Entrevista a Travis Birds: “Lo más inspirador para mí son las cosas que siento y observo”

Lo bueno de la música y de escribir sobre la música es que aprendes mucho, conoces gente y esa gente te lleva a gente, a música, a nuevos proyectos… Así fue como nos encontramos con Travis Birds, gente que lleva a gente y música que lleva a música.

La conocimos cuando estaba en plena campaña de crowdfunding para la publicación de su primer trabajo y, conseguida la financiación, “Año X” vio la luz, llegó a nuestros oídos y nos gustó el resultado final.

Se hacía necesario saber más sobre esta chica de aspecto frágil y voz dulce que canta sobre temas cotidianos pero siempre desde el optimismo y el humor. Con motivo de la presentación de “Año X” mañana jueves 17 de noviembre en el Café Berlín de Madrid, le hicimos esta entrevista para saber más sobre ella y su trabajo de debut. ¡Pasen y lean!

Empecemos por presentarte ¿Quién es Travis Birds?

Una mezcla entre un niño, un señor muy serio, una tarada y un escarabajo común.

Te quedaste a oscuras y la música fue la luz ¿Siempre escribiste canciones o fue a raíz de ese momento de oscuridad que empezaste a hacerlo?

Siempre me gustó escribir y escribía todo tipo de chorradas, me presentaba a certámenes y cosas así, pero no eran canciones porque la música era algo que veía tan inalcanzable para mí que ni lo consideraba. Es verdad que siempre escribía con música, era el complemento fundamental, pero hace seis años ni se me pasaba por la cabeza pensar que yo pudiera hacerla.

Cuando cumplí 19 años tuve un año increíblemente intenso y, como dices, de pronto se apagó la luz. Me quedé a vivir en esa parte de mi cabeza durante meses, mientras fuera me sentía alguien inexistente que a su vez se veía obligado a existir. Lo bueno que tiene ese estado (que ahora recuerdo con muchísimo cariño) es que ya no hacía predicciones lógicas sobre lo que sí y lo que no podía hacer y simplemente lo hacía. Así me hice súper amiga de una guitarra abandonada y empecé a notar un agujerito de luz.

travis-birds-destacada

De trabajar en tus canciones a tocarlas en salas ¿Cómo fue ese proceso?

Pues he tenido la suerte de tener siempre a alguien dispuesto a escuchar y que a su vez me daba una energía increíblemente bonita después de enseñarles una canción. Desde el primer esbozo de canción que hice, salí de mi cuarto y se lo enseñé a mi hermana. Ésa fue mi primera exposición en esto y la sensación fue la misma que tuve la primera vez que toqué en una sala. Digamos que un poco fue aumentando la cantidad de cabezas que lo escuchaban pero la sensación siempre fue la misma, hice algo en mi habitación y tengo que contárselo a todo el que lo quiera escuchar, jajajajajaja… Obviamente una sala le da el punto de seriedad que te hace evolucionar, pero siempre quise mostrarlo en público y lo hacía en cuanto tenía oportunidad.

Durante cinco años estuviste tocando en salas de Madrid presentando tus composiciones ¿Cómo recuerdas los primeros conciertos?

Recuerdo que era (y soy) una absoluta inconsciente súper ilusionada y dolida a la vez. Eso me hacía pensar que si me equivocaba daba igual porque este momento era para mí. Ahora me toca hablar a mí… y es importante, jajajaja… Venía de esa época gris y esto era lo único que quería hacer. Era súper novata y tocaba fatal pero me sentía como un súper héroe aprendiendo a usar sus poderes, y creía mucho en que cada vez podría hacerlo mejor.

Y después de esos cinco años decides grabar tu primer disco ¿No se puede decir que haya sido una decisión tomada a la ligera?

Es que cinco años suenan a mucho, pero ha ido todo increíblemente deprisa. No son solo cinco años desde que yo decido salir a tocar… son los mismos cinco años desde que yo cojo una guitarra y empiezo a flipar porque descubro que vibra la madera. Sucedió todo a la vez porque yo no podía esperar a saber hacerlo mejor, pero a la vez no tenía una base ni tenía idea de lo que estaba haciendo… entonces mis prioridades eran tocar para la gente, sí, pero a la vez empezar a saber qué estaba tocando… así que me metí a estudiar cuatro años a muerte y me centré en tratar de descubrir que es la música, quiénes son los importantes y por qué.

El año pasado sentí que había llegado el momento de grabar y puse rumbo a esa isla.

Para financiar el coste de “Año X” iniciaste una campaña de crowdfunding que, a la vista está, resultó exitosa ¿Cómo viviste la campaña? ¿Qué ventajas e inconvenientes le ves al crowdfunding?

