De cuando Iván Ferreiro hizo espectáculo una noche de jueves

Iván Ferreiro ya venía avisando por redes sociales y prensa que el concierto del pasado 3 de diciembre en el Auditorio Mar de Vigo sería especial y así fue. Lo fue por muchos motivos el primero, un concierto con un repertorio de, si no me falla la memoria, 28 canciones; el segundo, un fantástico repaso por su trayectoria musical y el tercero, la demostración de que dos hombres con una guitarra y unos teclados, son capaces de emocionar y llenarlo absolutamente todo de música del mismo modo que lo podría hacer una orquesta filarmónica.

Aunque el concierto estaba previsto para las 21:30, las agujas del reloj estaban casi en las 22:00 cuando Iván y Amaro Ferreiro se presentaban ante un auditorio que no se encontraba al completo pero sí con un buen aforo a pesar de ser entre semana. Sólo fue necesario que Ferreiro comenzara con “Me Toca Tirar” y “El Bosón de Higgs” para que a esta redactora se le pusiera la piel de gallina y así se quedase hasta el final del concierto, pero entre ese principio y el nunca deseado final, sucedieron muchas otras cosas.

IVAN FERREIRO 1

Iván se puso cómodo, empezó por aflojarse la corbata para, finalmente deshacerse de ella, remangarse y quitarse el chaleco. Ya como en casa y acompañado de su copa de vino, en una primera parte del recital, ofreció un delicioso repaso por temas de sus primeros trabajos junto con canciones más recientes. Disfrutamos enormemente escuchando clásicos como “Extraña Pobreza”, “Ciudadano A”, “Mi Furia Paranoica”, “El Equilibrio es Imposible”, “SPNB” o una emocionante “M” mezclados con “Alien Vs Predator”, “Cómo Conocí a Vuestra Madre” o “El Fin de la Eternidad” y sin faltar una de sus más recientes creaciones,”Dies Irae”, canción que hizo para la trilogía de César Pérez Gellida, interpretada originariamente por Bunbury y Santi Balmes. Mención especial a la interpretación de “Tristeza” en la que Iván Ferreiro hizo un alarde de dominio de voz. Interpretar una voz de tonos graves para, seguidamente, hacer la voz de sonidos agudos que correspondería a una mujer sin despeinarse, no es algo que esté al alcance de todo el mundo.

IVAN FERREIRO4

Iván y Amaro dejan el escenario para, al poco tiempo, salir de nuevo Ferreiro y dar comienzo a la que yo considero la segunda parte del concierto, la que dedicó a hacer versiones de las canciones, digamos claramente, que a él le dio la gana y, digamoslo también, con acertado criterio para mi gusto. Fue cuando escuchamos en su voz y acompañado de teclados “7 segundos” de Los Rodríguez, “Cadillac Solitario” de Loquillo, “Bueno, Averno” de Egon Sonda (reconozco públicamente que me hizo inmensamente feliz con esta canción) o “Vidas Cruzadas” de Quique González. Sinceramente, fue realmente delicioso.

IVAN FERREIRO3

Enfilábamos la recta final del concierto, karaoke colectivo con “Años 80” y “Promesas Que No Valen Nada” y, ya con Amaro Ferreiro  y su guitarra acompañándole,  “Piensa en Frío”, “El Dormilón” y una de esas cosas alucinantes que Iván hace como nadie, enlazar canciones de forma mágica. Y así nos llegó al corazoncito con “Diecinueve” de Maga para enganchar con “Turnedo” y quedárselo para siempre. Final, público en pie aplaudiendo e Iván y Amaro se fundían en un abrazo.

Hay artistas de los que me considero gran admiradora y, a duras penas, me sé la letra de media docena de sus canciones; tampoco considero que sea necesario, limitarse a escuchar y disfrutar de su talento es más que suficiente. Eso me pasa con muy pocos e Iván Ferreiro es uno de ellos.

#SomosColectivo

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s