Entrevista a Depedro: “Acuérdate es una extensión de Pasajero, no un accesorio”

Un año después de haber publicado El Pasajero, Depedro publicaba Acuérdate, un nuevo EP que incluía 6 temas. La sorprendente y cincuentera ‘Acuérdate’, que ha regrabado con la colaboración de Fuel Fandango; la colaboración con Amparanoia en el tema  ‘Somos viento’; la versión que hizo del tema ‘Me va la vida en ello’ para el disco homenaje a Luis Eduardo Aute ‘Giralunas’; ‘Con toda palabra’ canción de la artista americana Lhasa de Sela, así como dos temas inéditos, ‘La bala’ y ‘Un momento’, que quedaron fuera de El Pasajero.

El próximo viernes, 2 de marzo, Depedro estará presentando por primera vez en la Sala Apolo de Barcelona, Acuérdate, aunque por supuesto tampoco faltarán los temas de El Pasajero. Con motivo de este concierto nos reunimos con Jairo Zavala para hacerle unas preguntas. Este es el resultado. 


Tu NP dice “cada vez viajo con menos cosas pero más importantes”…

Con el tiempo comienzas a discriminar más lo necesario y aprendes que hay que viajar con nada porque lo importante es traerte muchas cosas siempre.

¿Cómo lo extrapolas a la música?

Siempre lo hago. Al final es inevitable. En mi caso, siento que cada vez tengo menos recursos y me siento obligado a “robar ideas” allá donde voy. La música es algo vivo, se nutre de distintas raíces y cuando viajas lo que haces es compartir tu música con otros, a veces sin ni siquiera ser consciente de ello, al final lo que haces es intercambiar cosas, colores, sentimientos y sobretodo, experiencias.

 Justamente te he leído en varias ocasiones decir que no concibes la música sin colaboraciones…

Es que para mi no es algo tan raro, aunque quizás haya quien no quiera darle tanta visibilidad, los músicos hacen eso constantemente. En mi caso, como es un proyecto muy viajero, tengo la oportunidad de hacerlo en sitios que pueden parecer muy raros, externos o incluso exóticos, por lo menos a priori y visto desde fuera, pueden parecerlo. Siempre hay que tener en cuenta que en los sitios que a nosotros nos parecen exóticos, lo exótico somos nosotros. En Australia por ejemplo, tocar cualquier cosa con un aire latino es algo fuera de lo común, en cambio aquí es lo normal. Y eso es lo interesante, lo que para unos es normal, a otros le aporta algo esencial y al revés.

Hay que estar muy alerta y, en mi caso, lo que intento es no perder nunca la curiosidad porque al final de lo que se trata es de nutrirse como artista y aprender nuevas melodías, sonidos o paletas de colores…

¿Tienes alguna colaboración pendiente? Alguna de esas que digas… tengo que hacerla.

Muchas. La música es infinita y hay muchísimas colaboraciones y cada momento puede ser especial. Yo no busco nombre conocidos o populares, aunque también haya trabajado con ellos…

Hace poco, por ejemplo, hicimos un documental en África que se llama ‘Casamance: la banda sonora de un viaje’ y nos centramos en “gente común”. Gente normal para los que la música forma parte de sus vidas y que aunque tienen un talento descomunal, no son conocidos. Podíamos haber intentado alcanzar a Youssou N’Dour u otros artistas conocidos en Senegal, pero nos pareció mucho más interesante el día a día. 

Ya que has sacado el tema, hablemos “Casamance: la banda sonora de un viaje”. Es un documental que protagonizas y que surgió a partir de un primer viaje que su directora, Paloma Zapata, realizó a Senegal para rodar un videoclip ¿Cómo te involucraste? 

Las casualidades siempre forman parte de mi vida, por suerte. Mi familia vivió 15 años en África, concretamente en Guinea Ecuatorial, y cuando yo era pequeño mi madre siempre ponía en casa un grupo que había conocido allí que era de Casamance.

