Emergentes #66 – Winter Project

Hace unas semanas os presentábamos a Winter Project con motivo de la presentación de su último trabajo “Paranoid Lullaby” (autoeditado 2017), la banda de Vigo formada por Jorge Lorenzo (guitarra y voz), Luis Saldaña (guitarra), Braulio Vidal (bajo) y Jorge Guerra (batería) cuya música se nutre del rock progresivo y psicodélico, blues o jazz. El caso es que el último trabajo de la banda viguesa llamó mucho nuestra atención y no contentas con escuchar los cuatro temas que lo componen de forma repetitiva, decidimos conocer algo más de ellos a través de su trabajo de debut “Winter Time” (autoeditado 2016). En ese álbum fue donde descubrimos que hay mucha música, muchos estilos y muchas influencias en la banda y todas ellas buenas, pero también apareció la necesidad de conocer más sobre ellos, de cómo nació Winter Project, de que nos hablaran de sus influencias más directas, de su opinión sobre la escena musical actual y, por su puesto, contároslo a vosotros.

Ya sabéis que nosotras esta necesidad de saber la aplacamos con una entrevista pero es que además Winter Project nos parecieron unos candidatos perfectos para formar parte de nuestra sección de emergentes. Todo nos parecieron señales para quedar con Jorge y Braulio y como lo de ir en contra de los buenos presagios no entra en nuestra manera de ver las cosas, nos reunimos con ellos una tarde y tuvimos una charla tan amena como interesante ¿Queréis saber qué nos contaron? Ya sabéis, pasad y leed 😉

Presentaos. Contadnos como nació Winter Project y como se fue desarrollando hasta la banda que es hoy.

Jorge: Winter Project tiene su origen en Symmetry, un grupo anterior del que formaba parte. La banda se deshizo cuando se fue la cantante y fue cuando empecé a componer algunos temas. Junto con el bajista de Symmetry empezamos a montar algunos temas y a sumar músicos pero con cero intención de montar una banda. La idea era hacer canciones y pasarlo bien. Empezamos a tocar un vez al mes en  O Galo do Vento donde estuvimos de banda residente durante un año y medio aproximadamente. Fueron rotando músicos hasta que en 2013 nos quedamos en una formación de cuatro, Braulio, Luis, yo como fijos y el batería que siguió rotando. Empezaron a llamarnos para tocar en salas como el Xancarajazz, al ver que la gente respondía y que las canciones gustaban fue cuando decidimos grabar el disco pero en ningún momento nos planteamos montar una banda para triunfar y eso. Fue todo como muy natural.

“Winter Time” se publicó en 2016 y fue vuestro trabajo de debut. Tengo entendido que carecíais totalmente de experiencia en lo que supone la grabación de un disco. Cómo lo vivisteis sobretodo teniendo en cuenta que fue un disco autoproducido y autoeditado.

Braulio: “Winter Time” se grabó en 2015 y se publicó en 2016 y la experiencia fue muy positiva pero también dura. Jorge es el fundador del grupo pero la experiencia previa que tenía a nivel profesional era nula. Tuvo que ir aprendiendo sobre la marcha. Yo me incorporé como bajista en 2013 con muy poca formación. En aquel entonces estaba recibiendo clases y preparación y a día de hoy sigo en ello. De repente nos encontramos un grupo de gente para grabar un estudio cuando, hasta ese momento, no sabíamos como era la puerta de un estudio. Fue un buen shock porque en el estudio recibimos las primeras hostias. Tú llegas allí pensando que bien lo que  hago con el bajo, que bien suena y luego resulta que no. Por otra parte nos fuimos encontrando con varios inconvenientes tanto a nivel musical como personal a lo largo de la grabación que lo hicieron más duro todavía. Lo que nos ayudó mucho fue tener a un músico de estudio como es Jorge (el batería) porque nos salvó en muchos momentos duros de la grabación.

