Entrevistamos a Herminia Martínez, coordinadora de Girando por salas

En 2010 el circuito de bandas emergentes se encontraba en un momento más difícil del habitual, salir de su comunidad para difundir su música más allá de redes sociales o plataformas de streaming parecía una utopía. Por suerte, surgió el circuito Girando por salas, una iniciativa del Ministerio de Educación Cultura y Deporte, a través del INAEM, en colaboración con la Federación coordinadora del circuito de Músicas Populares formada por distintas asociaciones, discográficas, promotores, managers y músicos, cuyo propósito era ayudar a bandas emergentes a difundir su música en locales de todo el Estado y crear una vía de escape más allá de la oferta de festivales que a día de hoy parece la única forma rentable de ofrecer música en directo.

Seguramente ya sabréis como funciona, pero por si hay algún despistado os ponemos en situación. Para formar parte de esta iniciativa, los grupos o solistas deben inscribirse como candidatos. De entre todos los presentados que cumplan los requisitos, un comité integrado por un representante de cada una de las asociaciones que conforman la Federación Coordinadora del Circuito de Músicas Populares realizará una selección que se complementará con una votación abierta al público de manera que los 20 grupos más votados por el público recibirán un voto extra para el proceso de selección. ¿Con que problema nos encontramos? Pues que como toda votación popular, no siempre culmina al gusto de todos. Algo que ha llevado a algunos a criticar que esta iniciativa apoye a algunos grupos que muchos ya no consideran emergentes. Críticas que a nuestra forma de ver no son del todo acertadas, ya que precisamente uno de los grandes males de la industria musical de nuestro país es que una banda puede ser reconocida y a la vez no colgar el cartel de “no hay entradas” en una sala de tamaño medio.

Para conocer más en profundidad el proyecto y para saber la opinión sobre algunos de los aspectos más cuestionados de la selección de bandas, hemos lanzado una batería de preguntas a Herminia Martínez García, coordinadora de Girando por salas. Este es el resultado 😉

girando por salas gps destacada

Cuando en 2010 nació el proyecto se planteó como un proyecto a largo plazo, pero con la llegada de la crisis, los recortes en muchos Ministerios… ¿Tuvisteis alguna vez dudas sobre la continuidad del mismo? ¿Habéis visto en algún momento dudas por parte del INAEM (Instituto Nacional de las Artes Escénicas y la Música)?

Lo primero decir que el INAEM nunca nos ha comunicado dudas en cuanto a la continuidad del proyecto. Desde la oficina GPS, como humanos, tuvimos algo de miedo con el cambio de partido en el gobierno (del PSOE al PP) en el año 2011. Con la crisis hubo un recorte fuerte de la tercera a la cuarta convocatoria, pero los últimos 2 años el presupuesto ha ido aumentando poco a poco, así que confiamos que haya GPS por muchos años más.

“Ser un grupo o artista emergente. Se considera que un grupo o artista es emergente cuando ha publicado con el mismo nombre artístico, un mínimo de un trabajo editado (EP o LP) y un máximo de 3 LP. No se tendrán en cuenta en este cómputo los discos recopilatorios, remixes o grabaciones en directo en los que el 80 % de los temas hayan sido editados previamente en otros discos del mismo artista”

Muchos han criticado que consideréis emergente un grupo o artista que cumpla este requisito ya que consideran que es un abanico demasiado amplio ¿os habéis planteado cambiar este requisito en algún momento?

En alguna ocasión se ha discutido reducir de 3 a 2 el número de LPs publicados, pero tampoco el número de álbumes es definitorio en la carrera de un artista. Es cierto que la mayoría de los grupos que entran en GPS lo hacen con su primer o segundo LP, pero en esta edición, por ejemplo, están The Soul Jacket o Pablo Und Destruktion con 3 álbumes ¿de verdad estos grupos no necesitan la ayuda de GPS? ¿los considerarías consolidados?

También hemos leído comentarios sobre el hecho de dar demasiada importancia al soporte físico, aunque actualmente pueden presentarse también artistas que solo tengan su trabajo en formato digital siempre que cumpla unos requisitos (podéis leerlos aquí) ¿Qué opináis del formato físico? ¿Creéis que quizás se está quedando obsoleto?

Cualquier grupo con un trabajo editado puede presentarse en GPS, da igual que sea en formato físico o digital, ahí no hacemos diferenciaciones. Eso sí, no vale tener varias canciones sueltas, entre otras cosas porque la duración de los conciertos debe ser, como mínimo, de una hora.

A título personal opino que es cierto que se está perdiendo el formato físico, pero si reducimos escuchar música al ordenador, con altavoces de ordenador, estamos perdiendo gran calidad de escucha de las canciones. Igual soy una romántica pero escuchar canciones con buenos altavoces en un formato de sonido que respete los matices (no mp3 ni el audio en Youtube) creo que sigue mereciendo la pena. Es como comer: no es lo mismo la comida rápida que un buen guiso.

