Crónica del Polifonik Sound 2015

El viernes 26 de junio se daba el pistoletazo de salida oficial a la 7ª edición del Polifonik Sound Festival, el festival del verano en el Somontano. Una cita donde el sabor de la gastronomía de la provincia de Huesca con sus vinos, tapas y delicias varias, conviven con las algunas de las mejores bandas del indie nacional y, como ya es costumbre, alguna sorpresa internacional, convirtiendo así Barbastro en epicentro de la cultura y el ocio durante dos días.

En la jornada inaugural actuaron bandas marca de la casa como Will Spector y Los Fatus, Pecker y Hola Hola Hermanita, el donostiarra Pablo Martínez, alma de Dotore, los catalanes Dorian reinterpretando sus clásicos en el espectáculo ‘Diez años y un día’, los pamplonicas El Columpio Asesino y la sorpresa de la noche, según muchos de los presentes, los británicos King No-One. Algunos os preguntaréis ¿por qué no nos cuenta nada de ellos? ¿Por qué son tan escuetas?. La respuesta es sencilla, para nosotras era día laborable y no nos fue posible llegar desde Barcelona a tiempo, así que nuestro festival empezó el sábado.

Pero antes de contaros nuestra experiencia en el festival de Barbastro nos gustaría que os pusierais al día con King No-One, no porque creamos que el resto de artistas no estuvieran a su altura, sino porque estamos seguras que al igual que nosotras, a los nacionales los habréis podido disfrutar en algún momento u otro, pero a estos chicos es posible que no 😉

 

Sábado, 27 de junio
Escenario Huesca la magia de los festivales

Nuestra experiencia Polifónica, nuestro #PolifonikColectivo, como lo denominamos durante las últimas semanas, se iniciaba el sábado bien tempranito cogiendo un autobús en Barcelona. Por delante teníamos tres horas en las que además de dormir, jugar al Candy Crash y ponernos cada vez más nerviosas, comentábamos la jugada y dábamos una última escucha a algunas de las bandas que no conocíamos.

Escenario Huesca POlifonik

A eso de las 12h llegábamos al hotel y tras una sesión de chapa y pintura corríamos hacía el Escenario Huesca la magia de los festivales situada en la Plaza Julieta, un escenario situado en un espacio precioso y donde Domador finalizaba su concierto coincidiendo con nuestra llegada. La única pega que le encontramos al recinto es que no hay ni una sombra salvo cuatro paraguas colocados entre las dos barras, algo del todo insuficiente para los valientes que se habían acercado al lugar. El resultado fue que prácticamente todo el personal se encontraba refugiado en la parte izquierda al cobijo de los edificios durante buena parte de los dos primeros conciertos. Pero no penséis que el calor y la lejanía del público amilanaron a los Full, ni mucho menos. Ellos, acostumbrados a las altas temperaturas sevillanas, se encargaron de seguir caldeando el ambiente con temas extraídos en su mayoría de su primer trabajo, Mi primer Atraco, consiguiendo que algunos incondicionales de la banda se vinieran arriba y bailaran a pleno sol en las primeras filas ¡Un aplauso por estos valientes!

FULL Polifonik

Pasadas las 15h todo estaba listo para que Jero Romero y los suyos subieran al escenario, el calor era insoportable (entre 40 y 40768ºC, mi familia andaluza bien, gracias) y muchos éramos los que esperábamos ese concierto en las primeras filas. Habéis leído bien, nos incluimos entre los que esperaban porque cuando se trata del toledano ¡no hay dolor!, ya os hemos dicho en innumerables ocasiones que es como nuestra criptonita y que perdemos la objetividad con él. Pese a las altas temperaturas, “Los Jero Romero” se marcaron un bolazo en toda regla, eso sí, sudando la gota gorda y diciéndonos en varias ocasiones “estáis como cabras, pero gracias por venir”. El concierto se convirtió, como ya es costumbre, en un karaoke gigante donde todos corean sus canciones, sobre todo las de su primer trabajo Cabeza de León. Es divertidísimo ver a músicos y público disfrutan por igual ¡Una maravilla!

