FIV de Vilalba, eres grande pequeño

Cuando se celebra una fecha señalada siempre se quiere que sea algo especial y digno de recordar, los días 28 y 29 de abril uno de los festivales más madrugadores de la escena gallega, el FIV de Vilalba, celebraba su décima edición y sí, fue especial.

El que colgase el cartel de no hay entradas semanas antes de su celebración ya es un hecho a tener en cuenta y buena culpa lo tiene un cartel compuesto por los nombres más destacables del panorama nacional,  pero también lo es que las dos jornadas transcurrieron dentro de la normalidad, esto es, el desarrollo de todas las actividades programadas tal y como estaba previsto y viviéndolas tal y como era de esperar, disfrutando, cantando y bailando de lo que se nos ofrecía con respeto.


Viernes, 28 de abril

El FIV daba comienzo con la apertura al mediodía de la exposición de fotográfica “Diez años de FIV de Vilalba”, manteniéndose abierta durante las dos jornadas festival. A 16:30 se proyectaba la película “The Runaways”, a la que le seguiría la conferencia “25 años de fotografía en festivales” con Javier Rosa como ponente. Actividades más que interesantes a las que no pudimos acudir debido a que tenemos obligaciones que atender para que después podamos hablaros de nuestras andanzas festivaleras, vamos que teníamos que trabajar y tiramos para Vilalba nada más acabar nuestra jornada laboral.

Para nosotras el FIV comenzó a las 20:30 cuando nos pusimos la pulsera en la mano para, a continuación, acceder al recinto del festival y asistir al primero de los conciertos programados, el de Villanueva. Ya os habíamos dicho que era uno de nuestros conciertos “imperdibles” y nada más empezar nos dimos cuenta de que no nos habíamos equivocado. Era la primera cita de la gira de presentación de su segundo trabajo “Zoo para Dos” en Galicia y Villanueva se fue metiendo al público presente y al que llegaba con relativa calma en el bolsillo con un sonido e interpretación impecables.  ‘El día del Equilibrista’, ‘Ella’, ‘Un Picnic en Suelo Mojado’ o ‘Soy de las Buenas’ pertenecientes a su último trabajo, se mezclaron con temas como ‘Bombas Nucleares’ y ‘Ahogándonos’ incluidas en su disco de debut. Un concierto que nos dejó a todos con ganas de mucho más, basta decir que cuando se despidieron se podían oír numerosas voces pidiendo que volvieran. Personalmente, no me da llegado la hora de volver a verles en directo en sala.

Ya se notaba bien el fresco de la noche de Vilalba cuando Varry Brava salió al escenario para hacer subir la temperatura. Si hay una banda que ha de estar en una celebración de cumpleaños, esa banda es Varry Brava. En plena presentación de “Safari Emocional”, consiguieron que nos quitásemos  alguna capa de ropa a base de hits como ‘Oh, Oui, Oui’, ‘Fantasmas’, ‘Flow’ o las más que conocidas y esperadas ‘Calor’ y ‘No Gires’. Por cierto, nos declaramos públicamente fans del estilismo de Aaron de esa noche.

Con el cuerpo ya bien entonado, recibíamos a una de las bandas más esperadas de la noche a tenor de la gran cantidad de público que se congregaba bajo la carpa y alrededores cuando Love Of Lesbian hizo su aparición. Probablemente haya visto conciertos de los catalanes con un setlist que me convenciese más pero he de decir que no he visto muchos con una comunión de banda y público como la de esa noche. Dieron un buen concierto en el que no faltaron grandes canciones como ‘Allí Dónde Solíamos Gritar’ junto a ‘Bajo el Volcán’, ‘Cuando no me Ves’, ‘Nadie por las Calles’, ‘Toros en la Wii’ o ‘Algunas Plantas’, pero si hay algo que los hizo más grandes esa noche fue recordar a Supersubmarina con ‘Los Seres Únicos’.

A continuación llegaba uno de los conciertos que más esperaba, el de los franceses Rinôçérôse y es que verles por tierras gallegas en directo es algo casi milagroso. En mi opinión uno de los mejores conciertos de la noche junto con el de Villanueva, una pena que una buena parte del público se marchase al finalizar el concierto de Love of Lesbian. Los que allí nos quedamos pudimos disfrutar del arte que tienen para mezclar rock con electrónica y pegarnos unos buenos bailes con ‘Fighting the Machine’ de su recién estrenado “Angels and Demons” o con la fantástica ‘Le Mobilier’.

Mi cuerpo ya empezaba a notar las más de 20 horas de actividad continua y opté por retirarme en vez de seguir bailando con We Are Not Djs, algo de lo que me arrepentí al día siguiente cuando me contaron la sesionaca que se habían marcado. Lo siento chicos…


 Sábado, 29 de abril

Poco le restaba al concierto de la Banda de Música de Vilalba cuando hice acto de presencia en el Auditorio. Una caña, visita rápida a la exposición fotográfica y, sin más entretenimiento, directa al concierto de Amatria. Diré que tenía mis reservas y recelos acerca de la hora del concierto y del lugar en el que se celebró pero todo eso quedó olvidado así como Joni Antequera comenzó a presentar las canciones y decidimos utilizar las butacas como objetos en el que dejar nuestras pertenencias para ponernos a bailar con ‘La Buhardilla’, ‘Atarax’,  ‘El Golpe’, ‘Chinches’ y dos temas nuevos que nos presentó que formarán parte de su nuevo trabajo. Un concierto en el que no faltaron las risas a los comentarios de las canciones que hacía Joni Antequera y que también destaco como uno de los mejores del festival por su sobria y eficaz puesta en escena y sonido impecable.

