Crónica del paso de 65daysofstatic por Razzmatazz

El pasado lunes, la sala Razzmatazz 2 fue testigo de cómo los británicos 65daysofstatic volvían a Barcelona, apenas cuatro meses después de su actuación en el Sonar. Entonces estrenaron de manera íntegra su último trabajo, No Man’s Sky: Music for an Infinite Universe, utilizando proyecciones y creando una sensación espacial. En esta ocasión, el concierto fue totalmente distinto mostrando una escenografía directa, prescindiendo de imágenes y sin apenas iluminación frontal, creando una sensación de oscuridad más acorde con su habitual línea música.

Algo más de hora y media de concierto que se inició del mismo modo que su último trabajo, con ‘Monolith’. Un tema que arranca creando una atmósfera densa para después ganar en velocidad, potencia y sonoridad industrial; una forma perfecta para que la piel de gallina comenzara a aflorar en algunos los asistentes entre los que me incluyo. La enorme ‘Asimov’ no hizo más que confirmar mis mejores augurios, mucho tardaré en olvidar la noche del lunes y no solo porque tuve algún amago de orgasmo, la principal razón fue el muro sonoro que los de Sheffield levantaron sin apenas inmutarse.

65days

A partir de este momento nos adentramos continuo devaneo entre la luminosidad y el enfoque más detallista de su último trabajo, gracias a temas como ‘Supermoon’ o ‘Hypersleep’, y la distorsión épica que caracteriza a sus anteriores títulos que como era de esperar fueron los que Razzmatazz recibió con más entusiasmo. Personalmente, me perdí en algún punto entre ‘The Undertow’ y la brutal ‘Unmake the Wild Light’. Estoy convencida de que no se enlazaron, pero por aquel entonces, me hallaba con los ojos cerrados y envuelta en ese torrente rítmico incansable que el cuarteto es especialista en crear evadiendome totalmente de lo que ocurria a mi alrededor (si clicais aquí podéis ver una muestra). Hubo un bis, de eso sí que estoy segura. 65days abandonaban brevemente el escenario para volver con dos últimas envestidas, dejando a un lado totalmente el rock espacial y centrándose en la oscuridad, la energía y la velocidad de ‘Crash Tactics’ y ‘Retreat! Retreat!’

En definitiva, una noche formidable y que repetiría este fin de semana sin dudarlo en Vigo y Zaragoza, si no fuera por compromisos varios. Solo me queda una cosa que añadir, a partir de ahora en mis horas bajas pensaré en Joe Shrewsbury y en su forma de tocar la guitarra.

¡Gracias Houston Party por permitir que los volvieramos a disfrutar en Barcelona!
#SomosColectivo

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s