Crónica del Polifonik Sound 2016

Hace una semana daba comienzo la novena edición del PolifoniK Sound. Dos días en los que algunas de las mejores bandas nacionales, se dan cita en Barbastro (Huesca) para compartir escenario con prometedoras formaciones emergentes y alguna sorpresa internacional. Dos días de risas y música en directo en medio de un ambiente confortable, donde es palpable la ilusión de quienes lo organizan y que cuando uno lo conoce no quiere volver a perdérselo.

Todo esto convierte al Polifonik en una de las citas festivaleras imperdibles del inicio del verano y después de estudiar las cifras, queda claro que soy la única que tiene esa percepción. Esta novena edición se ha saldado con el cartel “no hay entradas” y la asistencia de 1500 personas diarias, reafirmando la sensación inicial de que este año ha sido el de consolidación definitiva del festival. ¡Nuestra enhorabuena a todo el equipo!


Viernes, 24 de junio
La noche de los récords ¡abonos agotados!

Con toda la resaca de la verbena de San Juan en el cuerpo, sin apenas dormir y tras haber saltado siete hogueras en la misma noche, ponía rumbo a Barbastro a primera hora de la mañana. Habrá quien esté pensando que por primera vez este año conseguí ver todos los conciertos, siento deciros que ni por estas. Un sol abrasador me recibió, así que decidí echarme una siesta y se me fue de las manos, mis ojos azules no salieron del coma hasta las 19h y al final me tocó correr ¡como siempre!

pull my

Mi experiencia PolifoniK 2016 arrancó en el segundo escenario, el Huesca la Magia de los Festivales, con Pull My Strings. Los de Lleida tienen un directo potente, así como un punto entre fresco y gamberro que nos encanta. Si a esto le sumáis los ritmos pop acelerados que hacen imposible no moverte al ritmo de sus melodías, solo puedo añadir me quedé con ganas de más. La primera anécdota del día tuvo lugar antes de que el concierto de los catalanes acaba y es que ni la lluvia quiso perderse la novena edición del festival. Eso sí, solo fue una tormenta de verano, unas nubes pasajeras que decidieron ver que se cocía en Barbastro y que causaron que la actuación de Rural Zombies en el escenario Ambar se retrasara. Creo que a estas alturas nadie se sorprenderá si os digo que el cuarteto me parece una de las bandas revelación del pasado año gracias al pop electrónico de su primer larga duración, Bat.

Todavía había música en el escenario exterior cuando en el Escenario Huesca la Magia de los Festivales empezaban los Mucho y con ellos la segunda anécdota de la noche. El Polifonik nos tiene acostumbrados a que no haya solapes y por eso, tras el retraso por la lluvia la mayoría asumimos que también se retrasaba el escenario principal. No podíamos estar más equivocados y los pobres toledanos arrancaron prácticamente solos en el pabellón ¡angélicos míos!

IMG_2823

Una vez acabó el concierto exterior y a medida que Mucho repasaban temas de su último trabajo Pidiendo a las puertas del infierno, la afluencia fue creciendo y pude observar como cada vez son más las personas que corean sus temas. Pero lo más destacable de la actuación, al igual que ya comenté en el Tomavistas, es la incorporación de Emil Saiz quien con su guitarra ha conseguido que los temas adquieran una nueva dimensión. Este fichaje también ha permitido que Martí Perarnau pueda explotar su faceta de frontman abandonando su parapeto de teclados en muchas más ocasiones. Mucho no hacen más que crecer y estoy convencida de que 2016 por fin, será su año.

Llegaba el turno de Belize. Los pamplonicas llenaron el Escenario Ambar de con sus envolventes canciones, ‘Little Secrets’ y ‘Stab my heart’ sonaron a gloria, ante un nutrido número de asistentes que ya se congregaban en el recinto. Un aumento de público que sin duda estaba directamente relacionado con el hecho de que Izal estaban a punto de salir a escena, algo que ya es un clásico de los festivales y que personalmente, me cuesta asimilar. Izal volvieron a ser los grandes triunfadores de la noche, cosa que celebraron con serpentinas y confeti finales, a  base de combinar los temas de su reciente Copacabana y canciones que ya son himnos para algunos. Todo ello frente a un público totalmente entregado que coreaba todos los temas y saltaba sin importarle nada y que convirtieron el pabellón en una auténtica locura cuando sonaron ‘La mujer de verde’ o ‘Qué bien’. Y hasta aquí lo que tengo que decir de este concierto porque estoy segura de que muchos no entenderán que me aburriera y tuviera la sensación de que la banda había ido a trabajar, sin más. No sé en qué momento Izal se me empezó a hacer bola, pero lo siento, creo que ya no hay marcha atrás.

unnamed

A continuación pude volver a presenciar otra consecuencia del “efecto Izal” que no entenderé en mi vida. Cuando ellos abandonan el escenario, muchos de sus fieles abandonan las salas/pabellones o donde sea que toquen… Si alguno me está leyendo, queridos míos hay vida más allá de Mikel & cía. Una vida que concretamente el viernes procedía de Dublín y se marcaron un conciertazo. Delorentos se mostraron precisos, enérgicos, simpáticos cuando hizo falta y deleitaron a todo el que se quedó en el escenario Huesca la Magia de los Festivales con guitarras de vértigo y unos certeros juegos vocales. Temas que ya son clásicos como ‘Show me love’ o ‘Forget de numbers’ nos hicieron mover el esqueleto y no puedo más que aplaudir su versión de ‘Dancing in the dark’ de Bruce Springsteen ¡BRAVO!