“Tener un contrato en vigor con una compañía discográfica, oficina de contratación/management, pertenecer a una asociación de músicos o profesionales del espectáculo o demostrar que como autónomo se está dado de alta como músico o cantante en los epígrafes correspondientes del IAE”

Muchos se ha hablado sobre el requisito de vuestras bases que mostramos arriba ya que actualmente la mayoría de los miembros de las bandas son pluriempleados y cada vez se estila más eso del “do it yourself” ¿Qué es lo que se pretende con tal distinción siendo cada vez más complicada la profesionalización?

Uno de los objetivos principales de GPS es la profesionalización del sector, pero ojo, esto no significa que excluyamos a los grupos autoeditados o autogestionados. Si no tienes agencia que te ayude a buscar conciertos, si no tienes discográfica que te ayude a distribuir los discos, si no puedes facturar… entonces GPS correría el riesgo de caer en proyectos sin continuidad (muy respetables por supuesto) En GPS los grupos giran siempre fuera de su comunidad autónoma o a un mínimo de 300 km dentro de su misma comunidad. Para que haya público es necesaria una promoción y una producción previa a un concierto. Si el grupo tiene que hacerlo todo es probable que pierda eficacia. Aún así hay muchos grupos GPS que entraron con trabajos autoeditados y han buscado profesionales que apoyen su proyecto, por ejemplo Anaut, entró con un disco grabado gracias a crowdfunding y supieron aprovechar muy bien su paso por Girando Por Salas. En relación a las altas en la seguridad social, desde GPS hemos creado un vínculo fuerte con asociaciones y cooperativas de músicos que dan de alta a los artistas a muy bajo coste y si te fijas en las preguntas frecuentes de la web, basta con asociarse a una cooperativa para presentarse en GPS sin objeción alguna.

Con respecto a la elección de bandas. En GPS el público participa en la primera selección, pero finalmente es un comité integrado por un representante de cada una de las asociaciones que conforman la Federación Coordinadora del Circuito de Músicas Populares quien tiene la última palabra ¿Qué es lo que hace declinar la balanza a favor o no de una banda?

Antes de la reunión del comité cada jurado emite sus votos sin saber qué votan los demás. Al llegar a la reunión se desvelan los grupos más votados. En caso de empate suele primar el grupo que tenga voto del público, que sea de una comunidad autónoma con menor representación o que el estilo musical no esté aún representado. Buscamos siempre la diversidad, tanto geográfica como estilística. Eso sí, también se tiene en cuenta qué estilos están más representados en las inscripciones, por eso hay estilos que tienen más peso que otros, no lo decide el jurado, sino el número de inscritos.

Muchas bandas que actualmente están afianzadas en el panorama nacional han pasado por vuestro circuito: Cycle, We are Standard, Depedro, Mucho, León Benavente o Izal (cuya selección generó muchos artículos de descontento) ¿Orgullosos? ¿Alguna banda que os haya sorprendido?

Más que orgullosos, ver cómo un grupo inscrito va afianzando su carrera y aprovecha la oportunidad da sentido a este proyecto y al esfuerzo y cariño que la oficina pone en cada una de las giras que planteamos. Personalmente trabajé con Guadalupe Plata en la primera edición y ahora están imparables, igualmente con Maika Makovski, Jose Domingo… Las ayudas son las mismas para todos pero no todas las agencias ni grupos la aprovechan igual. Respecto a Izal, decir que cuando fueron seleccionados aún no habían sacado su segundo disco, fue un “reventón” que nos sorprendió a todos.

Hablemos también de las salas ¿Cómo funciona el proceso de selección? ¿Hay algún aspecto que os influya más que otros (historia, ubicación…)?

Para que una sala participe en GPS debe tener una programación estable y un rider profesional. El problema es que nosotros no podemos visitar todas las salas, nos basamos en sus webs, el rider que nos envían… y en alguna ocasión hemos tenido alguna sorpresa negativa, por eso les pedimos a los grupos que nos hagan un resumen de cada concierto.

Algunas salas se han quedado en el camino y siempre aparece alguna nueva en cada edición. Más que una anécdota en particular decir que no siempre tocar en una ciudad grande conlleva más público, muchos grupos se sorprenden de las cálidas acogidas de salas y público en lugares donde ellos nunca se hubieran planteado tocar. GPS es un proyecto para todo el estado, sean ciudades grandes o pequeñas. También señalar que es bonito ver cómo algunos grupos, tras terminar su gira GPS vuelven a estas salas porque quedaron contentos por ambas partes, se mantienen las relaciones iniciadas gracias al proyecto.

De todos los conciertos que habéis organizado ¿Hay alguno que recordéis especialmente?

Sin contar con el gusto musical personal que puede hacer que haya disfrutado más de unos conciertos que de otros, pienso que el más reconfortante fue el concierto aniversario tras la quinta convocatoria. Reunimos a grupos de cada una de las convocatorias, fue como una recolección de la cosecha tras cinco años de labor. La sala estaba llena de profesionales del sector que apoyan, aprecian y valoran la iniciativa; de público que les parecía muy atractivo el cartel; y de medios de comunicación que ya saben que GPS apoya a todas las ramas del sector de la música que, desgraciadamente en estos últimos años, necesita mucho de proyectos como GPS.

