Crónica del Sonorama Ribera 2017 – ¡Feliz cumpleaños Sonorama de mi vida! (1ª parte)

Hay un dicho popular entre los festivaleros que reza “La vida es aquello que pasa entre Sonorama y Sonorama”, algo que para muchos parece una exageración, pero con lo que no puedo estar más de acuerdo. Porque el Sonorama Ribera es mucho más que un recinto, más que un cartel – de hecho, a los habituales, esto es lo que menos nos importa -, el Sonoroma es casa. Sonorama es ese festival capaz de conseguir que Aranda de Duero sea el pueblo que muchos urbanitas no tenemos, pero que deseábamos tener. Sólo cuando han visitado Aranda de Duero y has vivido como el festival se expande, es capaz de llegar a toda la ciudad y colarse en el corazón de todos los arandinos entiendes lo que significa el dicho.

Así, año tras año, edición tras edición, el Sonorama Ribera ha ido creciendo, ha ido ganando fieles y se ha hecho mayor. Por eso, este año decidió aprovechar su vigésimo aniversario para regalarnos 6 jornadas a modo de homenaje a la música española y vistiendo a nuestra querida Aranda de gala gracias a un cartel con más de 250 artistas, repartidos en 8 escenarios urbanos y otros 4 en el recinto. Y claro, como todo buen homenaje, dicho cartel no sólo podía abarcar un estilo musical, ni falta que hace, bandas punteras del panorama actual como Sidonie, Dorian, Niños Mutantes, Lori Meyers o La Habitación Roja, entre otros, no podían faltar a esta fiesta, sobretodo porque algunos de ellos se han pasado media carrera en sus escenarios. Pero también hubo cabida para algunos de los grandes como Loquillo o Santiago Auseron; para el rock, pero el de verdad, de mano de Berri Txarrak o Ilegales; algún faranduleo como Paco Clavel o aquellos que fueron los reyes de ventas en las gasolineras allá por los 00s, Camela. Incluso hubo un escenario cerca del río, el Escenario Charco, donde podían degustarse algunas propuestas latinoamericanas muy suculentas como El mató a un policía motorizado o Mateo Kingman. Todo esto rodeado de la potente cantera de nuestro país donde bandas como Nunatak, Pianet, Rufus T. Firefly, The Milkyway Express, Noise Box, Villanueva o Gimnástica, por nombrar algunos, empiezan a brillar con luz propia e hicieron las delicias de todo el que se acercara a darles una escucha.

Fotografía de Jacobo Revenga

Pero no todo fue un camino de rosas para la organización ¿qué pasa cuando todo crece a una velocidad supersónica? ¿qué pasa cuando lo bueno se descubre y todo el mundo quiere tener acceso? Pues que no siempre se está preparado para ello, aunque se ponga todo el cariño y el esfuerzo del que se es capaz. Analicemos algunas cifras. En la edición de 2016, los asistentes estuvieron entorno a los 60.000, pues bien, en esta edición ha estado en torno a los 72.000 (22.000 la 1ª jornada, 25.000 la 2ª y 25.000 la 3ª). El resultado, colas prácticamente todos los días para entrar, sobretodo en la primera jornada donde no se esperaba tanta asistencia y que llegaron a retrasar 2h la entrada de algunos sonoritos; un recinto casi repleto en las tres jornadas y en consecuencia, con poco espacio para el descanso; eso sí, hay que destacar lo bien dimensionados que estaban servicios como barras y baños. Lo mismo ocurrió en Aranda, donde la alta afluencia de público esperada hizo que se ubicaran controles de aforo en los accesos de la Plaza del Trigo y el paso por algunas calles estaba restringido durante los horarios de conciertos, para garantizar la posible salida en caso de emergencia. Como técnica en la elaboración de Planes de emergencia, me quito el sombrero ante la organización, sabían que les iban a criticar hicieran lo que hicieran y finalmente decidieron tomar las medidas más conservadoras.

La parte positiva que se saca de todo esto es que el público del Sonorama Ribera es increíble y supo sobreponerse a los problemas con su mejor sonrisa. La organización por su parte demostró tener capacidad de reacción y actualmente se encuentra trabajando en una nueva edición que aunque todavía no tiene fechas exactas, Ajenjo contó en rueda de prensa que están estudiando nuevas ubicaciones y nuevas medidas de control de accesos a algunos escenarios para que los asistentes se sientan cómodos y puedan disfrutar al máximo, promete ser tan especial como esta.

Y sí, tras poneros en situación, hablemos de música. Así vivimos la 20ª edición del Sonorama Ribera.


Miércoles, 9 de agosto de 2017
La fiesta de bienvenida

El miércoles al acabar el trabajo comenzaba nuestra peregrinación anual a Aranda de Duero. Desde Barcelona una servidora partía en autobús a Burgos, lugar elegido para que mi compañera gallega me recogiera y realizásemos juntas la última hora de camino. Espero que con esto entendáis que nos perdiéramos, con todo el dolor de nuestro corazón, a Amaro Ferreiro y también espero que todas las personas a las que ignoramos mientras cruzábamos el camping corriendo como si huyéramos de un fuego para llegar a tiempo para ver a Rufus T. Firefly nos perdonen. Pero sí, empezamos nuestro Sonorama Ribera 2017 con el corazón saliéndonos por la garganta y un concierto de los de Aranjuez, quienes para nosotras han sido las estrellas de la edición, no sólo por sus 3 conciertos, también por sus múltiples colaboraciones.

