Emergentes #48 – Fizzy Soup

Hay una banda a la que le debíamos (sí habéis leído bien, debíamos) un hueco en nuestra sección de emergentes y por fin vamos a pagar esa deuda. Para quienes nos lean con asiduidad su nombre no les resultará desconocido porque, con cierta frecuencia, solemos mencionarles de una u otra forma, hablamos de Fizzy Soup.

Os preguntaréis el por qué de esta deuda, es fácil, de entrada cumplen los requisitos (tener publicado como máximo 2 LP’s) y, como extra, son una banda que se lo curran absolutamente todo por sí mismos. Sonia y Javi buscan la financiación para sus trabajos, aportan las ideas y participan en la elaboración de sus videoclips, se ponen en contacto con salas y organizadores de festivales para poder tocar y, por supuesto, escriben y componen sus canciones. Si el concepto “do it yourself” no estuviera inventado, lo harían ellos.

Pero esta es una forma muy simple y llana de explicar quienes son Fizzy Soup, como entienden la música y lo que supone dedicarse a ella. En la entrevista que les hemos hecho podréis conocerles mejor, descubrir como tratan de abrirse camino y comprender, lo que supone ser un emergente.

Fizzy Soup se formó como banda en el 2012 y desde entonces ha cambiado vuestra formación, habéis publicado vuestro primer LP, Wood Room, y sumáis un buen número de conciertos. ¿Cómo sido la evolución de la banda desde sus comienzos?

Creemos que está siendo una evolución muy positiva. Es cierto que, con todo el tiempo que le dedicamos a esto, a veces nos preguntamos cuándo llegará nuestro “gran momento”, pero desde hace un año estamos viviendo un montón de pequeños grandes momentos. Al principio íbamos a ciegas, descubriendo los entresijos de este mundo y desarrollando una manera de trabajar, hasta que nos sentamos y nos preguntamos a dónde queríamos llegar y decidimos mostrar lo que somos, entonces nació el vídeo “Acoustic at snow”, una nueva canción y una declaración de intenciones. Descubrimos que compartíamos ese sentimiento con muchas personas que además nos apoyaban, aquello desencadenó que quisiéramos ir a por todas, lleva mucho más trabajo pero tenemos claro que debemos ser nosotros quienes vayamos en busca de oportunidades, y no al revés.

Para la publicación de Wood Room iniciasteis una exitosa campaña de crowdfunding, éxito en gran medida debido a vuestro ingenio e iniciativa. ¿Qué supuso esta experiencia para vosotros? ¿Os habéis planteado volver a utilizarla para vuestro siguiente trabajo?

El tiempo que duró el crowdfunding fue agotador. Estábamos grabando Wood Room al mismo tiempo que nos las ingeniábamos para sacar adelante la campaña, que no es nada fácil, y también estábamos montando la gira de presentación, eran tres cosas que no habíamos hecho nunca, aquellos 40 días se nos hicieron eternos. Pero sacamos muchísimas cosas buenas de aquello, agudizamos el ingenio y aprendimos un sinfín de cosas. Sí que nos hemos planteado volver a hacer un segundo crowdfunding, no tenemos ni un duro, pero cuando haces una campaña de crowdfunding no estás solo recaudando dinero para sacar adelante tu proyecto, también te das a conocer, muestras el compromiso que tienes con él y pones a prueba tu trabajo, así que sí, habrá un segundo crowdfunding pronto.

Si algo caracteriza a Fizzy Soup es vuestra filosofía de hacer vosotros mismos todo el trabajo ¿Una forma de controlar todo el proceso, de dotar de mayor autenticidad vuestro trabajo o pura necesidad?

En un principio fue por necesidad, queríamos que Fizzy Soup saliera adelante y no podíamos esperar a que alguien llegara y nos sacara a flote. A medida que avanzábamos y desarrollábamos esta manera de trabajar nos dábamos cuenta de que era una seña de identidad muy importante para el grupo, además somos muy detallistas y nos gusta hacer las cosas de una manera muy personal, nos sentimos muy cómodos sabiendo que le ponemos cariño a cada cosa que hacemos y creemos que las personas que siguen nuestro trabajo lo sienten así.

