¡Bienvenido y bien hallado O Son do Camiño! – 2ª Jornada

Después de una exitosa primera jornada en la que la meteorología no quiso aguarnos la fiesta a los casi 30.000 asistentes, a las 16:00 horas daba comienzo la segunda jornada del festival con una programación bastante más diversa en géneros musicales que la de su jornada de inauguración ¡Vamos con ella!


Viernes, 29 de junio

El día en el que Jamiroquai convirtió O Monte do Gozo en una pista de baile y lo gocé todo con el directo bailongo y reivindicativo de Residente. Pero también el día del orgasmito musical de Toundra, el fantástico concierto de The Gift, el impecable directo de La M.O.D.A… Casi mejor os lo cuento con más detalle ¿no?

Después de una buena carrera para no peder el tren que me llevaba a Santiago y un tomarme tranquilamente un café nada más llegar, cogí la lanzadera que me llevaba de nuevo al recinto del festival. Malandrómeda tocaba a las 16:40 y yo no quería perdérmelo. Cerveza en mano para hacer más llevadero el bochornoso calor, me dispuse a disfrutar de Malandrómeda. Rap, hip hop y electrónica en combinación con ritmos latinos y el gallego utilizado en sus letras, hacen muy atractiva la propuesta de esta banda gallega que conectó sin demasiado esfuerzo con el público asistente, sobretodo con temas como ‘Qué Prea’, ‘Bótalle Caldo’, ‘Os Calcetíns de Drácula’ o ‘Estimulancias’.

Malandrómeda

Cambio rotundo de estilo en el escenario Galicia de la mano de Furious Monkey House, otra banda gallega un pelín más joven que gusta del rock y sabe como se hace. Con la incorporación de un nuevo “orangután” y dando muestra del buen aprendizaje que están recibiendo y, como no, de su talento innato, tocaron parte de los temas de Run, su primer trabajo, pero también nos obsequiaron con dos nuevos temas que compondrán su nuevo disco.
De vuelta al escenario principal para ver a una banda que no son gallegos pero sí familia cercana. Los portugueses The Gift impecables sobre el escenario estaban dispuestos a hacernos disfrutar con los temas de Altar, su último álbum publicado producido por Brian Eno, aunque si soy sincera se me hacía raro verles tan temprano. Con una puesta en escena elegante acompañada en varias ocasiones con proyecciones de los videoclips de sus temas, una vez más me conquistaron con el brillante sonido de ‘You Will Be Queen’, ‘Love Withouth Violins’, ‘Big Fish’ o ‘Rgb’. Y si no fuera suficiente con su buen hacer, acabaron de conquistar con su bonitas palabras hacia el festival y hacia Galicia a quien siempre se han sentido unidos y donde han grabado casi en su totalidad Altar.

Sentía mucha curiosidad por la siguiente banda. Había oído hablar de Plya (pronunciado Playa) pero no había escuchado nada de ellos todavía y me sorprendieron gratamente. Lidiando con los chubascos que decidieron hacer acto de presencia en su concierto, la banda venida desde Londres tocaba por primera vez en nuestro país y, salvando los obstáculos meteorológicos y de sonido, finalmente pudieron darnos un buen concierto y hacernos disfrutar de sus melodías construidas sobre el pop y la electrónica de sonoridad envolvente.

Llegaba uno de los conciertos de la jornada que más estaba esperando, Residente. Rápido cuesta para arriba para volver a bajar y, sin demora, coger un buen lugar dentro del foso del escenario Estrella Galicia para escucharle y verle en perfectas condiciones. El músico portorriqueño ya me había gustado hace unos años en un concierto de Calle 13 pero con su disco homónimo en solitario me ha conquistado definitivamente. Acompañado de una fantástica banda, a base de rap y melodías bailables, no deja títere con cabeza con sus letras y lo que es mejor, no es impostado. Lo gocé todo y más con ‘Somos Anormales’ y ‘Mil Disculpas’ pero también con ‘Atrévete-Te-Te’ o ‘Vamo’A Portarnos Mal’ de su etapa de Calle 13. Tan “hiper” me puse y tan bien me lo estaba pasando que casi me olvido que en el escenario Galicia comenzaría a tocar en breve L.A.

