Día 174 de la Era Post David Bowie

Tras la noche en la que fuimos héroes en Madrid, llegó el día 174 de la Era Post David Bowie y la vivimos en la sala 2 de Razzmatazz en Barcelona.

El Duque Blanco revivió en el escenario gracias a la elegancia de Asier Etxeandia, enfundado en un traje impoluto y espectral, que nos transportó a los años ochenta y a aquellas hombreras imposibles que parecían hacernos volar hasta el espacio exterior.

Asier nos llamó a la rebeldía con “Rebel, rebel”, animando a todo el mundo a cantar y bailar olvidando lo demás. Y así comenzó ese día 174 de la Era Post David Bowie, porque no podía ser de otra forma.

Estábamos frente a una banda irrepetible: músicos que habían compartido escenario y estudio con Bowie como Henry Hey, Everett Bradley y Catherine Russell, acompañando a un buen ramillete de músicos patrios, entre los que podemos destacar a Shuarma, Miguel Rivera, Joana Serrat, Zahara o Maika Makovski, y vimos como las caras tanto de unos como de otros, se iluminaban con la ilusión de revivir por unas horas al espíritu del genio de ojos azules.

Los temas se sucedían. “Sound and Vision”, “Space Oddity”, “Under Pressure”, “Live on Mars”, “Starman”… Todas esas canciones que hemos tarareado una y mil veces, cobraban una nueva luz en las voces de nuestros cantantes. También los que en su día acompañaron a Bowie sobre los escenarios quisieron rendirle su propio homenaje, así que en varias ocasiones, Catherine Russell y Everett Bradley se pusieron frente al micro para entonar “Hang on to yourself”, “Suffragette City” y “Under pressure”, esta última, con un dúo maravilloso de Catherine y Asier.

Nos sorprendimos muy gratamente con Maika Makovski, que consiguió darle una fuerza extraordinaria a los temas que interpretó, “Rock & Roll suicide”, “Jean Genie” y una desgarradora “Lazarus”, que cantó descalza, infiriendo más sentido todavía a una letra de despedida y dolor que compuso Bowie para su último disco.

Y llegó la hora de la despedida. Una despedida que aún duele más, al saber que estos temas no volverán a sonar con la voz del Duque Blanco. Pero como él se merece ser un Héroe por siempre, Asier y Eva Amaral lo gritaron a los cuatro vientos con “Heroes”, hasta que el resto de artistas se unieron a ellos dos, para poner el broche de oro a una noche de sentimientos a flor de piel y elegancia heredada del mejor, David Bowie.

#SomosColectivo

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s