Fotografía de Diego Santamaria

Los encargados de mantener el ambiente fueron Luis Brea y El Miedo, pero no os vamos a engañar, os podemos contar poco de su concierto ya que aquí empezaron los saludos, los primeros cachis de cerveza, las risas viendo los disfraces de nuestros amigos y la necesidad de saciar el hambre acumulada de tantas horas de viaje. Así, entre risas y donuts (porque a esas horas ya no quedaban bocadillos en el bar), nos sorprendió el concierto de Varry Brava y señoras y señores ¡menuda fiesta! Si hay algo que se le da bien a esta banda es conseguir que te olvides del frío haciéndote bailar como si fuera la última noche de tu vida, sin importarte la cantidad de polvo que estés tragando.

Y claro, después de semejante inicio, ¿cómo nos íbamos a recoger? Nuestra noche se alargó hasta el amanecer en El Café Central bailoteado al ritmo de Pin y Pon DJs y Brutaski DJ, mención especial a este último por arrancar con Perro su sesión ¡BRAVO!


Jueves, 10 de agosto de 2017
La noche que nos reconciliamos con Montefusco

El darlo todo en la fiesta de bienvenida hace que te sientas como un superhéroe cuando, sin haber dormido, te duchas, desayunas y te lanzas a las calles para disfrutar de todo lo que Sonorama tiene preparado. Eso sí, no os vamos a engañar, agradecimos mucho que la primera rueda de prensa del día fuera por la mañana, en la Casa Consistorial de Aranda de Duero y que tanto Javier Ajenjo como Amaral y la Alcaldesa de Aranda, estuvieran mucho más ocurrentes que nosotras. En una edición con un cartel tan ecléctico como esta, es muy curioso, a la par que divertido, recordar aquella edición en la que los maños fueron criticados por ser cabezas de cartel en un Sonorama considerado por muchos exclusivamente “indie” por aquel entonces. Finalmente, entre piropos y buenos deseos, brindamos con Ribera de Duero y salimos para empaparnos del ambiente que se vivía en las plazas de Aranda.

Fotografía de Rodrigo Mena

Mientras nosotras brindábamos nos cuentan que Morgan hizo una demostración de su clase y que Kuve puso patas arriba La Plaza del Trigo. Nosotras llegamos justo para primera gran sorpresa de esta edición, la actuación conjunta de Mikel Erentxun y Arizona Baby ¡qué cosas tan bonitas nos preparas Sonorama! A partir de este momento, todo se convirtió en una locura de bienvenidas, abrazos y maletas. Todos nuestros compañeros de piso iban llegando escalonados y dispuestos a darlo todo por la noche. Nuestro objetivo era abrir con Polock, así que decidimos comernos nuestro primer cachi de croquetas al ritmo de She’s a Start DJ en la sal y retirarnos para pasar por chapa y pintura, por aquello de disimular las ojeras.

Corriendo, la tónica dominante de nuestro paso por el Sonorama, conseguimos llegar al concierto de Polock. No sin antes quedarnos asombradas por las colas kilométricas que se comenzaban a formar en la puerta del recinto y que se acabarían convirtiéndose en una de las grandes protagonistas de la noche. Pero sigamos con la música, porque los valencianos Polock, que abrían el escenario Aranda de Duero, desafiaron el calor frente a un buen número de seguidores ávidos de bailes. Esperamos que pronto se les sepa colocar en una hora más acorde a su música, porque temazos como ‘Oh I love you’, ‘Morricone’ o ‘Everlasting’ quedan algo deslucidos a pleno sol.

Fotografía de Jacobo Revenga

Seguidamente Nacho Vegas subía el telón del escenario Ribera del Duero, no fue hasta entonces cuando nos dimos cuenta de la magnitud de dicho marco. Sobre el escenario Vegas se acompañaba de sus músicos habituales, casi todos miembros de León Benavente, así como del coro Internacional Antifascista; pues bien, incluso con todo este sequito sobre las tablas se veían pequeños comparados con el imponente Baco, dios del vino, que presidía el escenario junto a dos hadas. Cuando fuimos capaces de cerrar la boca y obviamente bromeamos con el hecho de que el escenario principal pareciera una falla, nos dirigimos al escenario Burgos origen y destino porque ya sabéis cual es nuestro dicho en todos los festivales ¡bendita letra pequeña! Allí se encontraban A Por Ella Ray totalmente entregados y derrochando actitud.