Paloma lo vio como una oportunidad y se le ocurrió utilizarlo como excusa. Ir allí, hacer encuentros musicales con personas, pero todo en la línea de buscar el rastro de este artista y claro, yo me apunté. La colaboración de Carmona fue más fácil, una llamada con el mensaje “nos vamos a África” y ya.

Antes hablábamos de esos nuevos sonidos que vas captando y en Pasajero muestras una nueva paleta de colores, pero a la vez es el menos experimental (sin capas ni pistas), suena mucho más orgánico…

Es cierto, no hay casi nada de electrónica. Tampoco hay muchos alardes, es muy sencillo en lo que respecta a la instrumentación. Eso sí, sencillo no quiere decir simple, porque su proceso de depuración ha sido muy largo y está muy trabajado. También es verdad que lo grabamos en directo y con pocos elementos, pero esto no quiere decir que vaya a ser mi camino a partir de ahora, quizás el próximo disco se parezca más a Nubes de papel que tiene muchísimas capas.

No sé si es que cada vez me vuelvo más simple, no lo sé… lo que sí sé es que no ha habido nada buscado, en ningún momento hubo intencionalidad.

Pero tuvisteis 15 días para grabar…

Realmente creo que la forma adecuada de decirlo es que tuve el lujo de tener 15 días. Al final el tiempo de grabación depende de como lleves las ideas desarrolladas de casa al estudio. Necesité todo ese tiempo porque teníamos que hacer ensayos y buscar la toma perfecta, piensa que al ser en directo, estábamos todos tocando a la vez y no es fácil. 

Quizás debería ser mejor músico y ser capaz de hacerlo en menos días como el maestro cubano Bebo Valdés. Cuenta El Cigala que en un disco que hicieron juntos le preguntó “¿maestro cuantos días de estudio reservo?” y él le contestó, “reserva dos, por si acaso”. Todavía me queda mucho para eso (risas)

Siempre habías participado en la producción  de tus trabajos, pero en este has cedido la batuta ¿Ha tenido esto que ver en que sea el disco con menos límites estéticos o simplemente ha sido el encargado de poner en orden las ideas?

He cedido la batuta porque había tanto trabajo en el lado interpretativo que quise centrarme en él y delegar. Al final ha quedado claro que era una buena idea porque ha salido todo muy bien y Craig Schumacher ha hecho un trabajo excelente.

A veces cuando estas encima de todo, te cuesta más apretar. Y no digo que no me guste apretar, la cosa es que encaré este disco como algo más enfocado a tocar, quería que fuera muy honesto, muy orgánico y muy de directo. Así que asumí que mi papel era tocar y hacerlo lo mejor posible, delegando en otro las decisiones del tipo cual es la toma correcta o como enfocar algunos arreglos.

En lo que me preguntabas de si había tenido que ver en los límites estéticos, no. Craig ha sido una voz más junto a la mía.

Pasajero fue presentado y le ha seguido muy de cerca Acuérdate

Acuérdate es una extensión de Pasajero, no un accesorio. Eran canciones que tenían la misma entidad que las que formaron parte del disco y que podían haber formado perfectamente parte de él, pero se quedaron fuera por una cuestión de duración. Menos mal que no tuve que tomar yo esa decisión.

De todos modos, yo tenía muy claro que esas canciones tenían que acabar viendo la luz, de hecho en la edición deluxe del vinilo están y ya había quien las podía disfrutar. Pero al final se han sacado para todo el mundo de esta forma, por eso es un EP con mucha entidad, ya que las canciones están hechas con mucho cariño y creo que se siente que no son algo de relleno. 