En un principio no me lo planteaba porque pensaba que no llegaría al objetivo y que no había demostrado nada como para pedirle dinero a nadie, pero me puse a echar cuentas y dije, “nena… esto es lo que hay”. Ahora me parece que fue una decisión súper buena y que me dio mucha fuerza y energía positiva ver que la gente estaba ilusionada y dispuesta a ayudarme. Ya no entendí el proceso como pedir dinero a la gente sino como si me pusiera un trampolín gigante confiando en que sabría cómo y dónde caer para que vieran recompensada su confianza.

Aluciné mucho con gente que salió de sus escondites en el tiempo y vino a ayudarme sin tener ningún compromiso de hacerlo. No le veo ningún inconveniente… me ha encantado la experiencia y espero que a mis mecenas también, jejejeje…

Si no me equivoco, el disco se iba a llamar “Bicho Judía” ¿Por qué el cambio a “Año X”?

En el mundo en que yo vivo (junto a mi hermana Natalia) “Bicho Judía” es un nombre genial, ella me dijo una vez que si yo fuera un bicho, sería un bicho judía y me pareció brutal, pero en otros apreciados mundos… había opiniones muy sensatas y coherentes que comentaban que “Bicho Judía” era un nombre con muchos posibles puntos de vista, y algunos muy negativos, feos e irreales y prefería que esas connotaciones no tuvieran nada que ver conmigo en la cabeza de nadie. Por esto cambié el nombre y estoy contenta de haber tomado esa decisión porque Año X me parece “el nombre”.

Habitualmente tocas sola ¿cómo ha sido la experiencia de grabar y tocar con banda?

Supercalifragilisticoespialidosa, jajaja… Son una banda espectacular y ver mis canciones con ellos, una experiencia espectacular. Me siento increíblemente afortunada de contar con ellos. Son además de lo musical, gente de muchísima calidad humana y me están enseñando muchísimas cosas muy valiosas desde que empezamos el proceso juntos. Hemos pasado ya la etapa de vestir las canciones para hacer el disco y aun así sigo flipando en los ensayos… Hay momentos que me da la risa de lo alucinante que me parece y dejo de cantar. Es muy emocionante y tenemos preparado un directo muy potente.

Las canciones de “Año X” son de corte íntimo, en las que se habla de temas cotidianos y con mucho sentido del humor ¿Qué te inspira a la hora de componer?

Lo mas inspirador para mí son las cosas que siento y observo, por los lugares a los que me lleva, y por los ambientes mentales que esto me genera. Cuando consigo un ambiente con nitidez sobre algo que quiero contar, entro en una ebullición donde me es fácil componer.

Define con una o dos palabras las canciones que componen Año X

Eduardo: un espontáneo.
Elvis: Ay…
La chica del tren: La chica trompeta.
Maggie 1983: Tarada borracha.
Luces Extrañas: oh, oh…
Humo: Calla.
Azul Noche: y tú sin enterarte.
Creature Of The Night: noche de verano.
Thelma & Louise: Arranca.
Alas: la moraleja.

El jueves 17 presentas “Año X” en el Café Berlín de Madrid, para quien no te haya visto nunca en directo ¿Qué se van a encontrar? ¿Tocarás sóla o con banda?

Voy con una banda a todo trapo, estaré súper arropada con diez músicos increíbles y tenemos preparado un concierto brutal. Ha sido una montaña rusa de emociones y ha habido momentos muy bonitos pero también muy duros. Haber llegado a este punto donde el disco ya es del mundo y por primera vez va a hablar en directo es súper emocionante y me tiene sin dormir ¡y con el estómago encogido! ¡Estoy deseando!

Es una costumbre de obligado cumplimiento finalizar nuestras entrevistas con el “cuestionario de raro propósito” ¡vamos con él!

¿Qué pájaro sería Travis Birds?
Una abubilla

¿Y si fuera una película?
Taxi Driver

Si pudieras retroceder en el tiempo, en qué época te gustaría haber vivido
Los años 60

Un libro y un disco que llevaríais a un retiro espiritual
Uno que no haya leido y uno que no haya escuchado.

Si pudierais tener un súper poder ¿cuál eligirías?
Ser trompetista

Algo que decir que no te haya preguntado (dilo ahora o calla para siempre, jejeje…)
Gracias a Colectivo de raro propósito por esta entrevista tan genial, estáis invitadísimos al concierto de presentación. ¡Un abrazo!

Ojalá pudiéramos estar pero, aunque no lo parezca, no todo es música y conciertos en nuestra vida, eso sí os trasladamos la invitación a vosotros para que os paséis por el Café Berlín, estamos seguras de que no os arrepentiréis 🙂

#SomosColectivo

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s