodistas…

Ahora es hora de ponerse a trabajar y volver a contactar con esos profesionales y sacar conciertos, festivales, entrevistas…

Recientemente tocasteis en la Sala Sol de Madrid, también estaréis en Zaragoza ¿Cómo se presenta el final de año? ¿Estáis trabajando en nuevas canciones, quizás un próximo álbum?

Lo siguiente que tenemos es un homenaje a Los Piratas, que hacemos muy de vez en cuando. Tocamos todos los temazos de los de Vigo con Jesús, exguitarrista de Pignoise a la voz.

Después de Zaragoza tenemos más fechas que próximamente publicaremos. Volveremos a Barcelona, pero pondremos banderita también en otras ciudades…Y sí. Ya hay temas para el próximo disco. El año que viene lo tenemos.

Esta no sería una entrevista del #Colectivo si no hiciéramos nuestras preguntas “de raro propósito”. Vamos con ellas

¿De mayores querríais ser? Pequeños otra vez.

¿Qué superhéroe os gustaría ser? Ufff!! ¿Os acordáis de Ulises 31? La serie de dibujos? Pues ese.

Vuestro villano preferido. Cthulhu. (Vale, reconozco públicamente que he tenido que echar mano de San Google)

Una canción que reconocerías, con la boca chiquitita, haber cantado: Cualquiera del Fary. ¡¡Y a mucha honra!!

Una película de cabecera: Amanece que no es poco, Top Secret, Agárralo como puedas. Sí, sí. Ya sé que no son las típicas que diría un indie, pero es lo que hay. A Bergman ya le citan muchos.

Un disco para enmarcar: Sargeant Peppers Lonely Hearts Club Band. Pet Sounds. Black Sabbath. Dark side of the moon… Todos clásicazos.

¿Bigote o barba? Para dominar el mundo me pondría bigote de ese que en el extremo hace caracolillo. 

Por último, contadnos vuestros sueños: Todos tienen que ver con grandes tentáculos que asoman entre nubes escarlata en un mundo desolado. Eso y la paz mundial…

  Facebook TwitterYoutube

 #SomosColectivo

Anuncios

3 Respuestas a “Emergentes #20 – Nocturnos

  1. Pingback: Los mejores discos emergentes del 2014 | Colectivo de Raro Propósito·

  2. Pingback: Maryland despide Los años muertos en Madrid | Colectivo de Raro Propósito·

  3. Pingback: Nocturnos presenta “Hemos visto lobos” en Costello | Colectivo de Raro Propósito·

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s