Johnny B. Zero se presenta en Vigo

No sé cómo hablaros del concierto de Johnny B Zero el pasado 6 de octubre en La Casa de Arriba de Vigo sin que, más que una crónica, parezca una declaración de amor. En fin, haré lo que buenamente pueda.

Así como tuve conocimiento de la visita de los valencianos a Vigo, me dispuse a escuchar sus canciones y ya en ese momento sentí que debería estar en ese concierto. Vale, es cierto que la idea de que fuese en jueves no me atraía mucho, suelo estar cansada, al día siguiente tengo que madrugar… Pero cuando algo me atrae, todo eso deja de tener importancia y os aseguro que, de no haber ido, me hubiera arrepentido durante mucho tiempo.

Esa noche éramos pocos en la sala pero ese detalle parece que sólo tuvo la importancia estrictamente necesaria para Juanma Pastor (guitarra y voz) y Julio Fuertes (voz y sintes) porque, desde el momento en el que se subieron al pequeño escenario de La Casa de Arriba, derrocharon ganas, ilusión, simpatía y talento como muy pocas veces he visto en circunstancias similares. En resumen, profesionalidad y pasión por lo que hacen.

johnny-b-zero-6

Cierto es que de camino al concierto pensaba “¡qué pena que sea un acústico!” pero amigos, hay acústicos y ACÚSTICOS, y el que ofreció Johnny B Zero es de los segundos. Me comentaban antes de empezar que intentarían crear magia y eso fue lo que hicieron utilizando los siguientes instrumentos. Una personalísima voz potente y rasgada que llegaba y llenaba cada minúsculo hueco de la sala; una guitarra que se mostraba rabiosa, enérgica, atrevida, juguetona o dulce según lo requiriese la canción; unos sintes que engalanaban las canciones con sonidos imaginativos, clásicos e incluso osados y una segunda voz que se ajustaba como un guante a la principal, sin destacar pero haciéndose notar lo suficiente como para demostrar a todos como se deben hacer unos coros.

Dijeron sentirse felices de estar allí aquella noche y quisieron hacer un concierto especial, como si tocaran para amigos, y prescindieron del setlist. Fueron interpretando las canciones según les venían a la cabeza y, aunque llevaba unos días escuchándoles, reconocí y gocé infinitamente ‘Planted Like a Tree’, ‘Lover’, ‘Plastic Bag’, ‘Black Spots’ o ‘Get Out Of My Way’. Aunque si hubo un momento que lo hizo más especial si cabe, fue cuando Josete, cantante y guitarra de Villanueva, les acompaño al piano y, por un momento, se cambió el rock por una jam session con sabor a blues.

johnny-b-zero-8

Mientras el concierto transcurría y hasta que llegó a su fin,  yo no podía dejar de mirar a aquellos dos artistas que estaban consiguiendo que no pestañease, que no me moviese de mi silla más que lo necesario para alcanzar la cerveza y que no dejase de pensar en que yo tenía que volver a verles en directo con banda porque, si eran capaces de transmitirme tanto que había perdido hasta la noción del tiempo, ¿qué no serían capaces de hacerme sentir con toda la banda al completo? Sinceramente es pensarlo y se me pone la piel de gallina.

Creo que finalmente me ha quedado una carta de amor, es lo que suelo escribir cuando recibo un flechazo y Johnny B Zero me ha dado de lleno.

#SomosColectivo

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s