Entrevista Paul Zinnard: “Mi sonido está dentro del terreno de la intuición y los sentimientos, no sabría definirlo porque si le pongo nombre tengo la sensación de que lo voy a perder.”

Paul Zinnard es el seudónimo de Carlos Oliver, un músico nacido en Palma de Mallorca y al que hemos entrevistado con motivo de su tercer disco en solitario. Pero como siempre, antes de entrar en la entrevista os vamos a presentar sus antecedentes por si hay algún despistado en la sala.

En 1998 fundó The Bolivians con los que grabó dos discos, The Bolivians (Rompeolas, 1999) y Midnight small talk (Rompeolas, 2000). Al año siguiente, tras la disolución del grupo formó The Pauls, una banda con la que grabó cinco  discos: The Champion of the world (WTR, 2002), Last Sunday (WTR, 2004), Miss Tokyo (WTR, 2007), A flair for dancing ( TMR, 2009) y Miss Tokyo meets her lover (TMR, 2010). Este último fue elegido mejor disco nacional del año por el programa Hoy empieza todo de Radio 3. Ese mismo año inició un camino paralelo en solitario, desde entonces ha publicado Songs of hatred and remorse (TMR, 2010), Orbit One (TMR, 2012) y el disco que vamos a desgranar en breves momento, Clean-Cut and Rude (2014).

Dicho esto vamos con la entrevista y es que no es por presumir, pero oye, nos ha quedado la mar de bonita 😉

Paul Zinnard
La primera pregunta es casi obligada ¿Por qué el nombre de Paul Zinnard?

Cuando tomé la decisión de hacer un disco en solitario tenía claro que quería usar un seudónimo, el nombre Paul fue una decisión fácil dado que mi banda se llamaba The Pauls. El apellido Zinnard lo saqué de un montaje que estuve preparando durante años en el que me inventaba un pintor olvidado de principios del siglo XX, pero que finalmente no llevé a cabo.

Tras años tocando en bandas, en 2010 decides emprender tu camino en solitario ¿cómo fue ese momento? ¿qué fue lo que te impulsó a ello?

Recuerdo que la decisión la tomé en un momento de agotamiento, el trabajo con la banda me tenía bastante harto porque era cada vez más difícil hacer conciertos por problemas de agenda de cada uno, y yo sentía la necesidad de tocar, así que de repente me imaginé tocando solo en un escenario y me sentí feliz un instante, así lo decidí del todo, visualizando cómo me iba a sentir.

Tu música parece estar inspirada en el rock, el folk, incluso en el jazz en algunos momentos, pero ¿cuáles son tus influencias más directas? ¿cómo defines tu sonido?

Creo que mis canciones se pueden defender en muchos estilos y formatos al haber sido concebidas a guitarra y voz. A mí siempre me han gustado todos los estilos y no me gusta definirme en uno solo. Si miro atrás en el tiempo, mis influencias más fuertes salen del rock y el pop, si tuviera que elegir me quedaría en estos dos géneros porque me resultan los menos ostentosos del mundo de la música. Odio cuando el jazz y la música clásica se ponen altivos, especialmente el jazz que nació en los bares. Mi sonido está dentro del terreno de la intuición y los sentimientos, no sabría definirlo porque si le pongo nombre tengo la sensación de que lo voy a perder.

Tus letras están muy trabajadas y como has dicho en varias ocasiones, cuentan historias basadas en cosas reales ¿en qué te inspiras realmente? ¿qué porcentaje está basado en realidad y qué porcentaje en imaginación?

Me motiva mucho la realidad para escribir, creo que no hay nada más emocionante que la verdad y a veces me veo trabajando como un detective que busca los hechos despojados de toda emoción. Pero la verdad también duele y hace daño y a veces nos convierte en personas non-gratas. Respecto a la imaginación es algo que no trabajo, como mucho trabajo la suposición cuando la verdad no me alcanza.

¿Cómo se disfruta más una actuación a solas o con banda?