La recta final de la noche se acercaba cuando Grises desembarcaron en el escenario principal con todo su arsenal electrónico listo para hacernos bailar y lo consiguieron. La traca final llegaría en forma de sesión de Marta Fierro o lo que es lo mismo, Eme DJ.

grises

Viendo amanecer y con ganas de seguir la fiesta, abandoné la feria de Barbastro con la sensación de haber vivido una exitosa primera jornada tanto por la elevada asistencia como por la calidad de las propuestas. Como se que alguno se lo estará preguntando ya os lo digo yo: Me fui a dormir. Sí, lo se, cuesta creerlo, pero a veces hasta tengo sentido común 😉


Sábado, 25 de junio
Catas de vinos, DJs y rock ‘n roll ¡Larga vida al Polifonik!

La segunda jornada del PolifoniK Sound arrancó al mediodía con el concurso de DJ’s, que ganarían ME& Dj’s, paella y buen ambiente en la plaza del Museo. Una propuesta divertida ante la que solo tengo una observación: por favor, que en 2017 haya más sombra, es eso o que algún año nos derritamos.

Por la tarde, estrenamos el recinto ferial desde primera hora con la actuación en el escenario Ambar de nuestro querido Pianet. Lo nuestro se puede considerar una relación, sigo la pista de Nauzet Hernández, el músico que se esconde tras el nombre de Pianet, desde sus inicios y no podía tener más ganas de disfrutarle en directo. A las 18.20h y bajo un sol de justicia arrancaba una actuación preciosa en la que se presentaban por primera vez los temas de su álbum debut, Watercolor. Una actuación cargada de luminosidad, optimismo, frescura y sonoridades envolventes en la que toda la banda estuvo sobresaliente y donde se pudo ver la buena sintonía que hay entre ellos. Una pena que la hora no acompañara y fuéramos pocos los valientes que nos acercamos pero oye ¡no sabéis lo que os perdisteis! Solo añadiré una cosa más, que ya he repetido en varias ocasiones por redes sociales, ¡qué bonito es lo que hace este chico! 🙂

pianet

A continuación llegarían dos bandas de Zaragoza que se encargarían de revolucionar, cada una a su forma, el escenario Ambar y el festival. My Expansive Awareness se encargarían en dejar anonadado a más de uno con su psicodelia pop, mientras que Los Bengala nos hicieron disfrutar de su rock sin complejos, su presencia escénica y, porque no decirlo, su poca vergüenza. Para quien no los conozca son un dúo de batería, guitarra y voces que suena como si fueran veinte. ¡Maravillosos! Pido perdón a Mechanismo por no hablar de su concierto, pero es que coincidió en el tiempo con una cata de vinos Somontano en la zona VIP y claro ¡eso es algo que no podía perderme!

los bengala

Voy a hacer un salto en el tiempo antes de pasar a hablar en exclusiva del escenario Huesca la Magia de los Festivales y es que el último concierto exterior de la noche fue el de –perdonad la expresión- los putos Sexy Zebras. Madre mía la fuerza, garra y presencia escénica que tiene este trío madrileño al que no me voy a hartar de ver en directo en la vida. Está claro que los dejaron como encargados para cerrar este escenario para no arriesgarse a que lo tiraran abajo a destiempo ¡qué grandes son!

A partir de ahora todo lo que os cuento ocurrió en el interior del pabellón de la feria de Barbastro. Tras la cata de vinos me dirigí al concierto de Egon Soda, una de las mejores y menos valoradas bandas de rock de nuestro país. La base de la propuesta de los catalanes es combinar las melodías de Ricky Falkner con la poesía que se esconde tras las letras de Ferran Pontón y claro, bajo estas premisas solo pueden salir maravillas y una atmosfera brutal en sus conciertos. Mención especial a la participación en el tema “Reunión de pastores” de Gonçal Planas (Mi Capitán), Sergio y Álvaro de Miss Caffeina ¡Brutales!

L.A.

Más tarde serían L.A. quienes pisarían las tablas marcándose, en mi opinión, el mejor concierto de la noche. Creo que a estas alturas es sabido por todo el mundo que un concierto de Luis Alberto Segura y los suyos es una apuesta segura, los mallorquines son sinónimo de elegancia, presencia escénica y solidez. A esto hay que sumar las ganas que mostraron y el acertado repertorio que desplegaron ¿qué más se puede pedir? Pero no penséis que solo se centraron en los temas más movidos, Luis Alberto nos regaló una versión acústica de ‘Stop the clocks’ simplemente maravillosa y se subió a tocar la batería en ‘Love comes around’ ¡Qué bonito todo! ❤

Después llegaría el turno de unos Miss Caffeína, en plena forma y que siguen presentando su último disco Detroit. Un disco más movido que los anteriores y que tiñó de pop luminosos y bailable el Polifonik sin olvidar algunos de sus grandes éxitos como ‘Hielo T’ o ‘Capitán’. Les seguirían Cycle, que han vuelto a la escena musical tras años de inactividad, mostrándose tan hiperactivos y bailables como siempre. El broche de oro a una edición inmejorable llegó con la sesión de EllyElla Djs.

elyella

Acabo dando la enhorabuena a todo el equipo del festival por su esfuerzo y gran trabajo. Nos vemos el año que viene para celebrar el décimo aniversario.

¡Larga vida al Polifonik Sound!
#SomosColectivo

Anuncios

Una respuesta a “Crónica del Polifonik Sound 2016

  1. Pingback: Polifonik Sound 2017 | Colectivo de Raro Propósito·

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s