Entrevista a Rafa Otero, Festival Arteficial: “Para hacer un festival con bajísimo presupuesto hay que ser muy muy come orejas”

Lo normal es que entrevistemos a bandas o artistas pero ya sabéis que a nosotras el adjetivo “normal”, en ocasiones, nos viene un poco justo. Cuando sentimos que nos falta un poco el aire, sacamos los pies fuera del tiesto a airear y es cuando hacemos lo que nos apetece o nos viene en gana. Cuando conocimos la existencia del Festival Arteficial de Ribadavia y nos pusimos a buscar información sobre su trayectoria y programación porque nos llamó mucho la atención el trabajo que estaba realizando su organización ya que su currículum no solo se fundamenta en la programación de un festival (que no es poca cosa) también tienen otro tipo de inquietudes culturales que organizan y tratan de sacar adelante en un municipio con una población de poco más de cinco mil habitantes y a base de trabajo y alguna que otra ayuda que va cayendo.

En esta cosa nuestra de hacer lo que nos da la gana y porque la programación del Arteficial para su edición del 2017 nos parece fantástica, decidimos ponernos en contacto con sus organizadores para que nos hablasen sobre su fundación, planificación, programación, inquietudes… Muy amablemente cedieron a nuestras peticiones y Rafa Otero fue el encargado de contestar con gran diligencia a nuestro cuestionario. Os invitamos a que leáis la entrevista porque en ella nos cuenta cosas muy interesantes. Por cierto, lo del género femenino no es una errata, es que Rafa se expresa así y eso nos parece maravilloso. Como siempre os decimos, pasad y leed 😉


El Festival Arteficial es una de las actividades organizadas por la asociación Arteficial de Ribadavia. Contadnos los orígenes de esta asociación y como surgió la idea de hacer un festival.

Fueron Manuel y Simón hace ahora diez años los que vinieron con la idea de montar algo. Habían viajado, habían participado como voluntarios en proyectos europeos y volvían al pueblo con ideas y energía para montar algo parecido a las cosas que habían visto. Compartieron su visión con un grupito de gente que sabían íbamos a estar interesadas. Al principio era todo muy abierto pero, poco a poco, se fue estructurando todo alrededor de la idea de festival. Este festival iba a tener un poco de cada uno de nosotras. Mucha música pero también talleres, muchos talleres. Y las calles y plazas de Ribadavia siempre como catalizadoras de nuestras acciones.

Agruparse como asociación era el paso indispensable para poder lanzarlo. Además en Ribadavia siempre hubo cultura de asociacionismo y queríamos participar de esta tradición, hacer nuestra aportación.

Se deduce que existe en la comarca una gran inquietud cultural ¿Fue siempre así? ¿Nació la asociación como respuesta a esa demanda o fue la actividad de la asociación la que alimentó esa necesidad cultural?

Supongo que esa inquietud siempre ha existido pero al mismo tiempo creo que no es mayor que en cualquier otra ciudad o pueblo como el nuestro. Lo que sí que merece la pena reconocer es la tradición asociativa que ha existido siempre en Ribadavia y O Ribeiro. Movimientos culturales, agrarios, ecológicos, políticos han estado especialmente activos aquí. Tenemos la suerte de contar en Ribadavia con el Museo Etnolóxico que recoge buena parte de esta historia asociativa. Contamos con el referente de la Asociación Cultural Abrente que impulsó la recuperación y representación del teatro en gallego en los últimos años de la dictadura, germen de lo que es hoy en día la Mostra Internacional de Teatro. Algo significativo es que la gran mayoría de la actividad cultural que disfrutamos en Ribadavia nos la curramos las propias vecinas. Me acuerdo ahora de la Festa da Istoria, Noite Meiga, Teatro do Vilar, etc.

La asociación Arteficial organiza otras actividades culturales relacionadas o no con la música ¿Cómo trabajáis la planificación de esas actividades?