Se disfruta más con banda, y cuanto más grande es la banda, más se disfruta. Lo que ocurre es que tocar solo se me hace una experiencia imprescindible. En parte, porque la responsabilidad con la que escribo los temas no es la misma que antes, creo que el hecho de plantearme defenderlos solo en un escenario me hace ser muy exigente con lo que escribo, y por otro lado, me ayuda mucho saberme autosuficiente en escena para establecer una buena comunicación con la banda durante el concierto.

Hacemos un parón en las preguntas para comentar una información que nuestros lectores deben conocer. En este disco, Clean-Cut and Rude, han desaparecido los arreglos de cuerda de los trabajos anteriores para dar paso a un quinteto eléctrico (que podéis ver en la foto que os mostramos a continuación) compuesto por Mauro Mietta al piano y al órgano, Cristian Chilo a la batería, Miguel de Lucas al bajo y Santi Guillen/Paul Zinnard a las guitarras. Dicho esto seguimos con la entrevista…

Paul Zinard


Ahora que nuestros lectores ya te conocen, hablemos de “Clean-Cut and Rude”:

Tenemos entendido que tus dos trabajos anteriores son una especie de continuación y que existe un tema “puente” llamado Again ¿ocurre algo similar con este tercer disco?

No, este disco es un punto y aparte respecto de los otros dos, es bastante distinto además en la concepción de las canciones y la manera de interpretarlas. Sí hay una canción rescatada del pasado que es You and I, pero pertenece a un pasado más lejano: cuando estaba en mi primera banda The Bolivians. El caso de Again es muy especial porque realmente se grabó para el primer disco, no funcionó esa grabación pero la estuve tocando en todos los conciertos posteriores, así que no había más remedio que incluirla en el siguiente disco.

Este disco ha sido escrito en menos de dos meses y no tardaste ni una semana en grabarlo, tú mismo has dicho “Casi vomité las canciones, y eso lo convierte en un disco arriesgado” ¿por qué esa urgencia?

En realidad no había urgencia, es decir, más urgencia de la habitual, solo que yo siempre había soñado con escribir canciones a buen ritmo como hacen los grandes compositores y nunca lo había conseguido, siempre me había costado mucho tiempo y dedicación. Pero esta vez me senté a trabajar y de repente llevaba un ritmo de canción por día, por supuesto que tuve muchas dudas de la calidad de esas canciones, pero una vez que las toqué con la banda en los ensayos todas las dudas desaparecieron.

Hemos leído que el disco se llama Clean-Cut and Rude porque para ti es casi el final de una maldición. ¿Puedes contarnos que historia hay tras este título?

En el 2005 fui a Nashville a grabar un disco que nunca salió al mercado, por varios motivos, pero principalmente porque el resultado no era el que esperaba. El título de ese disco iba a ser Clean-Cut and Rude y se quedó como una espina grabada muy profunda. En 2013 me volvió a pasar algo parecido aunque esta vez no me fui tan lejos a equivocarme, grabé el que iba a ser mi tercer disco en solitario y cuando estuvo acabado tampoco era lo que esperaba, así que al terminar esta grabación pensé que tenía que ponerle este título para desterrar la maldición para siempre, espero haberlo conseguido.

Nos gusta pedir a nuestros entrevistados que definan sus temas ¿vamos a ello?