Jorge: Yo había grabado como guitarrista pero nunca como cantante. Fue duro por muchos factores que coincidieron durante la grabación pero nos sirvió como experiencia y aprendizaje para el segundo disco que lo grabamos en mucho menos tiempo, lo grabamos en dos días con toda la banda junta y  a primera toma. En resumen, el primer disco fue el caos, el segundo una gozada.

Escuchando los nueve temas que componen “Winter Time”, encontramos mucho rock, blues, folk… se podría decir que es un poco fruto de vuestras referencias musicales.

Jorge: Sí porque nuestras influencias son bastantes dispares. A mí me gusta mucho el blues y las bandas de los años 60, concretamente los años 67, 68 y 69. A Braulio también le gusta mucho la música hecha en esos años y el jazz y luego tenemos a nuestro guitarrista Luis que es una persona completamente caótica y le gusta de todo. Desde el 2011 hasta el 2015 que grabamos el disco compusimos un montón de temas con muchas influencias. Al principio la banda sonaba muy Pink Floyd, luego hicimos una gira acústica para la que también compusimos temas, luego volvimos más al rock… Cogimos los temas que más nos gustaron y resultó un disco con muchas influencias diferentes. De hecho en algunas críticas que se hicieron del disco se dijo que estaba muy bien pero que era un poco incoherente. En cierto modo es así porque a la gente que no le gusta tanto el sonido rock le encanta porque hay variedad de estilos pero la gente acostumbrada a un estilo determinado, como por ejemplo el blues, de repente se encuentra con una gaita y piensa que el disco no tiene ni pies ni cabeza.

Braulio:  Yo siempre digo una frase que puede sonar como una sobrada, somos la primera banda de la historia que su primer disco es un greatest hits, jajajaja… Normalmente las bandas definen un estilo y luego lo evolucionan. Nosotros empezamos con lo que teníamos y luego nos definimos. Se podría decir que “Winter Time” es el resultado de cuatro años de evolución del sonido de la banda. De hecho la primera discusión sobre el disco fue decidir que temas íbamos a incluir en él porque teníamos más de treinta. Fue complicado porque además cada uno tiene sus gustos y preferencias.

En abril se publicó en Bandcamp y Youtube vuestro segundo trabajo, el EP “Paranoid Lullaby” ¿Por qué habéis optado, en esta ocasión por este formato?

Jorge: Teníamos temas que no encajaban en el primer disco pero que nos gustaban y decidimos meterlos en un EP sin complicarnos buscando nuevas canciones que encajasen con lo que ya teníamos sólo por el hecho de grabar un LP.

Braulio: Lo coherente era meter los tres temas más psicodélicos juntos para que el que los escuche pueda sumergirse de lleno en ese sonido de la psicodelia. Teníamos dos o tres temas más que podríamos haber incluido pero desviaríamos la atención de un disco conceptual en torno al sueño y las pesadillas y los tres temas que componen el EP encajan muy bien.

El pasado 28 de abril presentasteis los nuevos temas en la Salasón de Cangas ¿Cómo percibisteis su acogida por el público?

Jorge: Realmente no fue una presentación. Los temas los teníamos compuestos desde hacía tiempo y ya los habíamos tocado en directo con anterioridad, de hecho cuando hicimos la presentación de “Winter Time” en La Iguana Club ya tocamos los tres temas del EP. En la presentación de “Winter Time” se promocionó la presentación del disco, el concierto giró fundamentalmente en torno a él y llevamos invitados y colaboradores. En el concierto de la Salasón tocamos los temas del EP completos pero no se puede decir que fuese una presentación tal cual salvo por el hecho de que teníamos el EP en formato físico para su venta. En realidad ese concierto llevaba cerrado desde hacía meses y la gente que vino a vernos ya nos conocía así que la acogida fue buena.

Braulio: Le das el formalismo de la presentación aún sin serlo como tal, de todos modos vino gente que no nos conocía que empezó a seguirnos y compró el disco, como también había gente que nos conocía y se fidelizó con la banda.

Y siguiendo con la presentación de “Paranoid Lullaby” ¿qué proyectos tenéis en cuanto a gira y conciertos?

