Entrevista a Carlos Siles: “Esto de la música independiente es no saber qué va a pasar mañana”

Carlos Siles comenzó su carrera con el lanzamiento de su primer disco, Cuántas veces habré intentado que juegues conmigo (Flor y Nata Records, 2009). Desde la más absoluta independencia y con un proyecto humilde pero arriesgado – con guitarra acústica, violonchelo y piano. En 2013 llegaría Doce maneras de esperar el final (Flor y Nata Records), un trabajo algo más oscuro y ecléctico manteniendo las reconocibles referencias a bandas como The Beatles, Simon & Garfunkel, Elliott Smith o Donovan.

Han pasado otros cuatro años y como si de una tradición se tratara, Carlos Siles edita su tercer trabajo, Todos mis caminos han terminado contigo (Meta Volante/Gran Sol). Un novedoso foto-disco construido a lo largo de un año y de manera conjunta con la fotógrafa madrileña Laura C. Vela (ganadora de la séptima beca Blanck Paper).

En cuanto lo escuchamos tuvimos claro que el disco tenía que encontrarse en nuestra lista de los mejores del año y que le lanzaríamos una batería de preguntas para conocerle un poco más. Este es el resultado, pasen y lean 😉

 


Antes de arrancar la entrevista, preséntate a nuestros lectores ¿quién es Carlos Siles?

Cada día me lo pregunto y cada día me sorprendo.

Debutaste en la escena independiente con un disco compuesto a violonchelo, piano y voz; en cambio, ahora convergen los sonidos eléctricos con tus habituales sonidos acústicos ¿evolución natural o tiene algo que ver Txarlie Solano?

Evolución natural y, cómo no, la mano mágica del productor. La marca de la casa, violonchelo, piano y guitarra acústica, sigue predominado pero había que aprovechar la oportunidad de contar con Txarlie para expandir algunos de los temas.

Todos mis caminos han terminado contigo se ha presentado en un original formato foto-disco realizado de forma conjunta con la fotógrafa madrileña Laura C. Vela ¿Cómo surgió esta idea? ¿Qué pretendíais conseguir?

Pretendíamos hacer algo que emocionara. Al final, es el objetivo: conseguir transmitir una emoción propia. Pensamos que darle una dimensión visual iba a ayudar a la gente a entender la esa emoción primigenia de las canciones.

Las bandas suelen decir que lo que más les llena es presentar los discos ante un público, en cambio nos hemos encontrado con que los cantautores suelen opinar que es más satisfactorio el trabajo de estudio ¿qué opinas?

Pues depende. Para mí hay una parte del estudio muy tediosa y otra parte del directo que también lo es. Componer, para mí, es la parte que más me llena. Luego desarrollarlo en un estudio es también mágico. Y presentarlo a la gente también. Si bien es cierto que no son tan mágicas las pruebas de sonido, las infinitas horas de mezcla, ensayo, error… Tampoco la frustración en temas de comunicación, producción de un conciertos…

Queremos conocer todos los entresijos de las canciones que forman Todos mis caminos han terminado contigo ¿Qué nos cuentas sobre ellas?

  • Abril: Es la duda de la luz… La esperanza.
  • Los restos de ti: El poso que arrastramos. La dependencia. La toxicidad.
  • Barcelona: La inevitabilidad del destino. La incomprensión. La caída.
  • Terrible destino: El punto de no retorno. El bloqueo.
  • Huracán: El aviso a navegantes.
  • El gran boxeador: La falta de fuerzas y energía. El amor amargo.
  • La traición: La historia de una batalla contada por los perdedores.
  • La fragilidad: La delgada línea que separa los sueños de la realidad.
  • Berlín (sin ti): El amor que da fuerzas, que pelea, que evoluciona.
  • La tormenta: La distancia de nosotros mismo. La autocompasión.

Si algo nos queda claro es que te sabes rodear bien. En tus anteriores discos has contado con artistas de la talla de Zahara, Luis Ramiro o Alondra Bentley, entre otros; ahora, en Todos mis caminos han terminado contigo Julio de la Rosa pone voz a ‘El gran boxeador’ ¿cómo surgen estas colaboraciones?

