Sonorama de mis amores… 3ª parte (sábado y domingo)

¡Buenos días amiguitos de raro propósito!

¿Cómo va la depresión post Sonorama? ¿Todavía comentáis lo increíble que fue ver a Love of Lesbian en el Trigo? ¿Seguís alucinando con la vitalidad del Dúo Dinámico con casi 80 años? ¿Os duelen aún las pantorillas al recordar los saltos con ‘Puto’ de Molotov? ¿Seguís canturreando a The Hives? ¿aún os parece increíble la energía de León Benavente?

Si habéis respondido que sí a todas estas preguntas debéis daros una vuelta por las dos primeras partes de esta crónica hecha trilogía (miércoles, jueves y viernes), si sólo habéis contestado que sí a alguna creo que estáis preparados para que os siga contando que tal la experiencia por el Sonorama Ribera 2016, así que vamos al lío que queda mucho por contar 🙂


Sábado 13 de agosto de 2016
Magia y fuegos artificiales en un Sonorama de récord

El Sonorama es más duro que un triatlón, por eso cuando llevas varios días durmiendo apenas dos horas en el suelo de tu tienda tu cuerpo se resiente y te pide aminorar la marcha. Estas es la razón por la que no os puedo hablar del concierto de Amatria en la Plaza del Trigo, aunque se por fuentes fiables que sus Chinches hicieron venirse arriba y bailar al más agotado. Sí os puedo hablar de lo bonito que fue el concierto de Modelo de Respuesta Polar y lo mucho que me sorprendieron Shinova; eso sí, los vi desde la calle Boticas porque aunque lo intentamos los accesos a la zona quedaron intransitables desde primera hora debido a que se rumoreaba que Iván Ferreiro, Izal o Leiva podrían ser los artistas sorpresa de la jornada. Finalmente, ninguno de ellos subió al escenario, aunque una chica me contó, mientras yo reía a carcajadas y le preguntaba qué se había metido, que había visto como Leiva estuvo probando y que finalmente bajó sin tocar. En fin, anécdotas a parte, la sorpresa del sábado fueron Grises, algo que aplaudí y me lancé a bailar como si el festival se acabara con ellos ¡Mira que me llega a gustar su directo!

Sonorama 2016 - Marisa Contreras Fotografía 5

Al igual que en las dos jornadas anteriores, no solo de la Plaza del Trigo viven las mañanas del Sonorama. Mientras todo esto ocurría, en el escenario Charco que es una de las grandes novedades de este año; Quiero Club, Javiera Mena, Masa y Chancha Vía Circuito hacían las delicias de todos los que se acercaron a disfrutar de un escenario que pretende ser una ventana hacia Latinoamérica. Por otro lado, en la Plaza de La Sal también había conciertos. Allí los más beneficiados por el colapso del Trigo fueron Mr. Homeless y Vacaciones, quienes consiguieron congregar a un público bastante numeroso. Un servidora que este año ha cambiado sus visitas post Trigo a la Plza del Rollo por bailoteos incontrolados en La Sal, se unió a la fiesta del lugar cuando Emdiv DJs y Corrientes Circulares se encontraban a los platos y la elección no pudo ser mejor. Vamos que si no llega a ser porque Señores abrían la jornada me quedo allí hasta que se haga de noche.

Pocos minutos después de que las puertas del recinto se abrieran para iniciar la noche con más asistencia de todo el festival, los primeros acordes de Paciente Cero hacían acto de presencia en el escenario Burgos origen y destino. Un pelín más tarde, Señores, una banda que me conquistó hace un año en su actuación en la Plaza del Trigo y que no tenía ninguna intención de perderme, abrían el escenario Castilla y León. Los bilbaínos salieron a por todas dispuestos a hacernos vibrar con sus descargas rock y lo consiguieron, a pesar de tener problemas con una de sus guitarras. Esperamos que estos chicos sigan haciéndose hueco en los escenarios nacionales y no somos las únicas, Ajenjo demostró opinar igual cuando subió al escenario para bailar y despedirlos con un “Señores, señoras… ¡SEÑORES!“. Por cierto, la proposición de matrimonio que hice a Asier cuando le vi bailar por primera vez y de la que me han dicho mis compañeras de blog que se habló en el recinto, sigue en pie… por si alguien tiene dudas 😉

Sonorama 2016 - Marisa Contreras Fotografía 10

A continuación, arrancaba el escenario Ribera del Duero y lo hacía con una banda que canceló su concierto en la anterior edición y que realiza uno de los mejores directos que hay actualmente en nuestro país, Mucho. Los toledanos, capitaneados por Martí Perarnau, desplegaron su “mandanga cósmica” sobre los valientes que nos agolpábamos a pleno sol, mostrando temas que forman parte de su último trabajo Pidiendo a las puertas del infierno. Y sí, sonó ‘Perro negro’ y lo hizo por todo lo alto, porque si alguien tenía dudas en los festivales también hay sitio para las baladas. ¡Qué grandes, copón!