Imagino que tal nivel de independencia no siempre significa que el trabajo sea más fácil. ¿Cuáles son las dificultades más frecuentes con las que os encontráis y cuáles las principales ventajas?

Pues la principal dificultad es que estamos constantemente desbordados, tenemos una pared y media llena de listas de cosas que hacer, dibujitos, esquemas… y una mesa con montones de papeles con más cosas que hacer, más dibujitos y letras. Y una desventaja muy gorda es que el hecho de ser independientes nos hace invisibles, hay muchas oportunidades a las que no tenemos acceso, por ejemplo: hace poco, después de recopilar todos los contactos que pudimos recopilar de internet, nos hemos montado en casa un “call center” y nos hemos dedicado a hacer mailing y a llamar a festivales a lo loco, y la grandísima mayoría lo flipan mucho cuando descubren que están hablando con el guitarrista del grupo, por lo general si no tienes agencia no tienes acceso, por eso siempre estamos pidiendo votos. El caso es que siempre estamos aprendiendo de esta forma de vida, hacemos lo que más nos gusta y podemos hacer cualquier locura que se nos ocurra en cualquier momento, y esas son grandes ventajas.

También os implicáis en todo el proceso de elaboración de los vídeos y siempre tratáis de darle un giro diferente buscando localizaciones y sonoridades diferentes. Las etiquetas y la forma convencional de concebir la música no están hechas para vosotros ¿no?

Lo has clavado, jeje. Pasamos mucho tiempo investigando, absorbiendo información artística sobre todo, y se pueden hacer grandes cosas como grupo de música, no sólo grabar discos y dar conciertos. Aún está muy presente ese “deber hacer”, que en la vida sería el “licenciarte, tener trabajo, echarte novi@ y casarte”, pero creemos que falta mucho por inventar e intentamos marcar la diferencia y disfrutar con nuevos retos. Y hablando de comparativas, encontramos muchos grupos que suenan a otros grupos, esto es normal si escuchas mucha música, pero a veces es un canteo que suene todo igual, es como si las influencias estuvieran mucho más presentes que la aportación creativa del autor. Nosotros buscamos algo auténtico, nos dan igual las etiquetas y no creemos en ese lema del “ya está todo inventado”, creemos en el arte y en la fuerza de expresión que tiene, con nuestro proyecto hemos encontrado un lenguaje para hacer arte, o lo que sea que hagamos.

Ya que hablamos de vídeos, vuestros trabajos han sido reconocidos con varios premios y, en concreto, “The Big Black Wolf”, dirigido por Adrian Langreo, estuvo nominado al PAMA 2015 como mejor vídeo musical. Debe ser una buena motivación para seguir con vuestro método de trabajo.

Sí que es motivador, hace que te lo creas y queda muy bonito en tu dossier, jeje. Además de la visibilidad que da recibir premios o simplemente superar una semifinal, nos damos cuenta de que nuestro trabajo está siendo reconocido por jurados profesionales en convocatorias en las que participan cientos de bandas y equipos audiovisuales con muchísima trayectoria y experiencia, es alucinante.

Vamos con vuestro directo. Quienes han asistido a vuestros conciertos dicen que son muy dinámicos y las canciones adquieren una dimensión diferente a como suenan en su grabación ¿Cómo preparáis los conciertos y qué nos vamos a encontrar en un concierto de Fizzy Soup?