Jero Polifonik

Las encargadas de poner el broche de oro a la mañana fueron las simpáticas Caleidoscopicas Dj’s, quienes nos hicieron bailar olvidándonos de todo, incluso de que no había tinto de verano en el recinto y de la hora que se nos estaba haciendo 😉

Sábado, 27 de junio. Escenario Ambar

Ya en el hotel, duchita obligada, de nuevo chapa y pintura necesaria y sin mucha dilación nos vamos hacía el recinto, el problema ¡somos un desastre y nos perdimos! Sí, lo sé, perderse en Barbastro no debe ser muy normal, pero somos así y hay que querernos igual J ¿Por qué os cuento esto? Para que entendáis que no podemos contaros nada sobre la sesión de Balac DJ ni de la actuación de Minerva, de hecho cuando nos hicimos con nuestras acreditaciones y conseguimos llegar al Escenario Ambar, Minerva se encontraba en el último tema.

Nuestra experiencia en el Escenario Ambar se iniciaba con The bards, un quinteto de Huesca al que no conocíamos hasta que lo confirmaron en el festival y cuyo interés musical, según su FB, nos había llamado mucho la atención “Conseguir que la gente se dé cuenta de que realmente se nos ha ido la olla”. Poco público para el conciertazo que se marcaron estos chicos. Un concierto lleno de energía, presencia, vitalidad y actitud que nos dejó con ganas de más.

Los siguientes en subir al escenario fueron unos de nuestros grupos fetiche, los Pasajero. Aquí llegó mi segunda y última indignación del día, después de enterarme que en el festival no había tinto de verano, había poco público y para colmo muy parado. Podemos entender que no todo el mundo va a compartir nuestros gustos musicales, pero queridos, como consejo para un futuro cuando asistáis a un concierto ¡dejaros llevar por la música!. Dicho esto, vamos con el concierto que a nosotras nos pareció fantástico. Los madrileños llegaron a Barbastro con su último disco, Parque de atracciones, bajo el brazo y dispuestos a presentarlo como se merece y darlo todo se encontraran con lo que se encontraran. Así con temazos como ‘Protégelo’, ‘Parque de atracciones’, ‘Intocables’ o ‘Gente subterránea’… poco a poco, el ambiente se caldeaba y los que comenzaron con los brazos cruzados fueran moviendo sus cabecitas al ritmo de la batería de Josechu. El concierto se cerró de la mejor forma posible, con dos de las canciones más cañeras y más conocidas de su repertorio, ‘Borro mi nombre’ y ‘Autoconversación’, consiguiendo dejarnos con un magnifico sabor de boca.

Pasajero POlifonik

Cuando el concierto The Luka State empezaba el recinto ya presentaba una buena entrada, se notaba que la hora de cenar ya había pasado y que se acercaba la hora de las actuaciones más esperadas. Por cierto, ya que hablamos de la cena, nos vemos en la obligación de comentar que si por la mañana disfrutamos de grandes tapas, la noche no se quedó atrás en lo que a experiencia gastronómica se refiere, en el recinto ferial había puestos para todos los gustos, incluso para vegetarianos. Y dicho esto, sigamos con la experiencia musical porque The Luka State salieron a por todas, confirmando que la organización había acertado con su elección de grupos internacionales. En su primera visita a España, los británicos supieron darnos una sesión de rock and roll en vena del que destaco sus guitarras y la voz de Conrad, su vocalista y frontman. Estos chicos van a dar mucho de hablar ¡palabra de Colectivo!

A continuación, los Niños Mutantes eran los encargados de continuar con la fiesta frente a un público entregado desde el primer momento y es que muchos eran los que esperaban la actuación de los granadinos. Sonaron muchas de las canciones incluidas en su último trabajo, El Futuro, como ‘Hermana mía’, ‘Barronal’ o ‘Todo va a cambiar’. Pero la verdadera locura se desató cuando casi al final de la actuación sonaron algunos de sus temas más conocidos ‘Náufragos’, ‘Errante’, ‘Te favorece tanto estar callada’ o ‘La voz’. Muchos éramos los que saltábamos y cantábamos sin importarnos el asfixiante calor que en esos momentos volvía la atmosfera del recinto irrespirable, ¡está claro que los Mutantes son siempre una apuesta segura!

