“Zoo Para Dos” de Villanueva

Cuando llevas tanto tiempo hablando y esperando un disco siempre tienes el temor de que no esté a la altura de las expectativas creadas. Llega el ansiado momento de tenerlo entre tus manos y de repente sientes como una especie de temor a darle al play y la posibilidad de decepción empieza a comerse tus ansias por escucharlo. Entonces te armas de valor y casi cerrando los ojos pulsas el play y empieza a sonar “Zoo Para Dos” de Villanueva. Primera canción y la recibes con una sonrisa. Llega la siguiente y la sonrisa permace y así hasta la número diez, es cuando te das cuenta de que el temor hace tiempo que se ha esfumado porque “Zoo Para Dos” ha cumplido con todas las expectativas que había generado. Esta podría ser la forma más simple de hacer una reseña pero el segundo álbum de Villanueva se merece algo más que un párrafo.

“Zoo Para Dos” (Sony Music 2017) salió a la venta y está disponible en plataformas digitales desde el pasado 27 de enero, se grabó en los estudios Reno de Madrid y está producido por Angel Luján. En la entrevista que le hacíamos a Villanueva unas semanas antes del lanzamiento, nos decía que se trataba de “un disco muy ecléctico e irresponsable”; en lo de ecléctico estamos de acuerdo, es un trabajo en el que podemos encontrar desde el pop más fresco, hasta bossa nova, ritmos tribales o rock. En cuento a lo de irresponsable, con permiso del artista, yo diría que es arriesgado ya que da un giro a su sonido y dejando a un lado la oscuridad y la uniformidad sonora de su primer trabajo en solitario, “Viajes de Ida”, y nos presenta un disco compuesto por diez temas con una sólida base pop de melodías luminosas en el que se dan cabida distintos estilos musicales y cuyas letras tienen el don de convertirse en una especie de fotografías mentales por descriptivas y detallistas.

zoo-para-dos

Una vez tomada la decisión de pulsar el play, el primer tema que suena es ‘El Día del Equilibrista’, una canción de carácter optimista gracias a la melodía pegadiza de los sintes y que gana en intensidad a medida que avanza gracias a la percusión que se hace más presente y al solo final de guitarra. En esa línea optimisma y como la luz que inunda una habitación tras abrir la ventana, llega ‘Un Picnic en Suelo Mojado’ y con ella hacen acto de presencia los arreglos vocales creativos y  sintes y “ruiditos” que juegan traviesos entre guitarra, bajo y percusión para hacer de ‘Un Picnic en Suelo Mojado’ una oda al positivismo y al disfrute de la vida.

“Ella” les la canción que sirvió como adelanto y que, una vez escuchado todo el álbum, podemos decir que reune los rasgos más característicos de todo el disco que son la luminosidad de sus melodías, la destacada presencia de las guitarras y el cambio en el registro vocal de Villanueva. En mi opinión, una acertada elección. Y de repente llega ‘Soy de las Buenas’ y te quedas como hipnotizada por su base rítmica repetitiva y sus arreglos vocales de reminiscencia tribal que, junto con la letra y sus guitarras sucias, lleva tu imaginación a una especie de jungla de instintos animales.

Abandonamos los instintos más básicos con ‘Invisibles’ y su melodía popera y contagiosa de coros alegres y desenfadados. Una canción que, al igual que ‘Soy de las Buenas, fue compuesta por Villanueva y Ángel Luján y que tiene muchos puntos para ser la protagonista de los momentos más festivos de los conciertos. Destilando exuberancia y calidez llega ‘Camaleón’, abriéndose paso a ritmo de bossa nova para conquistarnos con la melodía pegadiza de la guitarra y la voz de Villanueva que pareciera deslizarse entres las notas y versos de la canción. Por diferente e inesperada, una de mis canciones preferidas del disco.

Con “El Día que tú no Estabas” llega el rock en el que de nuevo vuelven a brillar las guitarras de sonido más limpio y afilado pero me llama especialmente su letra, en la que las metáforas con animales, sirven como reflejo de sentimientos y la abundante utilización de adjetivos hacen de ella, como dice su letra, la escena de un fotograma.

El camino hacia el final del disco continúa de forma enérgica con ‘El Jardín de las Delicias’, pop rock de sonido setentero, de precisa percusión, teclados psicodélicos y coros hipnóticos. El ritmo vivaz de ‘El Jardín de las Delicias’ decae en un pseudo medio tiempo con ‘¿Quién puede apagarlo?’ ya que, aunque comienza de forma pausada, la percusión y los teclados son los encargados de llevar, a través de los estribillos y del pasaje final del tema, a cotas más altas el ritmo de la canción. Siguiendo en ese medio tiempo y con arreglos que nos retrotraen el pop setentero nacional, se presenta ‘Hoy es la Última’ que cierra el disco al ritmo marcado por la batería y con la melodía alegre y “juguetona” de los teclados.

Siendo sincera, porque además así lo he manifestado en más de una ocasión, con su álbum de debut Josete Diaz Villanueva no había conseguido llegarme del todo pero con “Zoo Para Dos” ¡vaya si me ha llegado! Estamos ante un disco que refleja el buen momento creativo en el que se encuentra y en el que demuestra que es capaz de arriesgar y darle un giro a su sonido sin perder por ello credibilidad. En mi humilde opinión, un firme candidato a figurar en las listas de los mejores discos de este año ¡Muy buen trabajo, Josete!

#SomosColectivo

 

Anuncios

2 Respuestas a ““Zoo Para Dos” de Villanueva

  1. Pingback: Arranca la gira de presentación de “Zoo Para Dos” de Villanueva | Colectivo de Raro Propósito·

  2. Pingback: Los IMPERDIBLES del FIV de Vilalba 2017 | Colectivo de Raro Propósito·

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s