Esto ha ido evolucionando con los años. En las primeras ediciones del festival había infinidad de actividades y talleres, demasiados para el escaso público que teníamos. Además era un trabajo durísimo el de esos días. Éramos muy pocos, estábamos en todo, todo se solapaba. Imposible. Decidimos entonces separar el Festival Arteficial de las otras actividades y talleres. Era además una buena excusa para seguir trabajando y programando actividades a lo largo del año y ampliar la oferta cultural. Basamos así nuestra actividad en aspectos que entendíamos fundamentales como la promoción del territorio, arquitectura, termalismo y cultura del vino que existe en O Ribeiro. Lanzamos actividades como Graffiti e Viño D.O. Ribeiro. Juntamos a tres grafiteros y tres productoras de vino de la denominación de origen O Ribeiro, nos dimos un paseo por los viñedos, visitamos sus bodegas, probamos sus vinos. Los días siguientes se pintaron tres murales hechos con estuches de madera que sirvieron como diseño de las etiquetas con las que los tres caldos salieron al mercado. Fue un currazo inmenso esta actividad pero mereció mucho la pena. Ni como particulares, ni como asociación nunca ganamos nada de dinero con todo esto. Ninguna se dedica a la producción de vino directamente, pero entendimos siempre que promocionar nuestra cultura del vino era apostar por nosotras también.

Otra de las actividades que lanzamos estos últimos años es el Colchoneta Film Festival (CFF), una pequeña muestra de audiovisual gallego. Lo organizamos en una antigua iglesia, en el centro histórico, ahora convertida en centro social. Ahora acoge también conciertos el día del festival 😉 . La idea era muy sencilla, poner unas colchonetas por el suelo, preparar algo de chocolate calentito, que la gente estuviera a gusto; y visionar algunas piezas de cine gallego.

Hay algunas otras actividades, muchas en la recámara. A la espera de tiempo, energía y financiación. Algunas ideas… ¿Qué tal microteatro en nuestras propias casas? ¿Un festival de arquitectura y urbanismo? ¿Okupar y construir nuestro propio espacio? ¿Comprar discos, cassettes, vinilos de todas las bandas que hayan pasado por el festival y hacer con ellos una biblioteca pública? (esta última estamos a puntico de hacerlo, muchas bandas, muchas ganas)

Volvemos al festival y a su organización. ¿Por quién está formada y de qué modo trabajáis en la programación del festival?

La asociación siempre ha sido muy abierta y sus integrantes y su número han ido evolucionando con los años. Del grupo que montamos esto la inmensa mayoría están ahora en la diáspora, los echamos la hostia de menos. Pero año a año se han ido incorporando más personas. Ahora debemos ser un total de 15 las que formamos parte de la asociación, pero los días que programamos actividades siempre aparece alguien más, todas voluntarias, para echar un cable, mover material, preparar cattering, colgarse de una escalera para hacer una sombra, hacer guardia durante toda la noche, cosas así. Somos ahora un grupito de gente linda, de entre los 19 a los 37 años. Más chicas que chicos también. Todo esto es importante porque además de hacer un festi, un taller, lo que sea, estamos en contacto gente de muchas generaciones. Arteficial es una muy buena excusa para tomarse un vino y conocerse. Creo además que, para un pueblo pequeño como el nuestro amenazado por el despoblamiento, que gente inteligente, con talento e ilusión, apueste por quedarse y al mismo tiempo construir algo es un valor en sí mismo.

¿Cómo programamos? Pues es todo un topicazo pero tan pronto acabamos una edición del festi comenzamos con la siguiente. En ocasiones incluso antes. Siempre hay alguna banda, actividad o “semente” que se nos cae y la dejamos ahí, a la espera, para una nueva edición. Por norma general nos organizamos en torno a grupos de trabajo. Producción, diseño, secretaría, etc. Cada grupo pilla sus responsabilidades y las va trabajando. Una vez por semana nos juntamos y ponemos todo en común.