mutantes polifonik

Otros que demostraron sus tablas y experiencia fueron Helena Miquel y Oscar D’Aniello, o lo que es lo mismo Delafé y Las Flores Azules. Estos volvieron a mostrar que pasan los años y los discos, pero su directo sigue siendo impecable y contagia de buen rollo a todo el que se acerque a disfrutarla. Los catalanes desplegaron su pop con toques de hip hop e hicieron bailar el Escenario Ambar, que en esos momentos se encontraba totalmente abarrotado. Muchos serían los momentos que podríamos destacar, pero nos quedamos con los vividos en los temas ‘Enero En La Playa’, ‘Río Por No Llorar’, ‘No Te Dejaré Nunca’, ‘Cielo’ y en la parte final ‘Espíritu Santo’.

delafe polifonik

Bien entrada la madrugada y cuando muchos se mostraban exhaustos, llegaba el último directo y los Varry Brava salían dispuestos a poner patas arriba el recinto ¡y vaya si lo consiguieron! ¡Una auténtica locura! Entre otras muchas cosas, vimos ‘Fantasmas’, giramos y bailamos como locas aunque los de Orihuela se empeñarán en decirnos ‘No gires’, y por un momento creímos volvernos ‘Radioactivos’ del ‘Calor’ que se respiraba en el pabellón. Vamos que nos vinimos Arriva, incluso los Full se subieron al escenario con ellos, y todo ello sin necesidad de los 4 litros de bebida energética de los que hablan en su último trabajo 😉

Los encargados de cerrar la edición fueron los Veintiuno djs, un dúo que debe su nombre a la famosa sala de Huesca, una sesión con muchos altibajos, donde los cambios entre temas fueron un auténtico desastre, nunca pensé que echaría de menos el autotune y cometieron errores fragantes, desde nuestro punto de vista como hacer sonar 12 veces la frase “romper un silencio así no tiene perdón” y no pinchar completa ‘¿Por qué me llamas a estas horas?’ de Standstill, eso SÍ QUE NO TIENE PERDÓN. De todos modos, en su favor he de decir que el resto de los temas estuvieron muy bien elegidos y nos hicieron bailar de lo lindo hasta el final, pero lo de

Pero ya nos conocéis, no solo hablamos de conciertos. A continuación os exponemos las razones por las que no os debéis perder este pequeño gran festival el próximo año, nosotras tenemos muy claro una cosita: ¡Nosotras al Polifonik Sound volvemos!

  1. El Polifonik es ese lugar donde puedes estar en 1ª fila, irte a la barra y regresar a la misma posición sin perder a tus amigos ni tener líos con nadie.
  2. El Polifonik es un festival en el que no te tienes que preocupar por horarios intempestivos, carreras entre escenarios ni solapaciones de actuaciones.
  3. El Polifonik es un festival que te permite disfrutar de Barbastro y su gente, sin aglomeraciones ni caminatas eternas (salvo si eres un desastre con la orientación como nosotras).
  4. En el Polifonik no tendrás grandes grupos internacionales, pero los que van lo darán todo y saldrás diciendo ¿pero dónde han estado estos muchachos toda mi vida?
  5. En el Polifonik TODO, tanto bebida como comida, tiene precios razonables y populares. Eso es algo que se agradece muchísimo en los tiempos que corren.
  6. El Polifonik está hecho con mucho mimo y eso lo hace un festival cercano. Además al ser el primero del verano, le cogeréis cariño. Mucho cariño. Tanto, que desearéis volver año tras año.

En definitiva, grandes conciertos, buen ambiente, excelente trato, mucho baile y algo más de 2000 personas disfrutando del que ya se ha convertido en el festival de referencia en la zona del Somontano.  Cerramos el post con el vídeo con el que la organización da las gracias a los asistentes y lo hacemos así porque nuestro mensaje hacia ellos es el mismo “GRACIAS. NOS VEMOS EN 2016”

#SomosColectivo

Anuncios

Una respuesta a “Crónica del Polifonik Sound 2015

  1. Pingback: Polifonik Sound 2016 | Colectivo de Raro Propósito·

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s