Madnolia vuelven con “Matamula”

Hace un tiempo os hablábamos de Madnolia, un cuarteto Barcelona de Rock and Roll formado por Sergio Castro (voz y guitarra), Javi Martínez (guitarra y coros), Aaron Iglesias (bajo y coro) y Arturo Rubio (batería, percusión y coros) y que en 2014 publicó su primer EP, de nombre homónimo.

Pues bien, tras una serie de conciertos por la península y un periodo de reflexión y composición, volvieron a encerrarse en el estudio The Room y se pusieron de nuevo en manos de Jordi Navarro para grabar su nuevo trabajo, Matamula. El resultado del proceso de grabación (podéis ver aquí como tuvo lugar) es un EP de 7 temas que siguen en su línea de mezclar letras directas en castellano, con rock crudo y algo canalla. Pero con un resultado más producido y cuidando mucho más los detalles de cada una de las canciones que lo componen. Según ellos mismos cuentan es “Más maduro, más progresivo y con un sonido aún más personal“.

Podríamos contaros muchas cosas sobre Matamula, pero hemos preferido que sea la propia banda quien os cuente que se esconde detrás de cada una de las canciones y como se gestaron.

SOMOS DISTINTOS. Es la introducción al disco, al sonido y al mundo de Madnolia. La rompecuellos del disco, con riffs potentes de guitarra que se mezclan sobre la contundencia habitual de bajo y batería, todo esto adornado con alguna pincelada de psicodelia. El tema tiene varios puentes musicales que dividen la canción en fragmentos. El videoclip, que es el primero de este disco, lo muestra perfectamente con los continuos cambios de estética y escenario, escondiendo muchas metáforas sobre la letra de la canción.

SUELTEN LOS PERROS. Poco más de tres minutos de revolución, donde hemos dejado sacar la rabia, la distorsión y la furia punk que llevamos dentro en contra de cómo el mundo gira alrededor de unos pocos, hartos de encontrarnos siempre las puertas cerradas. Sentimos que ya ha llegado la hora del cambio, de encerrar la ovejita dócil que llevamos dentro y decir basta, salir a morder. Ya sea en política o en la industria de la música, los que realmente tenemos la fuerza somos los de abajo. Los que se desgarran la voz detrás de un micro o se dejan la piel en un torno o delante del ordenador día tras día. Nuestro el sudor, nuestra la recompensa.

42 GRADOS. Sin pelos en la lengua y desde diversos puntos de vista, este tema trata sobre la adicción, como un pez que se muerde la cola. Un billete solo ida para el viaje de tu vida. Intenso, agridulce, turbulento y donde en el destino, nunca hay esperando un final feliz con tu nombre en un cartel. Musicalmente, le hemos querido dar un aire algo caótico, sucio y sincero, recordando a algunos himnos de los finales de los setenta o principios de los 80.

CUENTO DEL LOBO. El cuento del lobo narra una historia de amor imposible, en la que los protagonistas son lobo y luna, condenados a estar separados físicamente pero que lo solventan con la presencia de una y el canto de otro. ¡La luna quiere Rock and Roll! Musicalmente es la canción más limpia y tranquila del disco, con un estilo más cercano al Rock and Roll clásico y donde destacan la melodía del bajo y el slide. En los directos, la utilizamos para respirar un poco, justamente la función que creemos que cumple en Matamula.

MEDICINA. Un ‘Sex, Drugs & Rock and Roll’ en toda regla, sin florituras, música directa y mensaje claro. La historia empieza justo a la mañana siguiente de la noche en la que nos quedamos al final de nuestro anterior trabajo ‘Salimos esta noche’. Se podría decir que ‘Medicina’ es el resultado de ’Salimos esta noche’. Vicio y desenfreno en el peor sentido de la palabra.

PLOMO Y PLATA. ¡Qué tristes son las despedidas!. Sobretodo cuando a aquello que le dices adiós ha sido fiel y nunca, hasta el último suspiro, te ha fallado antes. Sí, estabais hecho el uno para el otro, pero inevitablemente ha llegado el momento de decir adiós, aunque duela. Después, como en toda relación que llega a su fin, haces balance y distingues cosas buenas y malas, pero en la balanza de los recuerdos, sólo permanecerán los buenos. Para siempre. Progresiones de bajo y batería muy compactas, con algo de wah y psicodelia, acompañando un estribillo potente y unos estrofas muy vacilonas.

RONNIE MUERTE. El cierre perfecto para el disco, el constante groove de batería se vuelve casi hipnótico y te hace echarlo de menos cuando poco a poco desaparece en el fade out con el que termina el álbum. Es la canción más diferente al resto, con un sonido más acústico, más íntimo. Teníamos dudas sobre incluir este tema o no, tal como lo teníamos planteado en formato eléctrico, por lo que decidimos desnudarlo en su mínima expresión… y nos flipó. Aquí, la intención es crear una atmósfera que te transporte a vivir un Spaguetti Western casi en primera persona, en un inhóspito entorno entre caballos, balas y sombreros.


Podéis encontrar a Madnolia en redes sociales en:

Facebook / Instagram / Bandcamp / Youtube / Twitter

#SomosColectivo

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s