Una de las cosas de llevar diez años programando es que es cada vez más sencillo, cada edición del festival que va pasando te ayuda a programar la siguiente. Cada escucha que haces, cada investigación, cada concierto o festival al que vas siempre te da ideas para fichar bandas. Probablemente esa banda no podrás acceder a ella, no podrás cerrarla, pero sigue escuchando, sigue yendo a conciertos, entonces sí, ahí descubres algo, aprendes. Escucha música siempre, ve a conciertos, a salas, merece la pena. Hay mucho talento. Y come muchas orejas. Para hacer un festival con bajísimo presupuesto hay que ser muy muy come orejas. Aprovecha cualquier oportunidad, exponte, queda mal. Más vale pedir perdón que pedir permiso.

Este año la oferta musical cuenta con nombres tan golosos como First Breath After Coma, Soledad Vélez, Juana Chicharro o Blaak Heat. Además de música ¿están previstas otras actividades culturales?

¿Nivelazo, verdad? Estamos que no nos lo creemos ❤

A Juana la enamoramos con un plato de pulpo, los FBAC vienen gracias a Débora Umberlino, Surma, que les habló bien de nosotras; Blaak Heat fue Iván de Work on Sunday que les recomendó amerizar aquí y Soledad Vélez los chicos del Torgal de Ourense. La medusa del amor, básicamente 😉 . Este año tenemos un cartel bien rico. Creo que si vienes hasta Ribadavia por los Blaak Heat acabarás flipando con Mow, si te acercas por Soledad Vélez vas a reventar con Los Bengala, si tienes curiosidad por escuchar a los First, alucinarás con Druso, Blius vai o Solo Astra. Así un poco con todas. Un pequeño festival lleno de buenas sorpresas.

Nuestro festi es un festi muy sencillo, muy humilde. Aún así queremos ofrecer una buena experiencia a quien nos visita. Evidentemente la música es la protagonista de todo esto pero prestamos atención también a toda la escena. Desde hace unos años venimos tomando consciencia de que la escena musical en Galicia no se queda solo en las bandas, si no que transciende a otras formas de expresión. Ilustración, fotografía, performance, diseño de ropa, etc. Hay un verdadero movimiento artístico alternativo, muy rico. Por eso llevamos organizando estos tres últimos años el “Mercado das Sementes” en las plazas del festival. Un pequeño mercado al que invitamos personas e iniciativas que encontramos interesantes dentro de este movimiento. Hablo de ilustración, fanzine, pequeñas editoriales gallegas, ropa, joyería, etc. Evidentemente tiene que haber comida por eso contamos con una pequeña oferta de “xantar tradicional”. Pulpo, galeguesas, dulces.

Este año además programamos alguna cosilla nueva. Abriremos el festival con un encuentro abierto que convoca la Asociación de gestores culturales de Galicia, una buena oportunidad para entender un poco mejor como funciona esto y coger algo de inspiración e ideas para toda aquella que quiera emprender un nuevo proyecto. Preparamos también un fanzine para distribuir en el festival. En el van a participar aquellos agentes que entendemos forman la escena musical en Galicia. Bandas, salas, festivales, prensa y público. Dar voz, un espacio común, cualquier tontería.

Por ahora lo último que tenemos cerrado es una actividad para niños y niñas junto con la escuela de música contemporánea de A Cañiza. Estamos cerrando alguna cosa más. Algo de poesía, streaming.

El festival es totalmente gratuito y en otras ediciones también solidario ¿Cómo responde el público del Arteficial ante la llamada solidaria? ¿Tenéis prevista alguna acción para esta edición?