Coincidiendo con el concierto de Maga y su celebración de los quince años que llevan sobre los escenarios empezaban a verse las primeras colas en las barras y en las taquillas para cambiar euros por Sonos -válidos en algunos stands-, así como para recargar las pulseras. Los sevillanos están de vuelta, además lo hacen con las canciones de siempre consiguiendo que el respetable no pare de corear en ningún momento y siga perdiendo las formas cuando se enlazan ‘Agosto Esquimal’ y ‘Diecinueve’. Sin apenas pausa, cruzo el recinto para volver al escenario principal donde una muchedumbre aguardaba a Second. Los murcianos son una apuesta segura y por ello prácticamente no se pierden ni un festival. Sus canciones son sólidas, tienen melodías fáciles que atrapan y para sus seguidores son más que himnos, son casi una forma de vida. De hecho he perdido la cuenta de la cantidad de parejas que en los últimos años se han comprometido mientras sonaba ‘Rincón exquisito’ en alguno de sus conciertos, algo que nunca dejará de sorprenderme porque es una canción que habla de un desamor, pero oye… sobre gustos.

Sonorama 2016 - Marisa Contreras Fotografía 14

Más tarde presencié como Luis Brea y el miedo se marcaron un concierto muy completo, bastante más contundente a lo que me tienen acostumbrada y con colaboración de Zahara incluida. Tras él y sorteando a una marabunta que comenzaba a entrar en el recinto a esas horas, me dirigí al escenario Burgos origen y destino donde Perro estaban a punto de arrancar, eso sí, lo hicieron a medias porque durante las tres primeras canciones a los murcianos les pasó de todo: la guitarra no se escuchaba, el micro de Guille solo tenía sonido en los monitores pero al público no nos llegaba y la batería se iba destartalando. Por suerte, lo solventaron y aunque los chicos estaban visiblemente molestos, pudimos disfrutar finalmente de un concierto contundente a la par que divertido y plagado de pogos. Mientras esto ocurría, me cuentan que en el escenario principal unos descafeinados Mando Diao hacían que más de uno se preguntara que había pasado con los que un día fueron rockeros interesantes.

Lo que vino a continuación fue una demostración de que la máquina de Izal, por lo menos de momento, es imparable. El aforo de esta jornada fue el más elevado de todas y me atrevo a decir, sin miedo a equivocarme, que esta banda afincada en Madrid tiene toda la culpa. El calor que les muestra el público desde el primer acorde desmontaría mis argumentos negativos, sobretodo en un concierto en el que los Izal se mostraron felices y entregados mientras contaban que el Sonorama, allá por 2011, fue el primer festival en confiar en ellos y como no, recordaban su espectacular Plaza del Trigo. A día de hoy su grandilocuencia y el hecho de que Mikel quisiera vendernos su libro ya no me sorprenden, pero he de reconocer que ofrecieron un concierto redondo donde sus temas más conocidos sonaron a himnos y por eso, me lancé a bailar sin medida con mi grupo de amigos en la zona vip. Sí, si alguno nos vio, éramos los hicimos pogos en ‘La mujer de verde’ y nos fotografiamos con las carretillas, las macetas, las regaderas y todo lo que se nos pusiera a mano.

Sonorama 2016 - Marisa Contreras Fotografía 11

Me gustaría hablaros de Corizonas, creedme, me encantaría. Pero mi estómago tuvo la brillante idea de empezar a rugir y amenazarme con no parar si no ingería algún alimento y es que por lo visto el cuerpo está preparado para no dormir apenas en dos días, pero lo de comer no lo lleva tan bien. Inocente de mi creí que como Izal había acabado y ríos de personas abandonaban el recinto (siempre me molesta lo poco generosos que son sus seguidores con el resto de artistas que comparten cartel con la banda) podría cenar ¡Error! Después de más de media hora esperando, las colas de la zona de restauración seguían dando la vuelta a la misma y llamadme escrupulosa, pero ver como algunos utilizaban como baños las paredes del pasillo de salida hizo que abandonara mi misión y me fuera a disfrutar de la electrónica de Delorean. Más tarde, casi las 4 de la mañana David Kano y compañía, es decir Cycle, se encargaban de cerrar los escenarios dejando solo en marcha la zona electrónica. Allí Rock Nights estuvieron disparando trallazos hasta que los miembros de seguridad empezaron a desalojar el recinto allá por las 7 de la mañana.

Y así cerraba el recinto del Sonorama, que no las actividades porque todavía quedaba la mañana en Aranda y una fiesta de despedida por todo lo alto en el camping. Pero sí acababan las jornadas oficiales y lo hacían con cifras de récord, según la organización, han pasado más de 60.000 personas por los distintos escenarios del recinto, el camping y el centro de la ciudad. Una edición en la que se ha doblado el número de baños, aunque considero que en la zona del escenario Burgos Origen y Destino se necesitan más. También se ha mejorado notablemente la zona vip además de doblar su capacidad y se ha incorporado la posibilidad de pagar con pulseras cashless en todo el recinto, a excepción de la zona de comida. Los únicos problemas que observé fueron, además de algunas colas algo alarmantes el sábado, el hecho de que no se devolviera ni el importe sobrante en la pulsera cashless, ni el euro cobrado a modo de gastos de gestión en el momento de adquirir dicha pulsera, ni el euro para adquirir el vaso. Pero voy a ser sincera, además de estos detalles (todos son de fácil solución) mis peros a este festival se reducen a prácticamente nada.