Ya que hablamos de este concierto en el que actuaron Dinero, Gecko Turner, Julián Maeso, Anaut y Pájaro Jack. ¿Para cuándo la siguiente fiesta?

El siguiente concierto fin de gira será el 28 de abril en la Sala Shoko de Madrid, pero el cartel aún no puedo desvelarlo… eso sí, serán grupos de la actual edición que creemos os gustarán mucho…

El mejor y el peor momento en estos seis años de trabajo.

En mi opinión supongo que el mejor y peor momento coinciden en el año que se inició GPS. Fue el mejor momento porque el INAEM dio luz verde al proyecto, pero se tuvo que hacer todo (convocatoria, inscripción de grupos y salas, selección, programación, comunicación y conciertos) en solo 4 meses. Estuvimos trabajando muy duro para hacerlo realidad, pero gracias a ese primer esfuerzo titánico ahora ya vamos a por la séptima convocatoria.

Pero no solo os conformáis con conciertos de ámbito nacional, desde que el circuito arrancara os habéis marcado el objetivo de la internacionalización y en estos años habéis colaborado con los Trans Musicales de Rennes, diversos Institutos Cervantes en Europa y el Monkey Week (podéis leer más aquí) ¿Qué tal la experiencia? ¿Puede llegar a convertirse en una prioridad?

En una prioridad no puede convertirse porque no olvidemos que son grupos emergentes, y como tales, necesitan afianzar su carrera antes de abrir nuevos mercados. Es más, en GPS muchos grupos tocan en comunidades autónomas en las que nunca habían tocado, así que si ya es nuevo para ellos nuevas comunidades, abrir nuevos países es un esfuerzo aún mayor. Piensa que para que el público asista debe saber quién es el grupo. Por eso en la internacionalización buscamos colaboraciones con ferias o festivales donde haya programadores, quienes sí pueden apostar por ellos en esos nuevos países. Con el Cervantes es diferente porque ellos tienen programación estable en sus sedes y hay un público que está interesado en la cultura española y confía en su programación. La experiencia siempre muy satisfactoria, siempre, a todos los grupos les hace mucha ilusión salir de España.

Por último, siempre solemos acabar nuestras entrevistas pidiendo que Soñéis en alto ¿qué le pedís al futuro? ¿Dónde os gustaría llegar?

Al futuro le pido más GPS, donde la gente además de criticar (que es muy fácil) plantee mejoras lógicas y factibles. En GPS siempre recogemos las críticas y las llevamos a discusión. Nunca satisfaremos a todos, pero por favor, que no solo se critique, también que se tenga en cuenta lo que hemos conseguido. No voy a decir nombres pero hay grupos que llevan más de 5 años en el sector y hasta que no entraron en GPS no sabían qué era darse de alta. Si queremos que la música sea una profesión hay que tratar a los músicos como profesionales. Y me gustaría llegar a un momento donde las licencias para hacer conciertos no sean tan trabajosas, donde los problemas municipales de ruidos sean equitativos con las salas. Hay tiendas de ropa con la música tan alta que molestan más que muchas salas, pero por alguna motivo, parece que las salas de conciertos aún tienen el estigma de garito sin apreciar que es el espacio natural de la música actual.

Hasta aquí nuestras dudas ¿Hay algo más que queráis comentar a nuestros lectores?

A vosotros muchas gracias por el interés en el proyecto; a los grupos, que sigan animándose a participar en GPS; a los medios especializados que abran hueco a los grupos emergentes; a las instituciones locales, que se lo pongan más fácil a las salas… Y que nos ayudéis a mejorar con vuestras ideas, no os quedéis solo con lo que os pueda parecer más o menos discutible, todo en esta vida en cuestionable y mejorable. Os aseguro que el trabajo que se hace en la oficina GPS se hace desde la profesionalidad, el amor por la música y el interés por que todo salga muy bien.

¡Muchísimas gracias Herminia! Esperamos que con esta extensa entrevista nuestros lectores hayan resuelto esas dudas que se han ido comentando a lo largo de estos seis años. Nosotras tenemos muy claro que seguiremos apoyando a este circuito porque si no fuera por ellos hay muchas bandas de las que no hubiéramos podido disfrutar.

¡Nos vemos en las salas!
#SomosColectivo

Anuncios

4 Respuestas a “Entrevistamos a Herminia Martínez, coordinadora de Girando por salas

  1. Pingback: Los bits de Belöp salen de gira con GPS | Colectivo de Raro Propósito·

  2. Pingback: El 28 de abril Concierto Fin de Gira GPS | Colectivo de Raro Propósito·

  3. Pingback: Informe Semanal #106 | Colectivo de Raro Propósito·

  4. Pingback: Arranca una nueva convocatoria del circuito GIRANDO POR SALAS | Colectivo de Raro Propósito·

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s