Ver a Anni B. Sweet desde la zona VIP a la espera del concierto 20 años del Sonorama nos pareció la mejor decisión del mundo y resultó serlo. Inicialmente no teníamos muy caro en que iba a consistir el concierto, sabíamos que era un homenaje a la música capitaneado por Charlie Bautista y que habría colaboraciones, pero no sabemos muy bien por qué imaginamos que serían canciones de esas que han marcado épocas pasadas. Lo que nos encontramos fue un repaso de las canciones que han marcado estos 20 años de festival como ‘Toro’, ‘100 gaviotas’, ‘Emborracharme’, ‘A cualquier otra parte’, ‘Adelante Bonaparte’, en otras; interpretadas y versionadas por Iván Ferreiro, León Benavente, Lichis, Xoel López, Shinova, Izal, Kuve, Dorian, Amaral, Montefusco, Niños Mutantes, La habitación roja, WAS… lo que viene siendo ¡una puta maravilla! Destaco dos momentos muy emotivos, como fueron ‘En mis venas’ de Supersubmarina cantada por el propio Charlie Bautista o ‘Agosto esquimal’ de Maga interpretada a dúo por Ferreiro y Xoel López. Todavía tengo el vello de punta.

Fotografía de Diego Santamaria

A partir de este maravilloso momento, decidimos junto a nuestras amigas que llevaban más de dos horas haciendo cola para ponerse las pulseras y entrar, que el escenario Burgos origen y destino se convertiría en nuestra casa. Allí, mientras en los escenarios principales Loquillo y Amaral se daban un baño de multitudes y Dorian abandonaban el escenario por problemas de sonido, nosotras pudimos disfrutar del cambio de sonido de Tuya, del pop elegante de Siloé y nos olvidamos del frío bailoteando con los sevillanos Full.

Hasta aquí todo bien, pero entonces llegó Enric Montefusco y me explotó la cabeza. Todo lo que leeréis a partir de este momento es en primera persona porque paso a hablar como @ARasDSuelo, mis compañeras no tienen por qué compartir mi visión anterior al Sonorama. Lo mío con Montefusco se extiende en el tiempo. Standstill era una de mis bandas de cabecera y cuando se separaron algo se rompió para siempre en mí. Desde entonces, aunque he visto a Enric en varios festivales,  no he vuelto a sentir las mismas sensaciones cuando canciones como ‘Poema nº3’ o ‘Adelante Bonaparte’ suenan ¡hasta el concierto del Sonorama! No sé si eran las horas, lo entregado que estaba el público o los cachis, la cosa es que corrí hasta primera fila y lo gocé lo más grande tanto con los temas de Meridiana como en los antiguos. De hecho, en alguna parte de ‘¿Por qué me llamas a estas horas?’ perdí la voz y ya no la volví a recuperar hasta una semana después. Para colmo en mitad de mi éxtasis personal, cuando la banda decidió bajar del escenario para tocar ‘Todo para todos’ en acústico se me pusieron justo al lado. Supongo que como dice la canción recibí “una colleja a tiempo de un ángel caído que (me) cuida de cerca” y no sólo me he reconciliado totalmente con su música, es que creo que la felicidad tiene que ser algo parecido a lo que sentí durante este concierto ¡Gracias!

A continuación, nos volvimos a reunir todas para marcarnos unos bailecitos al ritmo de Los Coronas porque estos musicazos nunca defraudan y si ellos quieren bailas hasta Marisol. Por supuesto no teníamos intención de perdernos lo que venía a continuación, por algo Bearoid era una de las recomendaciones que os habíamos hecho previamente para la jornada. El valenciano subió al escenario acompañado de su banda dispuesto a hacernos bailar y la verdad, el fiel público que lo esperaba tampoco se hizo rogar ¿cómo lo iban a hacer frente a semejante actitud? Eso y que si ‘Bad Karma’ y ‘Out of my mind’ no os hace moveros es que estáis muertos por dentro.

La guinda de nuestro pastel en forma de primera noche del Sonorama la ponían WAS en el escenario Aranda de Duero quienes siempre son una apuesta segura, más aún si los colocas a esas horas. Al ritmo de temas que ya son himnos como ‘The First Girl Who Got A Kiss Without A Please’, ‘07:45 (Bring me Back Home)’, ‘Can I Count on You’ o las más recientes ‘Irrintxi’ o ‘I like you as you are’ nos hicieron olvidar el cansancio y dar gracias por su existencia. Después de este último esfuerzo, os recuerdo que el miércoles no dormimos, intentamos encontrar motivación en la Carpa Circo Meetin Arts o el Escenario Burgos y Destino, pero no fuimos capaces y decidimos retirarnos. Ya sabéis… una retirada a tiempo es una victoria, sobretodo cuando sabes que al día siguiente tienes conciertos desde las doce de la mañana 😉

#SomosColectivo


Podéis leer más sobre el Sonorama Ribera 2017 en:

Anuncios

2 Respuestas a “Crónica del Sonorama Ribera 2017 – ¡Feliz cumpleaños Sonorama de mi vida! (1ª parte)

  1. Pingback: Crónica del Sonorama Ribera 2017 – ¡Feliz cumpleaños Sonorama de mi vida! (2ª parte) | Colectivo de Raro Propósito·

  2. Pingback: Crónica del Sonorama Ribera 2017 – ¡Feliz cumpleaños Sonorama de mi vida! (3ª parte) | Colectivo de Raro Propósito·

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s