¡Larga vida al Surfing The Lerez!

Desde que hace 3 años asistí al festival Surfing The Lerez por primera vez, es una cita que tengo marcada como imprescindible en mi agenda. Las razones son fundamentalmente tres, primero porque la localización es fantástica, en A Illa das Esculturas, un idílico entorno natural situado en el río Lérez y en la misma ciudad de Pontevedra. La segunda, es un festival solidario. Llamadme romántica pero me gusta saber que se pueden cambiar cosas a nada de voluntad que pongamos y si hay música de por medio, me gusta más todavía. Y la tercera, el ambiente que se respira en el festival. Es un gozada pasar el día entre gente de todas las edades y condiciones, acompañados de sus perros y niños y, todos juntos, disfrutando de la música. Una de las ventajas de que sea un festival de día que, por mucho que nos guste la noche, la luz y el sol también son buenos compañeros de fiesta.

Surfing 1

Este año la organización se presentaba con dos novedades, por un lado, el festival se celebraría en dos jornadas y, por otro, el cartel estaría formado, en su totalidad, por bandas gallegas. Tanto lo uno como lo otro, nos sorprendió muy gratamente y, a la vista del resultado final, a la inmensa mayoría de los asistentes.

Después de que durante la semana previa se realizasen actividades y conciertos en diferentes localizaciones de la ciudad, el Surfing The Lerez 2016 arrancaba el viernes 17, día en el que tocaban Tractor Troy, Los Chavales, Samesugas, The Phantom Keys y The Limboos, una jornada más que interesante y a la que no me fue posible asistir (ya sabéis tenemos responsabilidades que atender para que después podamos contaros nuestras andanzas) por eso que decidí que abriría la jornada del sábado junto con los vigueses Antifrágil que se estrenaban en la agenda festivalera. Lo cierto es que una propone y los astros disponen y, a pesar de todos mis esfuerzos por estar a las 12:15 en el escenario Mahou cinco estrellas para el comienzo del concierto, todo lo que conseguí fue, escuchar los dos últimos temas, marcarme un buen baile con “Mejor” y hacerles una foto. Menos da una piedra…

Antifrágil

En el escenario Broker’s Gin sonaba de forma brutal Jhonander mientras yo me situaba en el recinto (mi “accidentada” llegada no me lo había permitido hasta ese momento). Eché un vistazo a las zonas de restauración y sus precios, muy buenos por cierto, a los puntos de recogida de comida y las zonas de actividades para niños, así que, cuando me quise dar cuenta ya estaban tocando en el escenario Mahou cinco estrellas The Phantom Dragsters. La banda orensana me sorprendió muy gratamente, en redes sociales hacíamos la broma de que surfeaban bien para ser de Orense, pero lo cierto es que sonaban mejor que bien, un sonido surf impecable que atrapaba tema tras tema.

Poco antes de que The Phantom Dragster finalizasen su actuación me dirigí hacia el escenario Broker’s Gin para asistir al siempre gozoso directo de Agoraphobia. A una hora que pedía más sentarse a comer una ensaladilla a la sombra que pegar botes bajo un sol de justicia, Susana, Aislinn, Sabela, Paula y Lucía salieron como suelen hacerlo, a echar abajo el escenario a golpe de poderío, actitud y, sobretodo, rock. Mientras caían temas como “Come Out and Play”, “Shake”, “Wicked Girls Are Happy Ladies” o “Melvin”, nos olvidamos del sol castigador y hasta de comer.

Todavía estaba cogiendo aliento cuando ya comenzaban a sonar Igloo en el escenario Mahou cinco estrellas y quienes estén pensando que podría ser un buen momento para recuperarnos, están  más que equivocados. Sí, es cierto que su último trabajo es más de acústicos y medios tiempos pero estos chicos tienen un pasado y comenzaron a todo trapo con “El Pase de la Muerte” y no bajaron el ritmo durante todo el concierto. Sacaron su lado más oscuro y se marcaron un conciertaco donde “Hans Solo” o “Ausencia Parcial” sonaron más eléctricos que nunca. Aprovecharon bien su tiempo y nos hicieron bailar bien a gusto incluso cuando interpretaron “Olla Pra Min” una canción en gallego dedicada al padre de Juanma. Anda que no la disfrutamos ni nada.

Igloo

Llega el momento de pedir disculpas públicamente a The Blind Crowes y Dixie Town por no estar presente en su concierto, pero el tener el estómago vacío a las cuatro de la tarde no lo estaba llevando nada bien, así que, mientras escuchaba de fondo a unos y a otros, disfruté de una maravillosa paella por cortesía del catering del festival y, para que negarlo, aproveché para socializar y hablar con personitas por las que siento aprecio y que hacía tiempo que no veía.