Braulio: Tenemos cinco o seis conciertos ya cerrados y unos cuantos pendientes de confirmar. En octubre tenemos un festival rockero del que ya se irán dando noticias en medios. También, curiosamente, estamos hablando con ayuntamientos que intentan alejarse del concepto festejos con orquestas e intentan llamar a bandas para atraer a otro tipo de público.

Jorge: Sí, tenemos bastantes fechas hasta octubre incluso en verano, no solemos tener problemas para cerrar conciertos siempre salvando el límite que ponen los festivales que suele ser un circuito muy cerrado. Sobre lo que dice Braulio de los festejos, recuerdo uno de nuestros primeros conciertos en las fiestas de La Guía. Los organizadores querían meter rock y pensamos que íbamos a salir apedreados cuando empezásemos a tocar nuestro rock psicodélico, resulta que a la gente les gustó. 

Tengo entendido que estáis trabajando en nuevas ideas y temas ¿Tenéis en mente la publicación de un nuevo LP?

Braulio: Sí, tenemos muchas cosas, tantas que estamos un poco desbordados de ideas hasta que le encontremos la forma. Nuestro esquema a la hora de trabajar en los temas es, uno de nosotros compone,  presenta el tema a la banda, lo tocamos desde esa idea original y a partir de ese momento comienzan las modificaciones y las influencias de cada uno de nosotros sobre la canción. Hay mucha libertad a la hora de meter mano en las canciones.

Jorge: La intención que tenemos, al menos yo, es hacer en el nuevo disco una especie de mezcla de los dos trabajos que tenemos publicados. Rock clásico con rock progresivo y psicodélico, muy en el rollo The Doors que tenía los pies en el blues y en el rock pero la cabeza en otro lugar.  De hecho, los primeros discos de The Doors son muy variados en cuanto a estilo pero todo encaja.

¿Y cuando tenéis pensado comenzar con la grabación?

Jorge: Hacia finales año tenemos pensado dejar de tocar para comenzar a grabar.

Braulio: Si surge hacemos algún concierto entre medias pero tenemos que optimizar el tiempo porque todos tenemos nuestro trabajo, nuestra vida personal y tenemos el tiempo necesario para dedicárselo a la banda.

¿Podríamos decir que “Paranoid Lullaby” cierra una etapa para abrir otra con un sonido más definido?

Jorge: Sí. Tanto en “Winter Time” como en “Paranoid Lullaby” fuimos los productores ejecutivos y artísticos. En el tercer disco queremos ponernos en manos de un productor artístico para ver hacia dónde puede llevar nuestro sonido. Los temas nuevos ya fueron compuestos con la idea de un disco buscando el sonido propio de la banda sin dejar tanto espacio a influencias y con un sonido más coherente.

Braulio: Al contar con un productor artístico queremos dar un pasito más para saber qué podría hacer por nosotros el trabajo de un profesional. Queremos que sea un proyecto más ambicioso a nivel profesional pero también como experiencia musical.

En cuanto a la salud de la escena musical viguesa que tanto se elogia fuera por su diversidad y calidad ¿Créeis que se cuida lo suficiente desde la propia industria y organismos?

Braulio: Indudablemente no. Es tal la sensación de abandono y de tener que pelear… Yo no me esperaba encontrar con tan poco interés por la música incluso desde instituciones que se consideran culturalmente activas. Es sorprendente que no encuentres apoyo en concejalías de cultura y sin embargo si lo obtienes de Comercio ya  que lo ven como algo promocional. Estoy decepcionado con el entorno.

Jorge: Yo creo que hay un problema de oferta y demanda. No hay público para tanta banda ni para tanta sala. También es cierto que parte de culpa del problema la tienen los propios músicos. Hablando con colegas de la época de la movida de los ochenta me decían que las salas estaban petadas de músicos. En Vigo hay cientos de músicos, con que la décima parte de ellos fueran a ver un concierto de vez en cuando, junto con otro tanto de público que asista al concierto, las salas tendrían un buen aforo. Los músicos no suelen ir a conciertos ni de su propio estilo ni otros.  Da bastante pena cuando compartes cartel con otra banda y cuando estás tocando se van, es una falta de respeto por el trabajo de los compañeros.  No todo el problema es del público y de los políticos.

