Escuchando Elefantes en concierto en La Casa de Arriba de Vigo

Hay ocasiones que se hace difícil escribir la crónica de un concierto, no porque no  haya gustado, si no porque las palabras se quedan cortas para explicar lo que unos músicos transmiten y hacen sentir al público. Esto sucede con los conciertos de Escuchando Elefantes, plasmar por escrito lo que transmiten las voces de Carlos y Silvia es, casi, misión imposible pero lo intentaremos.

El sábado 7 de noviembre Escuchando Elefantes tocó en La Casa de Arriba de Vigo y, cuando tuvimos conocimiento del evento, lo primero que pensamos fue que el reducido aforo del local dejaría a muchos seguidores de la banda fuera pero, por otro lado, se presentaba como una magnífica oportunidad de disfrutar de un concierto más íntimo y cercano que en otras ocasiones. Lo primero se vio más que confirmado cuando, media hora antes de que diera comienzo el concierto, la sala ya estaba llena; lo segundo se corroboró a lo largo de las casi dos horas de concierto en las que la complicidad e interacción con el público fueron compañeras de las canciones que integraban el repertorio.

El público daba la bienvenida a Escuchado Elefantes cantando el cumpleaños feliz a Carlos que se mostraba sorprendido ante el recibimiento para dar comienzo con “Last Waltz” y, a medida que se sucedían temas como “Robin” o “Halleluyah”, dejaban patente que los micrófonos en esa sala estaban de más, no eran en absoluto necesarios.

Escuchando Elefantes 1

Carlos, quería rock and roll y no se cortó arrancándose con “Highway to Hell” de AC/DC o “Seven Nation Army” de The White Stripes. Entonces pareciera que nos hubieran leído el pensamiento porque dejaron a un lado los micrófonos para llenar la sala con sus portentosas voces interpertando “You’re A Stone” y “Sing Me A Son” así como “The House Of Rising Sun” o “Knocking on Heaven’s Door” a petición del público. Y como era la noche de Carlos éste también se unió a las peticiones y la voz de “hazles un Janis” Silvia nos dejó a todos boquiabiertos interpretando “Mercedes Benz” de la gran Janis Joplin sin más instrumento que su voz.

Escuchando Elefantes 2

Entre anécdotas, bromas y canciones como “The Rain”, “Burning Down The House” o “Garden’s Road”, llegó el final del concierto que, como viene siendo habitual, cerraron cantando entre el público “Forever Young”.

Esta crónica no es más que el relato de lo que sucedió una noche inusualmente calurosa de noviembre. Si lo que queréis es sentir como se os eriza la piel y dejaros llevar por el sonido de dos virtuosas voces que suenan arrolladoras como si de una sóla se tratase, para eso, asistid a un concierto en directo de Escuchando Elefantes.

#SomosColectivo

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s