Crónica del paso Tom Odell por Barcelona

Después de su paso por la primera edición del madrileño Mad Cool festival, Tom Odell anunciaba que volvería a visitar nuestro país con Wrong Crowd, un disco editado el pasado verano y que sucede a Long Way Down, el álbum debut que le valió para superar el millón de copias vendidas, alcanzar el número uno en Reino Unido y ganar prestigiosos premios como el Ivor Novello al Compositor del Año o el Brits Critics’ Choice Award entre otros.

El No Bad Days Tour 2017 hizo parada en la Sala Razzmatazz 2 de Barcelona el pasado viernes 17 de febrero y lo hizo de la mejor forma posible, con el cartel de entradas agotadas colgado desde hacía semanas. Desde el momento en el que puse el primer pie en la sala supe que la noche iba a ser especial, en el ambiente se podía palpar la expectación y el nerviosismo ante la inminente actuación del músico británico.

Puntual y arropado por su banda (batería, percusión, bajo y guitarra), Odell hacía aparición y se sentaba ante un imponente piano para dar comienzo a la velada con ‘Still Getting Used to Being on My Own’ y ‘I Know’. Después llegaría ‘Wrong Crowd’, en ella abandonó el piano y se acercó a las primeras filas cantando eso de “I guess I’ll always be hanging around with the wrong crowd“. La verdad, no sé si los asistentes seríamos la “gente equivocada” o no, lo que sí se es que sólo tres canciones bastaron para que toda emoción contenida que se respiraba en el ambiente al principio de la noche se convirtiera en una especie de locura colectiva en la que no faltaron coros, gritos y piropos.

A medida que pasaba la noche Tom Odell se mostraba como uno de esos escasos genios que cuando aparecen son capaces de revolucionar la escena musical. Un músico capaz de hacer enmudecer a toda una sala con su portentosa voz en temas como ‘Can’t Pretend’ y que mostró en todo momento una capacidad de reinvención asombrosa. El británico puede sonar íntimo en los temas donde su piano cobra protagonismo como ‘Heal’ o ‘Sparrow’, sensual y seductor en los temas en los que se lanza a juguetear con el pie de micro como ‘Concrete’, divertido y cercano cuando en ‘Entertainment’ se acercó al público cogió uno de los móviles y se puso a grabar, pero también potente e intenso como en ‘Here I Am’, aquí llegaría a subirse al piano para bailar y marcar el ritmo a su banda mientras conseguía desatar un griterío tremendo entre el respetable.

Con ‘Another Love’, el tema con el que se dio a conocer mundialmente hace unos años se despidió del escenario, para después volver y poner el broche de oro a una noche para el recuerdo con ‘Till I Lost’, ‘Grow Old With Me’, ‘Somehow’ y la maravillosa ‘Magnetised’, un tema que desató la locura tanto encima como bajo del escenario.

En definitiva, una noche mágica y que todos los presentes recordaremos con una sonrisa, ojalá vuelva pronto y no tengamos que esperar tanto para volver a verle en Barcelona.

#SomosColectivo

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s