En directo hacemos lo que nos gustaría ver si fuéramos parte del público, no tiene nada que ver la sensación de escuchar un disco mientras vas conduciendo con la de presenciar un espectáculo. Con un disco el corazón se te acelera cuando te abstraes en la imaginación, con los paisajes… en un concierto te dan escalofríos cuando se puede notar el sentimiento de los músicos, en el escenario hay personas tocando para ti, pero al mismo tiempo están tocando para ellos, sintiendo cada nota. Cada vez que tocamos lo vivimos como una experiencia única, somos unos románticos, preparamos los conciertos con cariño, probando muchas cosas y dejándonos llevar por los temas.

Ganadores del concurso de bandas para tocar en la edición del 2015 del Festival Gigante, ganadores de bandas del Bdcoder 2015 ¿Qué opinión os merecen este tipo de concursos y certámenes?

Son una locura, para la mayoría hay que estar pidiendo votos todo el día para conseguir clasificarse, y a veces tenemos la sensación de que hay gente que empieza a odiarnos, aunque por otra parte hay personas que se involucran mucho y te apoya todo lo que pueden. Luego pasas por un jurado o por una batalla en directo en la que hay mucho nivel, es todo un reto, y cuando lo consigues, antes de poder ser consciente de lo que está pasando, estás en un escenario enorme y un rato después vuelves a tu casa con un puñado de nuevos seguidores. Anécdota: cuando llegamos al Independance a la batalla de bandas del Dcode, nos encontramos con un montón de músicos descargando instrumentos, afinando guitarras y repasando canciones, nos recordó un montón a las películas sobre los concursos de los años 50 en las que el protagonista lo petaba para siempre. Hicimos muchos amigos pero no lo petamos para siempre.

Después de haber pasado por los escenarios de dos grandes festivales ¿Qué supuso para vosotros esta experiencia?

Fue un poco agobiante, después de ganar un hueco en el cartel, empezar a recibir papeleo que no habíamos visto en la vida tener que responder a cuestiones a las que suele contestar un manager. Tampoco llevábamos técnico de sonido ni de luces propios, sólo teníamos a unos cuantos amigos echándonos una mano, pero lo pasamos muy bien. Pudimos aprender un poco cómo funciona la organización de los festivales, hay mucha mucha gente trabajando detrás de los escenarios, también moló mucho poder subir a los escenarios a ver a grandes bandas tocando a unos pocos metros, y la experiencia de tocar en festivales así es brutal.

Siguiendo con los grandes festivales, hay quien se queja de la similitud en cuanto a la programación de la mayor parte de los festivales ¿Cuál es vuestra opinión? ¿Se facilita el acceso al público mayoritario de bandas “pequeñas”?

La verdad es que con esto de intentar entrar en festivales llevamos un tiempo investigando cómo se organizan, y lo que hemos encontrado es que se mueven a niveles muy altos, antes de que puedas imaginarlo ya está todo el pescado vendido. Hay personas que nos dicen que van a ir a tal festival y que les gustaría vernos allí, que por qué no les mandamos un mensaje, ojalá fuera tan fácil. Hace poco Javi , en una de sus llamadas a festivales para ver si colaba, contactó con un tipo muy simpático que nos explicó un poco cómo funciona: él organiza un par de festivales y a su vez tiene una agencia de promoción y management, se van a Londres y pillan un mega cabeza de cartel que a veces va acompañado de otros cuantos, como una especie de “pack de bandas”, después rellenan el cartel con las bandas de su propia agencia. Y a su vez esa agencia ofrece packs de sus grupos a otros festivales, que organizan otras agencias con otros grupos. De ahí la similitud de la mayor parte de los festivales, es un bucle. La mayoría de los festivales de gran formato cierran alrededor del 80% o 90% del cartel con este sistema, y el otro 10% es inaccesible para bandas como nosotros. También tenemos que decir que hemos contactado con algunos festivales que programan en base a sus gustos musicales, poniéndole ilusión y apostando por la música en la que creen. Cada vez vemos que más personas se quejan de la similitud de los carteles de los festivales, pero aún así hay una gran cantidad de público que acude a muchos festivales y va a ver a las mismas bandas una y otra vez, mientras que el escenario en el que tocan las bandas más pequeñas está vacío.

