Crónica del paso de Havalina por Sidecar (Bcn)

Viernes 9 de octubre de 2015. Son las diez de la noche y en plena Plaza Real de Barcelona una cola de esas que ya no se estilan en las salas de conciertos, da la vuelta a la Sala Sidecar. La razón de tanto revuelo es que Havalina volvían a pisar tierras catalanas para presentar su último trabajo Islas de cemento (Origami Records, 2015), tras su paso por el Let’s Festival de L’Hospitalet de Llobregat. Los madrileños son una de esas bandas que no arrastran masas, pero pueden presumir de contar con unos fieles seguidores que esperan deseosos las contadas visitas de la banda a la Ciudad Condal.

Pasaban las 22:30h cuando Manuel Cabezalí acompañado por Jaime Olmedo al bajo y Juan Diego Gosálvez, como colaboración especial, a la batería; abría la noche con “Cristales rotos sobre el asfalto mojado” y “La Atlántida empieza aquí”. Tras este breve paso por H (Origami Records, 2012) y los primeros saludos de rigor, nos zambullimos plenamente en el concierto con “La voz de él” e “Islas de cemento”. Todavía resonaban los riffs del anterior tema y empezábamos a sentir que nada sería lo mismo después de esta noche, cuando la arrolladora “Imperfección” hizo acto de presencia. A partir de este momento Sidecar se convirtió en un lugar frenético donde los presentes nos movimos a ritmo de la enérgica “Viaje al Sol” y de la provocativa, aunque siempre perfecta “Incursiones”.

El ambiente estaba caldeado, el público entregado y la sala se le estaba quedando pequeña al trío, así que como suelen hacer relajaron la tensión bajándonos las pulsaciones con “Ulmo”. A partir de aquí tuvimos la sensación de encontrarnos en una montaña rusa llena de subidas y bajadas, pasamos de hacer saltos mortales en “Un reloj de pulsera con la esfera rota” a descansar brevemente a la sombra del “El olmo centenario”, de hacer temblar los cimientos del edificio con “Dónde” a movernos sensualmente sintiendo como se inclinaba “La Pared”, de repasar el listado de “Objetos personales” a volver a coger carrerilla con “Luces” y “Desierto”. ¡Una locura!

Los acordes de “Norte” todavía sobrevolaban nuestras cabezas, cuando Cabezalí y los suyos abandonaban brevemente el escenario. Tras una ovación que hizo temblar Sidecar volvían a las tablas dispuestos a poner la nota nostálgica a la noche, pero que nadie crea que lo decimos porque la intensidad bajara ni mucho menos. El listón estaba muy alto y sin duda, a modo de recompensa a fiel público que les había acompañado, los de Madrid echaron mano de temas de sus primeros trabajos: Imperfección y Las Hojas secas (Origami Records, 2009 y 2010 respectivamente). Empezaron con “Sueños de esquimal”, siguieron con la rabiosa “Mamut” y pusieron el broche de oro a la velada con “Por la noche”, una balada que hacía tiempo no escuchábamos en directo y que consiguió hacernos abandonar Sidecar con la piel de gallina.

Todo esto tuvo lugar sin luces cegadoras y sin focos innecesarios dando dramatismo al entorno. Los Havalina se mostraron a pecho descubierto y volvieron a hacernos vibra como solo ellos saben ¡con su maravillosa música!. Después de esta gran noche no sabemos que pensaran el resto de asistentes encargados de abarrotar la sala, pero nosotras solo podemos añadir una cosa más ¿nos podemos quedar a vivir en un concierto de Havalina?, así no tendremos que echarles más de menos 😉

#SomosColectivo

Anuncios

Una respuesta a “Crónica del paso de Havalina por Sidecar (Bcn)

  1. Pingback: “Concierto a la carta” de Havalina en Madrid | Colectivo de Raro Propósito·

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s