Eladio y Los Seres Queridos en casa con “Orden Invisible”

Nada mejor para saber si alguien te gusta que verle en su territorio y rodeado de los suyos. El 4 de marzo fui al concierto de Eladio y Los Seres Queridos en La Fábrica de Chocolate y me gustaron, mucho.

Lo cierto es que no era ni la primera, ni la segunda, ni la tercera vez que veía a Eladio y los suyos y también es cierto que me gustan muchas de sus canciones pero no fue hasta esa noche que saltó la chispa y después del gran concierto que dieron, tendría que tener una piedra en el pecho y la piel de plástico para que no me hicieran sentir algo diferente. Os preguntaréis qué sucedió, pues algo tan sencillo como que salieron a celebrar que tocaban entre los suyos sonando de forma soberbia. Se les veía tan cómodos en el escenario como si estuvieran en el sofá de su casa en zapatillas y chándal de algodón, transmitieron esa morriña que les caracteriza con garra y escasa tristeza, se mostraron rockeros, poperos y hasta electrónicos con descaro, orgullo y, por qué no, satisfacción y, de ese modo, arrancaron bailes, palmas, ovaciones y, sobretodo, respeto por un trabajo muy bien hecho.

eladio y los seres queridos cronica destacada

También merece elogio el repertorio, si bien es cierto que el peso del setlist lo llevó su último trabajo Orden Invisible (Esmerarte 2014), los temas escogidos de su anteriores álbumes  y e incluso de su etapa como Elodio y Los Seres Queridos, encajaron a la perfección con la madurez de las canciones de Orden Invisible.

El concierto comenzó de forma enérgica con “Niño Salvaje” y “Los Dinosaurios” para dar paso al tono nostálgico que les suele caracterizar con “Eternamente”, “Están Ustedes Unidos” y “Bella Durmiente”, algo que sirvió para coger impulso porque, el concierto, iba a ir a más en intensidad, y así suministraron con altas dosis de guitarras enérgicas a “Medidas Desesperadas” (canción que personalmente disfruté mucho), “Dispositivo Celestial” y “La Cruz”.

No sólo se limitaron a tocar, como suele ocurrir cuando estás entre amigos hubo lugar para confidencias y comentarios sobre cual fue el origen de algunas canciones y su significado. “Viviendo con Miedo” es el ejemplo de cuanto de subjetivo tiene la música, según Eladio la hicieron como reclamo de cariño y se entendió como un tema reivindicativo. Así es la música…

También se hicieron acompañar de amigos en el escenario y, como “compensación” por haber comprado la guitarra de Eladio, Ari Magritte aportó su dulce voz a dos temas tan emblemáticos y esperados por el público como “Non quero perderte” y “Tiempo Futuro” y, como era de esperar, tuvo lugar el momento “karaoke colectivo”. También había amigos entre el público y se hizo necesaria la mención y el saludo a Luis Ferreiro cuando llegó el turno de “Agardarei”.

Eladio y Los Seres Queridos 3

“Con el Corazón en la Mano” fue el inicio de un final de concierto frenético y electrónico y es que, como bien dijo Eladio, la hora se prestaba a eso. Con “Seremos Santos Inocentes” daban comienzo los, en este caso más que obligados, bises y “Espanha a las 8” y “Junto a Los Seres Queridos” dejaron el listón por todo lo alto de un concierto que, siendo largo, se hizo muy corto y eso solo es señal de una cosa, que lo gozamos mucho.

#SomosColectivo

Anuncios

Una respuesta a “Eladio y Los Seres Queridos en casa con “Orden Invisible”

  1. Pingback: Especial recomendaciones Sonorama Ribera 2017 | Colectivo de Raro Propósito·

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s