Sonorama 2016 - Marisa Contreras Fotografía 15

Es cierto que en la actualidad las bandas que tocan en los festivales ya no marcan la diferencia entre un festival y otro, de hecho todos los carteles son parecidos. Lo que sí marca la marca es el cariño y la implicación con el que se el evento se organiza, pues bien en eso el Sonorama es un referente difícil de imitar ❤


Domingo 14 de agosto de 2016
El día que el Sonorama volvió a ser el de siempre

En principio, mi crónica del festival iba a acabar con la jornada del sábado, pero el domingo resultó ser tan especial que no he podido resistirme a escribir sobre él. Como muchos sabréis aunque el recinto había cerrado sus puertas, el Sonorama Ribera concluía con conciertos en el centro de Aranda y la gran fiesta de despedida. Todo hacía presagiar que sería un día divertido pero algo flojo, pero nada más lejos de la realidad. Los fieles al festival, esos valientes que repiten año tras año y porque no decirlo, están algo mal de la cabeza, nos lanzamos a las calles de Aranda como si fuera el último día de nuestra vida y por unas horas el Sonorama volvió a ser el de siempre, sin las aglomeraciones algo agobiantes de jornadas anteriores.

En una Plaza del Trigo que mandó energías a Supersubmarina para su pronta recuperación, Carmen Boza emocionó, Julieta 21 hizo bailar, de Taburete mejor no hablo y la sorpresa del día nos llenó de luz y alegría en forma de Elefantes. La fiesta continuó hasta anochecer en la Plaza de la Sal con la sesión de Me & The reptiles, cachis de tinto por doquier, pistolas de agua y muchas, muchísimas risas.

Sonorama 2016 - Marisa Contreras Fotografía 12

Ya en el camping me encontré con que la fiesta de despedida iba con retraso, lo cual agradecí enormemente porque me permitió merendar algo y ducharme antes de ver como Viva Suecia conquistaba al más escéptico, aunque fuera en el camping y no en el Trigo. Después, tras más de hora y media de retraso subieron Talisco a escenario, la mayoría de los presentes que habían tenido paciencia para esperarles no les conocían y en cuanto sonaron los primeros acordes olvidaron el tiempo de espera previo porque son adorables y maravillosos. El broche de oro lo pusieron Sidecars quienes nos pusieron Contra las cuerdas a base de Fuego Cruzado y, como no podía ser de otra forma, también se acordaron de sus compañeros de Supersubmarina y versionaron un trocito de ‘Supersubmarina’. Los más valientes siguieron la fiesta en el Café Central, pero mi rodilla decidió decir basta, pero me han contado que se lió una bien buena.

Por la mañana, entre sollozos y abrazos acababa mi quinto Sonorama. Disculpadme, pero es que se me hace imposible hablar del final del festival sin ponerme melancólica y ñoña. Lo que en un principio iban a ser cuatro días de conciertos y una fiesta de disfraces, se han vuelto a convertir en los mejores días de este verano. Cinco días de risas, bailes, canciones, pegatinas de colores, conciertos, cachis, bocadillos de tortilla, croquetas, pistolas de agua, equipos tenedor, amigos… ¿Se puede pedir más? Sí, con el abono de la 20ª edición en la mano pido una última cosa ¿Podemos hacer que el tiempo pase más rápido para no tener que esperar 365 días? ¿Alguien sabe cómo hacerlo?

¡Te quiero Sonorama! ¡Larga vida al Sonorama!
#SomosColectivo


¿Queréis seguir leyendo sobre el Sonorama Ribera 2016? Podéis hacerlo en estos posts:

  • Crónica del miércoles y jueves del Sonorama en la que hablamos de Ángel Stanich, Belöp, Belize, Dúo Dinámico, Fuel Fandango, Igloo, L.A., Manel, Miss Caffeina, Molotov, Morgan y Quique González.
  • Crónica del viernes del Sonorama en la que hablamos de Belako, Delorentos, Egon soda, Elyella Dj, Estereobrothers, Estereoclub DJs, Fizzy Soup, Kitai, Kula Shaker, León Benavente, Love of lesbian, Miss caffeina, Nudozurdo, The Hives, The Trunks y Trajano!

Y si lo que queréis son imágenes, podéis echar un vistazo al Flickr de nuestra fotógrafa Marisa Contreras.

Anuncios

2 Respuestas a “Sonorama de mis amores… 3ª parte (sábado y domingo)

  1. Pingback: Sonorama de raro propósito 2016 | Colectivo de Raro Propósito·

  2. Pingback: 3ª edición de los Goya Indies | Colectivo de Raro Propósito·

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s