No podemos decir que este modelo de festival sea sostenible. Aprendimos la regla de los tercios de otros festivales que admiramos. Financiación pública, privada e ingresos propios; pero con este formato gratuito estamos lejos de conseguirlo, nos quedamos en un 40-40-20, o algo menos. No sabemos cuántas ediciones más podremos permitirnos seguir haciendo un festival gratuito pero nos arriesgamos. Entendemos que al programar y promocionar espacio público la accesibilidad debe ser total. En ediciones pasadas, con otro formato, en otros recintos, cobrábamos alrededor de 10 euros de entrada y muy probablemente tendamos en el futuro a un modelo mixto, únicamente por la supervivencia del festival. Hoy por hoy Arteficial es posible gracias a la generosidad de mucha mucha gente. Por eso pensamos en devolver todos estos favores y cariño de alguna forma. Tomamos como referencia la idea del Surfing The Lérez y la adaptamos a nuestro entorno. Desde hace tres años colaboramos con ONGs locales para su promoción y captación de recursos. Éste será el segundo año que hacemos un llamamiento a la gente que nos visite, proponemos una entrada solidaria y voluntaria en colaboración con la Cruz Roja de O Ribeiro que consiste en la recogida de alimentos no perecederos y bienes de higiene para la infancia. La cosa va funcionando y animamos a colaborar, iniciativas como esta son necesarias también en comunidades pequeñas como la nuestra.

Su celebración tendrá lugar el 2 de septiembre pero hemos podido comprobar que la fecha ha ido variando en cada edición ¿Qué criterio se sigue para su elección?

El verano es una locura de fechas en Galicia ¿verdad? En invierno, Ribadavia es Mordor. En verano, sin embargo, todo es Rivendel. Fiestas de pueblo, Mostra de Teatro, Festa da Istoria ¿en qué momento podemos meter ruido nosotros? Fuimos tanteando edición a edición. Creo que estos tres últimos años han sido los más estables del festival en cuanto a fecha, lugar y formato y la cosa funciona. Entendemos ahora que esa pudo haber sido una de las razones por las que Arteficial no llegó a más gente en su día. Además de ser un festival organizado por voluntarias, con todas las limitaciones que esto podría implicar, cambiar tanto los primeros años de lugar y fecha perjudicó bastante a nuestra imagen exterior, la marca necesaria que proyectas al público.

Optamos finalmente por la primera semana de Septiembre y nos gusta pensar que, junto con el pepinazo del WOS, somos el cierre del festivaleo estival gallego.

Este año se celebra su undécima edición apostando siempre por una programación alternativa. Teniendo en cuenta lo que cuesta conseguir apoyo a lo que difiere de lo habitual ¿Cómo se consigue mantener un evento alternativo durante once años sin desistir en el intento? ¿Cómo ha sido la respuesta de las instituciones públicas en todos estos años?

Nosotras también somos unos “raras” ;-). Sobrevivimos, sobre todo a base de generosidad. Generosidad de cada uno de los miembros de la asociación, generosidad de cada una de las personas voluntarias, generosidad de patrocinios y mecenas, generosidad de bandas y sellos que entendemos hacen un esfuerzo y apuestan por tocar en nuestro festi. Gracias, compañeras, todas.

Como cualquier organización te vas marcando unos objetivos. Los primeros años era simplemente bombardear, aparecer, hacer. Luego intentamos crecer como festival, pero no resultó. Faltó entonces mucho apoyo. Erramos nosotras también. Entonces no había una oferta alternativa accesible en Galicia, ahora la hay y hay público. Decidimos entonces dar dos pasos atrás, quitarnos de la cabeza la meta de crecer, de llenar. El único objetivo vuelve a ser simplemente que todo esto tenga lugar. Que a quien pueda interesarle se acerque, hacerle pasar un buen día. Nos fijamos en nuestra escena, en Galicia, y de ahí nos hemos ido abriendo a toda la escena alternativa. Al menos aquella que somos capaces de alcanzar con un abrazo. Somos un festival muy muy pequeño, tan pequeño que no le debemos nada a nadie. Tan sólo agradecimiento infinito. Gracias, siempre, una vez más.

