Crónica del B-Side Festival 2016

El campo municipal de fútbol Sánchez Cánovas de Molina de Segura fue testigo el pasado sábado 10 de septiembre de la exitosa duodécima edición del B-SIDE Festival. Un evento musical que va ganando en adeptos con los años, convirtiéndose en un clásico para cerrar la temporada de conciertos veraniegos en la región y que para esta edición presentaba un cartel de lujo formado por Viva Suecia, Perro, Fuel Fandango, Izal, Talisco y Ojete Calor, en formato DJset.

Interesante cartel ¿verdad? A mi también me lo pareció y por eso, ni corta ni perezosa, en cuanto salí del trabajo me cogí un autobús desde Barcelona para plantarme en Murcia dispuesta a disfrutar de una noche de esas que hacen historia rodeada de amigos y buena música. Cierto es que quién me haya seguido por redes sabrá que mi fin de semana arrancó el viernes en la Feria de Albacete, pero eso mejor os lo cuento en otra ocasión, la cosa es que el sábado cuando conseguí despegarme de las sábanas y hacer el checking en el hostal de Murcia, me puse rumbo a Molina de Segura. Entenderéis que cuando las primeras notas de ‘Nadie te devolverá el favor’ de Viva Suecia sobrevolaban el recinto, yo todavía me hallaba intentando llegar, eso sí, no fue tan grave como para que una buena carrera no pudiera solucionarlo.

Precisamente, con los Viva Suecia comenzó mi experiencia en el festival. Los murcianos me demostraron una vez más que se crecen en cada concierto que realizan, ya sea en un camping, en campo de fútbol a medio llenar tras hacerse, como ellos mismos comentaron, “700 km (venían del South Pop) con pinchazo incluido”. El cuarteto derrochó calidad a base de pop épico y de algunos temas que siempre me resultan emocionantes como ‘Bien por ti’, ‘Palos y piedras’ o, casi al final, ‘Permiso o perdón’.

viva-suecia

Tras una bailable sesión de Fenómeno DJ llegaba el turno de Perro, quienes se encargaron de regalarnos la mejor actuación de la noche. La verdad es que me cuesta hablar de esta banda sin parecer una loca o sin repetirme, pero voy a intentarlo. Estos cuatro murcianos son puro nervio, ritmo, energía… no se a vosotros, pero a mi me provocan un subidón continuo ante el que solo puedo reaccionar cantando a pleno pulmón, saltando y pogueando como con todo el que se quiera unir a la fiesta, tengo moretones por todo el cuerpo que lo demuestran. Como no podía ser de otra forma sonaron entre otras ‘Falso Techo’, ‘La reina de inglaterra’ y ‘Marlotina’, vamos que si tengo que poner una pega al concierto es que empiezo a echar de menos ‘Paco Fiestas’. Eso y que los aficionados de Izal que guardaban sitio en la primera fila, nos cortaron el rollo en muchos momentos, por lo demás ¡Viva la madre que os parió!

perro

La sesión de Salvaje y Silvestre fue la mejor forma posible que se me ocurre para dar la llegada a Fuel Fandango. El público que ya empezaba a ser numeroso se volcó con ellos y se lanzó a bailotear mientras Nita, que sabe llenar el escenario como nadie con sus movimientos y su gran voz. La realidad es que su house pop con guiños andaluces os pueden gustar más o menos, pero su sonido fue impecable y su puesta en escena anima y hace bailar a cualquiera que le preste una mínima atención.

fuel

Supongo que Daniel Lorca (Nada Surf), el encargado de entretenernos en el cambio de escenario, tuvo la misma sensación que yo cuando presencié como ríos de personas entraban justo en este momento ¿Dónde estaban hasta ahora? ¿En serio han pagado entrada para llevar cuatro horas de botellón? Pues sí queridos, una vez más fui testigo de la poca educación de los seguidores de Izal que se encargaban de triplicar el aforo de la noche y casi llenar el recinto.

A continuación, volví a presenciar de lo que es capaz la imparable máquina que Izal y lo insaciables que son Izalers sus seguidores porque el calor que muestran desde que la banda afincada en Madrid sube al escenario tiraría por tierra cualquier argumento negativo. La realidad es que una vez más Izal llegaron, hicieron un concierto impecable, tocaron canciones que para muchos ya son himnos (‘La mujer de verde’, ‘Magia y efectos especiales’ o ‘Qué bien’) y simplemente vencieron, algo que a estas alturas ya no sorprende. Mikel incluso tuvo tiempo de recordar tiempos pasados en los que apenas nadie iba a verles y reivindicar la asistencia a los conciertos en salas, lo que se olvidó de decir a las masas que lo ovacionaban es que esas mismas salas muchas veces son compartidas con otras bandas y que por respeto ¡también tendrían que quedarse a verlos! Y es que si me sorprendió ver como el recinto se abarrotaba en un momento también me sorprendió ver como volvía a quedarse con el aforo inicial a la misma velocidad en cuanto el neón de Copacabana se apagó ¡Lamentable!

izal
Women Beat se encargaron de hacernos bailar con su sesión mientras los técnicos corrían de un lado para otro del escenario preparándolo todo para los franceses liderados por Talisco.  Es curioso pero a principios de este verano no los conocía, pero sin saber muy bien como he acabado haciéndome toda su gira por el país (antes estuvieron en PortAmérica y Sonorama) y canciones como ‘Your Wish’ o ‘The keys’ se han convertido en parte de la banda sonora de mi verano. Pese a todo esto y aunque Jérôme Amandi me pareció adorable contando que su abuela era murciana, he de reconocer que no fue su mejor concierto y su sonido no fue todo lo nítido que anteriores ocasiones.

talisco
Lo que sucedió a continuación fue una maravilla, podéis pensar que estoy mal de la cabeza si queréis pero adoro a Ojete Calor ya sea en formato banda o en formato dj set y por lo que pude ver no soy la única. Carlos Areces y Anibal Gomez arrancaron la sesión con ‘Mi gran noche’ de Raphael, para demostrar que somos muy indies pero que también llevamos dentro un mamarracho deseoso de salir a bailar Azúcar Moreno, Fangoria, Miguel Bosé, Spice Girls o lo que se nos ponga por delante. Obviamente tampoco faltaron ‘Viejoven’ y ‘Cuidado con el Cyborg’ ¡hay que quererlos!

En definitiva, un festival cercano, con buen ambiente, bien organizado y con precios aptos para todos. La única pega que le encontré fue a la salida, cuando me disponía a subir al autobús lanzadera que comunicaba el recinto con Murcia y me encontré con que había tantísimas personas que habían tenido la misma idea que no me fue posible subir. Los encargados de organizar el trafico, así como la policía dijeron a los que nos habíamos quedado abajo que no nos preocupáramos que vendría otro, eso sí diez minutos después rectificaron. Allí estabamos mis amigas y yo, a las afueras de Molina de Segura sin bus, sin posibilidad de coger un taxi, teniendo que esperar tres horas hasta el primer autobus de línea y no os voy a engañar, cabreadísimas hasta que un amigo y futuro santo, porque pensamos santificarlo, se apiadó de nosotras y nos vino a buscar en coche para llevarnos a Murcia. Al final todo quedó en una anécdota, pero está claro que este es un aspecto sobre el que hay que trabajar en futuras ediciones.

¡Larga vida al B-Side!
#SomosColectivo

PD: ¿Os han gustado las fotos? Pues son obra de nuestro amigo Diego Garnés y podéis ver más aquí.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s