  • All around the world – Es una canción de viajeros, creo que es la que transmite más alegría de todo el disco.
  • All day long – Es una canción de amor o más bien de la euforia que este puede producir.
  • You and I – Esta es la historia de una relación tormentosa de principio a fin, no estuve seguro de incluirla en el disco hasta el último segundo, y creo que se ha convertido en un tema fundamental del repertorio.
  • Rain or no rain – Tengo mucho cariño por esta canción que surgió de la nada, es decir que la escribí casi como ejercicio para seguir escribiendo y luego me resultaba la canción más original del disco.
  • John and Claire – Es una curiosa historia de un chico que quería ser millonario, para mí es una canción muy triste y que también me resulta algo extraña, casi como si no la hubiera escrito yo.
  • Red or blue – Nunca tuve intención de escribir una canción sobre la guerra nuclear, no es un tema que me preocupe ni sobre el que pretenda indagar, pero a veces las canciones se escriben solas y te ves casi como un instrumento de tu propia intuición. Espero que la cuestión no se ponga de moda.
  • Stop wasting my time – Esta una canción visceral que habla del tiempo perdido, del tiempo perdido de verdad que es el que se pasa esperando algo.
  • Beaches in the north – Esta canción es en parte un error, visité unas playas en la provincia de León en el pacífico nicaragüense y me causaron una gran impresión. Yo tenía la sensación de que iba hacia el norte cuando en realidad estaba yendo hacia el oeste. En cualquier caso, puedo decir que están al norte de alguna parte.


Hablemos de conciertos:

Comenzaste a presentar el disco en octubre, desde entonces has pasado por diversas salas y visitaste el Monkey Week ¿Cómo fue la presentación en la sala El Sol? ¿qué tal la respuesta del público?

Siempre es una gozada tocar en El Sol, es una de esas salas que respiran historia y te hacen esforzarte por estar a la altura. Creo que fue un gran concierto y una gran noche, dicen que los conciertos de una gira empiezan a salir bien a partir del quinto y siendo honesto, creo que tenemos aun margen para mejorar, pero si me garantizan que todos los conciertos van a ser como el del otro día en El Sol, firmo sin dudarlo, la comunión con el público fue perfecta.

Paul Zinard

¿Cómo definirías tu directo para alguien que no te hubiera visto nunca?

El directo que estamos haciendo con este disco es de apariencia muy clásica, como una banda de rock de los setenta, a primera vista no hay muchas diferencias. Pero buscamos la comunión con el público a toda costa, y sobre todo que nadie se vaya con la sensación de haber visto sólo un concierto sino de haber vivido una nueva experiencia sensorial.

No sería una de nuestras entrevistas si no incluyéramos unas preguntas “de raro propósito”:

  • Un tema que tocas cuando no tienes nada preparado. Me and Julio de Paul Simon
  • Si pudieras elegir un superpoder cual sería. La invisibilidad, la usaría para hacer trucos de magia y dar sustos, siempre me ha hecho ilusión.
  • Algún vicio confesable. Creo que he abandonado todos mis vicios menos el de escribir, y ese no lo puedo dejar porque me convierto en algo horrible.
  • Un disco que haya marcado tu vida. Dark Side of the Moon de Pink Floyd
  • Qué canción nunca te cansas de escuchar. Dirty Boulevard de Lou Reed
  • Un disco que te hayas comprado y que ahora te avergüence. No es que me avergüence de haberlo comprado, me avergüenzo de que me gustara en su momento, uno en solitario de Marcus Miller cuyo nombre no puedo recordar. Qué vergüenza.

Solemos acabar nuestras entrevistas con una petición. Sueña en alto… (y cuéntanoslo)

Que se sustituya todo el tiempo que las televisiones dedican al fútbol (que no al deporte) por tiempo dedicado a la música, el cine, el teatro, la filosofía y… pensándolo mejor… casi mejor que sigan con el fútbol. Que nos dejen en paz.

Acabamos el post con el último videoclip de Paul Zinnard correspondiente al tema “John and Claire” y que ha sido grabado en directo junto con Mauro Mietta, Cristian Chilo, Miguel de Lucas y Santi Guillén. ¡Dadle al play y disfrutad!

Si queréis saber más sobre este artista, podéis seguirle en sus redes sociales:

WebFacebookTwitter

#SomosColectivo

Anuncios

Una respuesta a “Entrevista Paul Zinnard: “Mi sonido está dentro del terreno de la intuición y los sentimientos, no sabría definirlo porque si le pongo nombre tengo la sensación de que lo voy a perder.”

  1. Pingback: Entrevista para Colectivo de Raro Propósito ‹ Paul Zinnard·

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s