Las instituciones, bueno, están ahí y tienes que aprender a comunicarte con ellas. Arteficial sin ser un festival organizado o promovido por una institución tiene vocación de servicio público. Por eso nunca nos hemos avergonzado, dentro de la escena alternativa hay siempre debates y opiniones enfrentadas sobre esto, a solicitar y reclamar dinero público para organizar el festival. Admiramos y apoyamos todos los proyectos autogestionados, nosotras también entendemos que es justo reclamar “nuestro dinero” a instituciones públicas. Por ser transparentes, tenemos un convenio que renovamos anualmente con el concello de Ribadavia y concursamos como cualquiera a sendas subvenciones de la Deputación de Ourense y Xunta de Galicia, a las más básicas, por supuestísimo.

Sí echamos de menos un poquito de apoyo de negocios y empresas locales. Que motores económicos de la comarca se desentiendan de iniciativas asociativas como la nuestra duele y a veces resulta incompresible. Entendemos que el mercado está fuera pero sin base social, sin desarrollo local, no puedes llegar muy lejos, no puede haber identidad.

Con la experiencia y trayectoria que poseéis nos gustaría saber vuestra opinión en cuanto al “fenómeno” festivales que incluso se está empezando a ofrecer como un producto turístico.

En general estamos viviendo un momento dulce pero supongo que una vez vas más en profundidad del “fenómeno” te cuestionas más el modelo. Parece que una vez que instituciones y marcas han descubierto el valor, riqueza e imagen que proyecta un festival, t odas quieran ahora un “gran festival” en su pequeña o mediana ciudad. Y el lleno ha de estar garantizado. Por eso es muy difícil, supongo, salirse del modelo de festival que repite año tras año los mismos nombres por todo el país. Hoy por hoy es un modelo directo y que funciona pero dudo mucho que pueda sobrevivir. Aquí nuestra opinión cuenta como cualquiera que forme parte del público. Estamos muy al margen de todo esto.

Supongo que la supervivencia de cualquier festival dependerá de tener un modelo económico sostenible, un proyecto artístico rico y base social. Programar también es crear!

En Galicia la oferta es increíble. Muchas fechas y estilos variados. Y el público responde. Al menos para nosotras, hace quince años igual te movías a dos o tres festivales a lo largo del verano, pero ahora si tienes suficiente energía puedes pasarte cada fin de semana en un lugar distinto de Galicia disfrutando de música en directo. Desde nuestra situación sí que notamos que en los últimos cinco o seis años que el público se está moviendo y, no sabemos que va antes si huevo o gallina, en estos últimos años han aparecido también muchos festivales que trabajan con una escena parecida a la nuestra. Esto ha enriquecido el tejido, ampliándolo, reforzando la oferta y su visibilidad. Notamos que todos estos “pequeños” festivales crecen año tras año, poco a poco. Nosotras y nuestros dos pasos atrás nos han pillado un poco en fuera de juego pero lo celebramos. ¡Tenemos que unirnos! Llevamos mucho tiempo fantaseando con algo así. Una red de festivales y salas alternativas de Galicia – y, por qué no, del Norte de Portugal también.

No hay mala competencia entre festivales y las relaciones que se abren son siempre positivas. Tejer entonces esta red podría ofrecernos un frente común para relacionarnos con instituciones y marcas, con empresas de producción. Pero también compartir recursos, trabajo, ideas. Y por supuesto el factor emocional. Para nosotras, poder formar parte de una red en la que pudiéramos colaborar con Sinsal, Wos, Esmorga, Melona, Osa do Mar, Milhoes, Zigur, El Pueblo, Liceo Mutante, Nave1839, etc; ¡sería la bomba! Algún día dejaremos de trabajar en Arteficial, todo aquí habrá pasado, pero nos gustaría pensar que hemos formado parte de todo esto ❤

Y también nos gustaría saber que opináis sobre el tratamiento que se le da a la cultura en general y a la música en concreto ¿se valora todo lo que se debiera? ¿realmente existe una educación cultural?