Me gustaría que me contaras algo sobre algunos de los temas que lo componen, básicamente mis favoritos…

La bala. Este es un tema tristemente de actualidad. Yo viajo mucho a América y allí las armas están a la orden del día, no dejan de pasar casos y espero que en algún momento la gente reaccione y se empiece a limitar su uso porque sesgan muchas oportunidades. Al final no es que te maten, es que te quitan la capacidad de llegar a cualquier sitio.

Somos Viento. Con motivo de los 20 años de Amparanoia, Ámparo me pidió que hiciera un tributo a esa canción que surgió de un viaje que hicimos en 2005 a la selva Lacandona en Chiapas con los Zapatistas. Para mi fue muy importante porque fue una inspiración, ya que la canción se nutre de las frases de los indios, es el inicio de algo.

Acuérdate. A Fuel Fandango los conocí en Pekín. Los dos somos bandas muy viajeras y nos lo tomamos como una señal divina, nos hicimos amigos y empezamos a colaborar. Alguna vez los había invitado a algún concierto y esta vez han sido muy generosos de aceptar darle color a esta canción. La ayuda de Ale y voz de Cristina le ha dado totalmente la vuelta al tema, pero de una forma muy natural. Además Cristina canta en un registro totalmente diferente al que nos tiene acostumbrados en Fuel Fandango, ahí muestra un registro alto, apasionado y muy flamenco, en cambio, aquí es muy distinto y aún así lo borda. 


Hablemos de conciertos:

Hasta seis actuaciones realizaste en Madrid para presentar Acuérdate. Cinco noches y un día en la que, por sorpresa, y sin previo aviso, te acompañaron amigos ¿qué tal la experiencia? ¿lo creías posible?

Pues aún no me lo explico, fue maravilloso. Se fue vendiendo todo, se fueron haciendo sold outs y aunque la sala no era de las más grandes, al final si juntas todo el aforo es como hacer dos Rivieras. Fue un momento muy bonito en mi visa musical y lo recordaré toda la vida, porque lo bueno de hacerlo así es que es en un formato más íntimo que te da la oportunidad de hacer cosas distintas, cada día teníamos invitados diferentes, compañeros que se subieron al escenario y lo dieron todo. Además el público disfrutó mucho porque la sala Galileo Galilei es una sala hecha para y por el espectáculo, no es una discoteca reconvertida, no, aquí se hacen o conciertos o teatro, sin más.

Ojalá en un futuro pudiera repetir algo así, a ver si me queda energía, porque el último día después del concierto nos dio todo el bajón emocional.

El 2 de marzo volverás Barcelona, a la Sala Apolo, con banda completa y ampliada ¿Qué podemos esperar de este concierto? 

Pues este es un concierto que me hace mucha ilusión porque con Depedro nunca he tocado en la sala grande de Apolo. Además seguro que va a ser brutal porque la banda está en el mejor momento del año, estamos muy rodados y llenos de energía. Mi consejo para los asistentes es que se lleven zapatos cómodos porque vamos a bailar.

¿Por qué deberían asistir nuestros lectores?

Pues porque va a cambiar su vida. Tienen que venir a compartir con nosotros la emoción que estamos cargando durante todo este año y disfrutar de las canciones de Depedro en directo, con la banda es otro rollo. Nosotros nunca tocamos las canciones como están en el disco, siempre le damos la vuelta, además cada día es diferente. Ni siquiera hago repertorio, depende del momento emocional hacemos un espectáculo u otro.

Hay artistas que no se conciben en otro lugar que en el escenario, contigo nos pasa un poco eso ¿cómo se afronta una “gira eterna”? ¿hay ocasiones en las que las fuerzas flaquean?

Quieres decir una gira de 24 años jajajaj.

Pues es mi profesión, lo afronto feliz. Es fantástico seguir girando y que haya quien quiera verte, espero que me dure la salud para que me dure muchos años más. Al final tocar es importante pero son mucho más importante todas las horas de viaje, no he llegado aquí de la noche a la mañana, ha sido algo muy progresivo. Poco a poco, vas aprendiendo todo lo que conlleva la profesión. Así que si he llegado hasta aquí vamos a suponer que puedo llevarlo bien. Aunque hay gente que no es capaz, porque el viaje es enorme y el camino tiene muchas curvas.