En cuanto a la pequeña industrial musical tampoco hay apoyo pero en este caso casi lo entiendo porque para ellos es un negocio. Tú pones un dinero y quieren que sea productivo, su obligación no es apoyar, hacen una inversión. En cambio los políticos si tienen esa obligación ya que hay un dinero destinado a eso y no lo hacen. A los políticos que todo lo que tenga que ver con el  underground no interesa, tanto en música como arte. Todo lo que no sea mass media, políticamente no interesa. Todo el mundo debería quejarse menos y arrimar más el hombro porque todos tenemos parte de culpa, tanto el público aunque en muchos casos  no tiene información, como los músicos e instituciones.

Qué os parece el consumo que se hace de la música actualmente y su difusión a través de redes sociales.

Jorge: Complicado… Es una cantidad de información bestial. Es un cambio muy rápido para el que la gente no estaba preparada. Los chavales de 15, 16 y 17 años tienen como una especie de avalancha por parte de los mass media que les satura y no les ayuda a que sientan curiosidad por bandas locales. Hay cuatro bandas que copan su atención y ya no les llegan otras cosas, no se trata de que no les gusten es que no saben ni que existe. Conozco gente que les gusta el rock y no sabía que había bandas locales como Dixie Town o The Soul Jacket. Todo el mundo tienen un disco, un vídeo, todo el mundo puede hacer promoción… Me resulta complicado y entiendo que mucha gente esté saturada con tanta información.

Las plataformas digitales están muy bien pero tienes que saber que ese grupo existe. No es como en la tienda que tu echabas un vistazo, elegías un disco, te lo ponían para que lo escucharas… Es como un momento muy cambiante y muy extraño y estamos todos adaptándonos, público, bandas, industria… Ya no sabes ni en qué formato sacar un disco, he pensado en sacarlo en pen drive porque hay coches que ya no tienen para escuchar cd, jajajaja…

Braulio: Ahora lo que hay es muchas formas de plantear el acceso a la música. Antes había el filtro de las discográficas y había un solo modo de hacerte con un disco que era ir a la tienda de turno y comprarlo. Tengo el recuerdo de hacer colas enormes para comprar el último disco de tu grupo favorito, cosa que hoy en día no sucede.

Siempre finalizamos nuestras entrevistas con el “cuestionario de raro propósito”:

  • Imaginaos que tenemos un Delorean ¿a qué año os gustaría que os llevase?
  • Jorge: al 68
  • Braulio: al 69 es el año en el que he encontrado más discos espectaculares.
  • Con qué banda o artista os gustaría compartir escenario
  • Jorge: The Doors por conocer a Jim Morrison
  • Braulio: Queen por conocer a Freddy Mercury y porque fue la banda hizo que amara la música.
  • Un capricho que os daríais si fuerais estrellas del rock
  • Braulio: conseguir que te vea mucha gente y conseguir conectar con ellos, que se queden con la boca abierta con tu trabajo.
  • Qué es lo más extraño que os ha ocurrido en un concierto
  • Braulio: ¿Cuenta que nos hayan tirado lencería? Ese día recuerdo que dije que nos habíamos convertido en una banda grande, jajajaja…
  • Cuál es el concierto al que habéis ido que más os ha marcado
  • Braulio: ZZ Top en Oporto.
  • Jorge: Muse en el primer concierto que dieron en O Monte do Gozo.

Desde ya os decimos que no tenemos pensado perder de vista a Winter Project, lo siguiente será verles en directo, una oportunidad que tendremos el próximo día 10 de junio en Aires Celtas Biker Bar de Vigo, y después estar bien pendientes de ese nuevo trabajo que comenzarán a grabar a finales de año.

 

#SomosColectivo

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s