Teníais previsto publicar vuestro segundo disco a finales de 2015 pero el accidente sufrido por Javi ha retrasado vuestros planes ¿En qué proceso está la grabación de vuestro segundo trabajo y para cuándo pensáis que podría publicarse? ¿Hay planes de gira para el 2016?

Después del accidente todo se quedó paralizado, no sabíamos cual iba a ser el resultado de aquella desventura, muchos temas se quedaron a medias. Ahora por fin estamos pudiendo retomar el proyecto de grabación de segundo disco, pero justo en estas fechas nuestro plan era estar haciendo gira, así que estamos cerrando conciertos para lo que queda de temporada, cosa complicada porque estamos organizando y retomando muchas cosas, y en verano cruzamos dedos para tocar en más de un festival, así que si todo va según lo previsto esperamos tener el disco entre nuestras manos en otoño y presentarlo en una gira.

Sois muy activos por redes sociales ¿Hasta qué punto consideráis que son importantes para promocionar la música?

Consideramos que son muy importantes o hasta fundamentales para promocionar la música, al menos de bandas que se encuentran en las mismas circunstancias que nosotros. No tenemos publicidad en grandes vallas, en la radio o la televisión, de modo que, aparte de las actuaciones, las redes sociales son nuestro único escaparate. Además son medios que están en constante movimiento, es decir, que el flujo de información es tal que si no estás presente casi a diario y si no te las ingenias, es muy complicado hacerte ver y escuchar. Nosotros mismos, como la mayoría de usuarios, reaccionamos y nos interesamos por la información que se presenta ante nosotros, ya sea en los muros o mediante notificaciones, pero en raras excepciones somos los usuarios quienes buscamos el contenido, no somos esa persona que baja al kiosko a comprar el periódico o a la librería en busca de información, y es algo que cada vez notamos más, así que hay que estar ahí constantemente, si no lo haces es muy fácil desaparecer.

Llega el turno del “cuestionario de raro propósito”

  • ¿Qué serie de televisión sería Fizzy Soup?

¡Uf! No se parece a nada que hayamos visto, pero quizá sería una fusión entre Flight of de Conchords, Hora de Aventuras y Bored to Death.

  • El lugar más extraño en el que hayáis tocado

En una iglesia abandonada, con bastante miedo a que hubiera un derrumbamiento.

  • ¿Cuál es la receta para una sopa con burbujas?

Una alfombra rollo persa, lucecitas chachis, música, cerveza, un cuaderno y un lápiz.

  • Una canción para despedir al mundo

Si tuviéramos una guitarra cerca en ese momento, que es muy probable, seguramente haríamos nuestro propio homenaje para el fin del mundo.

  • Tres deseos que le pediríais al genio de la lámpara

Una furgoneta voladora, llegar a fin de mes, y cómo no, liberar al genio de la lampara como prometió Aladdín.

Nunca ha sido tan gratificante saldar una deuda…  Cerramos la entrevista con este maravilloso acústico que nos han regalado, nos salen corazoncitos de los ojos cada vez que lo vemos. ¡Dadle al play y disfrutad! Muchísimas gracias Sonia y Javi 🙂

#SomosColectivo

Anuncios

5 Respuestas a “Emergentes #48 – Fizzy Soup

  1. Pingback: Fizzy Soup salen de gira con su EP “We Do This” | Colectivo de Raro Propósito·

  2. Pingback: Sandevid Festival abre las puertas a los nuevos talentos de la música independiente | Colectivo de Raro Propósito·

  3. Pingback: Especial recomendaciones Sonorama Ribera 2016 | Colectivo de Raro Propósito·

  4. Pingback: Llega la 1º edición del Welcome Autumn Festival | Colectivo de Raro Propósito·

  5. Pingback: ‘Not so far’ de Fizzy Soup | Colectivo de Raro Propósito·

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s