Y en este largo camino, ¿Algún concierto que recuerdes con cariño?

Recuerdo hace dos semanas en Ciudad de México. Fue maravilloso tocar ahí, sobretodo cuando toqué la canción que le he dedicado a la ciudad ‘DF’, fue muy emotivo.

En este blog nos pasamos el día investigando entre bandas emergentes ¿alguna que te haya sorprendido últimamente en el ámbito nacional? ¿Qué consejo de darías?

Justo ayer me mandó David Soler un disco que ha producido, 45 cerebros y un corazón de Maria Arnal i Marcel Bagés. Me ha gustado mucho y me ha llamado mucho la atención. Les diría que disfruten de lo que hacen cada día porque al final es lo que te puedes llevar a casa. No hay más, tienes que disfrutar siempre de lo que estás haciendo.

Somos un blog formado únicamente por mujeres y siempre que coincidimos con artistas que creemos comprometidos no podemos evitar preguntar por su opinión sobre el papel de las mujeres en la industria musical, sobre el escenario y bajo él.

Sobre el escenario creo que es insuficiente y que hay que darle mucho más espacio. Nuestra cultura es todavía precaria, me parece que no porque no haya sino porque no se le da camino. Ha llegado un punto en el que estoy totalmente de acuerdo con la discriminación positiva.

En producción, a nivel técnico y en comunicación, la cosa cambia. Cada vez hay más mujeres y la verdad es que la sensación es de que se está profesionalizando más el sector. El trabajo se hace de una forma mucho más consecuente, pero si es una pena que en grupos musicales, en la primera línea esto es algo que no ocurre. Me gustaría que la cosa fuera mucho más paritaria.

Tengo que preguntarte por un tema de actualidad, ¿qué opinas del caso Valtonyc?

Como cualquier persona me parece común que exista una ley que pueda criminalizar estos aspectos, es algo que debería cambiarse. Me solidarizo totalmente con Valtonyc, al fin y al cabo es un chaval de muy joven y me da mucha pena que tenga que sufrir esta situación, ya que es algo desproporcionado.

Pero sobretodo me da mucho miedo que los artistas puedan empezar a autocensurarse por cosas como estas.


Para finalizar, el cuestionario de raro propósito:

  • Si Depedro tuviera que poner BSO a una película sería…
    Le pondría BSO a la película que surja del libro ‘Intemperie’ de Jesús Carrasco. Básicamente si alguien la va a hacer o tiene la idea que me llame que yo me encargo.
  • Si Depedro fuera un libro…
    Me acabo de leer ‘La belleza es una herida’ de Eka Kurniawan, así que ahora mismo este.
  • Un viaje que te haya cambiado.
    México, 2005. El viaje del que surgió ‘Somos Viento’
  • Lo mejor y lo peor del mundillo de la música.
    Lo mejor la gente y los compañeros, lo peor las horas que estás fuera de casa y que son innecesarias en muchas ocasiones.

En Colectivo siempre acabamos nuestras entrevistas haciendo una petición. Sueña en alto… (y cuéntanoslo)

Sueño todo el rato en alto y se refleja en mi música, así que invito a todo el mundo a que lea entre líneas y saque conclusiones.


Pues ya sabéis, si queréis que vuestra vida cambie y pegaros una buena fiesta, no podéis faltar al concierto del VIERNES 2 MARZO SALA APOLO de BARCELONA. Podéis adquirir las entradas aquí.

#SomosColectivo

Una respuesta a “Entrevista a Depedro: “Acuérdate es una extensión de Pasajero, no un accesorio”

  1. Pingback: Escenarios Mahou en Galicia | Colectivo de Raro Propósito·

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.