Cumplidas las necesidades alimenticias y sociales me dirigí  de nuevo al escenario Broker’s Gin para asistir al concierto de Eladio y Los Seres Queridos. Los de Vigo tocaban a las 17:45 y a esa hora la afluencia de público era cada vez mayor, tanto que, el cruzar el río Lérez por el puente empezaba a convertirse en otro río más pero de gente. Tal y como venía sucediendo durante la jornada, el concierto comenzó a su hora y la gran cantidad de público que se congregaba bajo el sol, tuvo oportunidad de escuchar los últimos temas de Eladio y los suyos como “Dinosaurios” o “Niño Salvaje” junto con clásicos como “Non Quero Perderte” o “Miss Europa”.

Eladio

Mientras volvía a cruzar el puente sobre el río Lérez observaba a los niños en su festival “paralelo”, disfrutando de las actividades que la organización había preparado para ellos. Querido Extraño con su particular “rey rana” Arturo Delgado a la cabeza,  ya sonaban en el escenario Mahou cinco estrellas y su carpa y alrededores se encontraba repleta de público dispuesta a disfrutar de su folk rock. Aproveché los primeros temas para darme un paseo por el mercadillo pero enseguida volví para mezclarme entre personas y perros y disfrutar de su buen directo.

Querido Extraño

A continuación, en el escenario Broker’s Gin, se presentaba el que para mí sería el gran descubrimiento del festival, la banda Atención Tsunami. No era la primera vez que oía hablar de ellos y algún tema suyo había escuchado, pero fue en ese momento cuando entendí el por qué de su nombre, es porque su directo es arrollador como un tsunami. Vale, ellos seguro que tendrán otra explicación pero yo me quedo con ésta. No puedo hablaros de títulos de canciones, sólo que me atraparon con sus cálidos ritmos, las letras de las canciones y la energía con la que llegaron al público y, por lo que pude comprobar, no fui la única que quedó prendada de esta banda. Cuando acabaron, algunas voces pedíamos más y yo sólo pensaba cómo era posible que no les hubiese visto en directo hasta ese momento. Una cosa os digo, estos no se me vuelven a escapar 😉

Atención Tsunami

Lo que sucedió a continuación en el escenario Mahou cinco estrellas es la definición exacta del término “liarla parda”. Debajo de la carpa no cabía ni un alfiler, toda aquella gente estaba allí para ver a Migui, Mon, Samu, Brais y Diego, lo que viene siendo Terbutalina. Con hits como “Se o Sei non Volvo”, “Pa Paou Ma Ma” ou  “Sudar Sangre” y a base de mucho garage y bastante más de punk, se llevaron al público de calle. Un público al que no le importaba lo más mínimo las elevadas temperaturas para bailar, cantar y saltar como si no hubiese un mañana ¡y vaya si lo hicieron!

Y si lo de Terbutalina fue liarla parda, Novedades Carminha, acabaron de rematarla. Nada más comenzar, un fallo eléctrico les obligó a abandonar el escenario. Volvían unos 15 minutos más tarde para darlo todo ante un público que les esperó impaciente pero respetuosamente. Que nos gustan los de Santiago no es ninguna novedad, pero tampoco lo es que su último trabajo Que Dios Reparta Fuerte (Ernie Records 2016) es un discazo, en mi opinión, el mejor de su carrera. El sábado 18 lo presentaron en el Surfing The Lerez y respondimos como si llevásemos años escuchándolo. Sin lugar a dudas, un gran banda que nos hace pasar momentos inmejorables con su enérgico directo.

El punto y final lo pondrían La Familia Caamagno que pusieron el broche de oro a una edición del Surfing The Lerez que apostó por un cartel de bandas gallegas y superó todas las expectativas. Pero la mejor noticia no es ésta si no que se recogieron seis toneladas de alimentos para Redeaxuda, quien esta misma semana empezaba con el reparto de lo recogido entre sus organizaciones destinadas a cubrir una necesidad tan básica como es la alimentación.  Porque, una vez más, se demostró que música y solidaridad forman un tandem perfecto ¡larga vida al Surfing The Lerez! Nos vemos en el 2017 🙂

#SomosColectivo

Anuncios

Una respuesta a “¡Larga vida al Surfing The Lerez!

  1. Pingback: Surfing The Lerez 2017 | Colectivo de Raro Propósito·

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s