¡Vaya! Ésta y la anterior son “La Pregunta”. Las respuestas cortas, no y no. Y también sí y sí, dependiendo donde te muevas, de tu interés personal. Como festival, recalcar que programar es crear, hacer cultura. Y la cultura es siempre política. Somos un festival pequeño pero somos sensibles a la responsabilidad que implica programar. Sabemos entonces que como programadoras cometemos ciertos errores a veces. Dos cuestiones que venimos debatiendo son la presencia femenina en los escenarios y de bandas que canten en gallego. Sabemos que para estas cuestiones otros festivales trabajan con cuotas pero nosotras creemos que es un tema de sensibilidad. Ya veis, por ejemplo este año sólo dos de nuestras bandas cantarán en gallego y sólo tres de las once propuestas están capitaneadas por mujeres. Cometemos errores, muchas veces por puro desconocimiento. Lo que sí que es incomprensible es que en grandes festivales, con todos los recursos y un programa vastísimo, estas propuestas se reduzcan al mínimo o al cero absoluto.

El   “cuestionario de raro propósito” es un fijo en nuestras entrevistas y la vuestra no va a ser menos

  • ¿Cuál es el cartel de vuestros sueños?
    Uy, esto variaría mucho dependiendo a qué persona de la asociación le preguntases. Para mí… a bote pronto…además del de este año… Supongo que cualquiera que viajara de Betunizer, Za! y Unicornibot a María Arnal y Silvia Pérez Cruz. Un momento rico con Cora Novoa. Una Jam de éxtasis con Tomas Merlo, Abe Rábade y “el Tairon”. Y que cerrasen los IGMIG por ejemplo. -Confieso, lo hemos intentado. No fue L –
  • Vuestro festival de referencia.
    Hoy por hoy, sin duda, WOS. Pero también BIME, Milhoes, Zigur, Festipousa, etc. – Ainhoa incluiría Surfing the Lerez 😉
  • Qué es lo más extraño que os ha pedido una banda o artista.
    Ninguna pijada especialmente extraña, la verdad. El batera de Cuello, a lo mejor, si no nos importaba que tocara en calzoncillos. Hacía mucho calor aquella noche. Pero bueno, por norma general, las más personajas somos nosotras!
  • Qué es lo más raro que os ha sucedido en cuanto a organización del festival.
    A lo mejor el quinto año, el festi despegaba y llegó la lluvia. Y este año estuvimos muy cerca de cancelar. Tuvimos quejas por organizar el festival en las plazas del pueblo. Nos vimos poco apoyadas. Al final pudimos reunirnos con las vecinas, expresarnos todas y llegar a un acuerdo. Seguimos en marcha.
  • El esfuerzo vale la pena cuando…
    … ¿para? ¿Para tener alguna recompensa? El esfuerzo vale la pena siempre. Hay que hacer cosas, hay que ser ingenuo ¡y serlo sin medida! Un vacile que tenemos entre todas es que en estas diez ediciones del festival nunca, nadie, ninguna de nosotras acabó ligando esa noche. Joder, si por lo menos se diera eso 😉
  • Algo que añadir que no os haya preguntado. Hablad ahora o callad para siempre.
    ¿Después de todo lo dicho? Desde la universidad que no desarrollaba tanto. Bueno, al menos de esta nos sabíamos todas las respuestas 😉 Desde luego Arteficial no es ejemplo de nada. Somos un festival organizado sin ánimo de lucro, gratuíto y con muy bajo presupuesto. Muchas bandas tienen que hacer verdaderos sacrificios para poder tocar aquí. Por eso entendemos que este modelo de festival solo se mantiene como rareza. Las bandas, los festivales han de ser profesionales en su mayoría para garantizar la dignidad de las condiciones de sus trabajadoras. Esto es capital para la supervivencia de la escena alternativa en Galicia.

#LaMúsicaNoPuedeNoSer
#Arteficial2017

No pueden gustarnos más la forma en la que han firmado esta entrevista, con una etiqueta que encierra toda una declaración de principios. Muchísimas gracias y nos vemos el 2 de septiembre en Ribadavia, por supuesto.

#SomosColectivo

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s