Depende, la mayoría por un envío de una canción que emociona a alguien a quien admiras más que conoces. He tenido la grandísima suerte de que toda esta gente sintiera una conexión determinada con cada uno de los temas y que todo saliera fácil y de una manera muy natural.

Las plataformas de streaming han provocado que estemos en una época en la que la música se consume rápidamente y se tiende a saltar de un disco a otro con facilidad. ¿Qué le explicarías a alguien que lo vaya a escuchar por primera vez? ¿Por qué deberían escuchar todos los temas?

Porque un disco es una historia de alguien. Es como leer el final o el principio de un libro. O un capítulo intermedio. Si te emociona una canción, imagina poder contextualizarla.


Hablemos de conciertos:

‘Todos mis caminos han terminado contigo’ se presentó en noviembre en la sala Galileo Galilei de Madrid ¿qué tal la acogida?

Escalofriantemente asombrosa. Por la cantidad de gente y por lo que se respiraba aquel día alli. Mucho amor.

¿Cómo se plantea 2018?

Ni idea. Esto de la música independiente es no saber qué va a pasar mañana.

¿Cómo le contaríais lo que sucede en el escenario a alguien que todavía no te haya visto? ¿Por qué deberían nuestros lectores acercarse a alguno de los bolos?

Es como el teatro. Son emociones, son errores, son momentos de contención, de miradas entre los músicos…

Aunque obviamente no todos los festivales son iguales ¿Qué opinión te merecen los festivales nacionales y el creciente “postureo” creciente que se observa en ellos?

Creo que gracias a la oferta completa que ofrece un festival (viajar, comida, bebida, música, gente…) hay mucha gente que se ha acercado a lo que podríamos llamar nuevo pop-rock, o indie rock o como sea. También creo hay bandas que sólo vienen a España si les llaman de festivales y es la única oportunidad de verlos. En cuanto a mí… ir a un festival no está entre mis diez planes favoritos de verano. 


No sería una de nuestras entrevistas sin el “cuestionario de raro propósito”:

  • Cuál ha sido el último disco que has comprado
    Uno de Jamie Cullum. El anterior a The Pursuit.
  • ¿Qué es lo más raro que te ha pasado sobre un escenario? Que un grupo de chicas bailara un tema como si estuvieran en una discoteca de reggeaton.
  • Si Carlos Siles fuera una película sería…
    Una lenta con desarrollo de personajes, sin una trama concreta…
  • ¿Qué es lo mejor y lo peor de ser músico?
    Lo mejor: las historias emocionantes que te llegan de gente que te escucha.
    Lo peor: la dependencia de hacer canciones vs las aspiraciones de vivir de ella.
  • ¿Y de ser periodista?
    Lo mejor: quienes hemos estudiado y trabajado de periodistas nos llevamos bien con las palabras. Y llevarse bien con las palabras facilita comunicarte con la gente, expresar lo que te pasa por la cabeza lo más concretamente posible.
    Lo peor: las dificultades laborales.

Y para acabar esta entrevista, algo que nos gusta preguntar a todas las bandas que pasan por el blog. Sueña en alto… (y cuéntanoslo).

Tener un lugar silencioso en el que poder refugiarme. Tocar, componer y grabar. Escribir. Tomar café con la conciencia tranquila y con las personas que me hacen feliz.

¿Os ha gustado? Pues si os encontráis por Madrid tenéis la oportunidad de disfrutar de su propuesta en directo. Será el próximo 2 de febrero en la Sala Contraclub y podéis adquirir vuestras entradas en Ticketea.

Podéis encontrar a Carlos Siles en Facebook / Twitter

Una respuesta a “Entrevista a Carlos Siles: “Esto de la música independiente es no saber qué va a pasar mañana”

  1. Pingback: 4ª edición de los Goya Indies | Colectivo de Raro Propósito·

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.