Después de reponer fuerzas a base de dos elementos básicos, alimentación e hidratación, vuelvo al recinto para asistir al arrollador concierto de Sexy Zebras. ¡Madre mía como llegaron los madrileños! repartieron rock a cascoporro con trallazos como ‘El Fugitivo’ o ‘El Semental’ y dos temas nuevos de su próximo disco que presentaron esa noche y que siguen la misma línea de rock crudo y directo. Sinceramente, disfruté de los Sexy Zebras como una enana y, al finalizar su concierto, sólo pensaba ¿y después de esto Second?

Pareciera que los murcianos estuviesen leyéndome el pensamiento porque salieron al escenario a morir. Second tienen muchos conciertos y festivales a sus espaldas y saben perfectamente qué tienen que hacer. En el FIV les tocó salir después de una banda de rock gamberro y ellos revistieron sus canciones con un plus de energía, garra y  elevadas dosis de rock. ‘Atrévete’, ‘Psicopático’ y ‘Pueblo Submarino’ sonaron rabiosas en contraste con ‘N.A.D.A’ o ‘Nivel Inexperto’, necesarias para coger aliento antes de la recta final de su concierto. Con una lluvia de confeti mientras sonaba ‘Rincón Exquisito’ se despidieron demostrando que, si en algo son expertos es en ofrecer un concierto a la altura de lo que se espera de una banda con veinte años de trayectoria, esa noche lo hicieron con creces.

Entonces llegó Iván Ferreiro acompañado de una bandaza de nombres tan ilustres como Pablo Novoa o Ricky Falkner y comenzó su concierto con ‘Me Toca Tirar’. Fue justo en ese momento cuando mis acompañantes me dieron por perdida porque, a partir de ahí, solo tuve ojos, cabeza, piel y corazón para el de Nigrán y sus canciones ¿Quién con un disco recién estrenado comienza un concierto con un tema de hace diez años y se mete al público en el bolsillo? Sólo Iván Ferreiro, sólo él y cuando este artistazo tuvo a bien, llegó el turno de ‘Casa, Ahora Vivo Aquí’, el de ‘El Pensamiento Circular’, el del ‘Los Restos del Amor’, el de ‘Dies Irae’ pero también el de ‘Extrema Pobreza’, ‘Pájaro Azul’,’Cómo Conocí a Vuestra Madre’, ‘Años 80’ y por qué no, el momento karaoke de ‘Turnedo’. Cómo os diría… Fue un concierto total y absolutamente embriagador de esos que te hacen reconciliarte hasta con el Ferreiro más oscuro y tenebroso. En resumen, soberbio, brillante, enorme Iván Ferreiro.

Y después de un concierto así, piensas que ya nada puede bajarte de la nube en la que te encuentras hasta que llega Sidonie a golpe de temazos  y dejas la estratosfera para volver al lado más popero, rockero y cachondo de la tierra. Con Sidonie llegó el goce y el disfrute en forma de música y el merecido homenaje al pop nacional a través de los temas de “El Peor Grupo del Mundo” junto con canciones elevadas al estatus de himnos por el público como ‘Estáis Aquí’, ‘Sierra y Canadá’, ‘Un día de Mierda’, ‘Costa Azul’, ‘El Bosque’ o ‘El Incendio’. Nosotros cantamos y bailamos, ellos se despojaron de sus camisas para mostrar torso y enfundarse en unas camisetas, fumaron, bailaron y Marc se dio su “habitual baño de masas”, los ingredientes habituales de un concierto de Sidonie para hacernos disfrutar con elementos menos espirituales pero más mundanos. Siempre fantásticos Sidonie.

A pesar de todo el derroche que había hecho, no tenía pensado irme de la carpa hasta que dejase de sonar la música y el punto y final le correspondía a David Van Bylen.  Como se suele decir, temazo tras temazo sonaron en su sesión que nos tuvo bailando durante una hora sin que fuéramos conscientes del cansancio que se iba acumulando en nuestro cuerpo. Van Bylen, cantaba, bailaba y nos hacía fotos y nosotros respondimos dándolo todo hasta el final. Broche perfecto para una segunda jornada del FIV para recordar.

Llegó el momento de recoger e irnos de Vilalba hacia nuestros lugares de origen con un elemento más en la maleta, una buena dosis de melancolía al recordar los momentos vividos bajo la carpa rosa pero con una sonrisa pensando en que ya queda menos para una nueva edición ¡Larga vida al FIV de Vilalba!

#SomosColectivo

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s