En formato trío debido a la ausencia de Pep Mulet, sin artificios y sin perder el tiempo dieron comienzo a su concierto (que se me hizo cortísimo) con ‘Close To You’. Los chubascos volvieron a hacer acto de presencia y pusimos la nota de color con nuestros chubasqueros en contraste con la oscura puesta en escena de los mallorquines. Como si de un repaso a su discografía se tratase, pudimos escuchar ‘Perfect Combination’, ‘Hands’, ‘Living by The Ocean’, ‘Leave It All Behid’ o ‘Outsider’ y fue sencillamente maravilloso. Y es que L.A es de esas bandas que te cautivan en directo sin necesidad de fuegos artificiales.

Y de un concierto que me dijo mucho a otro que me transmitió lo justo. No voy a decir que el concierto de Two Door Cinema Club hubiera sido malo, en absoluto. Lo suyo es decir que fue correcto. Buen sonido, buena puesta en escena, buen setlist pero, para mi gusto, les faltó algo. Sí, me lo pasé bien ¿como no hacerlo con ‘What You Know’, ‘Somethig Good Can Work’, ‘I Can’t Talk’ o ‘Next Year’? pero hasta ahí. Otra vez será 😉

Y entre pop, rock y bailes, aparece Toundra y es como si se hubiesen abierto las puertas del paraíso musical. Cierto es que tuve que renunciar a los primeros temas del concierto para coger algo rápido que llevarme al estómago, pero a la vuelta me situé en las primeras filas huyendo del parloteo para apreciar como sonaba Vortex, su último álbum, en directo y fue glorioso. Diez años de trayectoria dan para mucho si se saben aprovechar y la banda madrileña ha sabido hacerlo. Han conseguido un sonido compacto, con guitarras que te envuelven tanto por su delicadeza como por su energía desbordante y con una base rítmica precisa y rotunda capaz de marcar hasta tu ritmo vital. La entrada de la noche que permitía apreciar la fantástica iluminación y la interpretación impresionante de la banda dio lugar a un concierto brillante solo ensombrecido porque buena parte del público hubiese optado por cenar para no perderse al cabeza de cartel de la jornada. Sin duda, una exquisita delicatessen en el menú de la jornada.

Y llegó el momento en el que Jamiroquai convirtió O Monte do Gozo en una pista de baila digna de récord Guinness porque creo que no me equivoco si digo que no quedó alma (viviente o no) que no hubiese bailado alguno de sus temas, aunque quedarse solo con esto para hablar del conciertazo que ofreció sería algo muy simple. Jay Kay salió al escenario Estrella Galicia acompañado de cuatro vocalistas de voz divina y una banda también digna de ese calificativo. Consigo también traía un fabuloso espectáculo de luces y, si bien la forma física de Jay Kay no es todo lo buena que debiera, su voz sigue manteniendo su matiz negro. Aunque no nos deleitó con los pasos de baile con los que también nos conquistó en su día, sí lo hizo con una voz fantástica concebida para el funky como pocas. Las frescas temperaturas de la noche dejó de serlo para mí a golpe de ‘Cosmic Girl’, ‘You Give Me Something’, ‘Canned Heat’ o ‘Little L’, porque sí queridos, yo soy de esas que tanto tengo un orgasmito musical con Toundra como bailo como si no hubiera un mañana con Residente o Jamiroquai. En definitiva, un no parar que solo tuvo un momento de descanso previo a los bises para dar el punto y final a un soberbio concierto con ‘Deeper Underground’. Gran punto y final, desde luego.

Con el funky en el cuerpo directa al escenario Galicia para ver a La M.O.D.A que tampoco son moco de pavo. Puesta en escena más sobria pero sonido igual de bueno para una propuesta musical completamente diferente capaz de arrastrar masas que coreen sus canciones, algo que la banda burgalesa se ha ganado a base de trabajo y una fe inquebrantable en lo que hacen. Y así, con esa actitud, presentaron las canciones de Salvavida (de las Balas Perdidas). ‘La Inmensidad’, ‘Una Canción para no Decir Te Quiero’ o ‘Héroes del Sábado’ fueron recibidas por el público con la misma emoción que los ya hits de la banda ‘Los Hijos de Johnny Cash’ o ‘Quién nos va a Salvar’. La Maravillosa Orquesta del Alcohol sonó como solo lo hace una banda que es carne de escenario, perfectamente compenetrada y compacta y eso, muy pocos lo pueden decir.  Nos tenían preparada una sorpresa, la presencia de Nina, vocalista de Morgan, para cantar con ellos ‘Hay un Fuego’. Bonita colaboración para cantar a los sueños y a la fe en ellos.

Y mientras Don Diablo daba comienzo a su concierto en el escenario Estrella Galicia, yo dejaba el recinto del festival. Pesaba más la hora de camino en coche de vuelta que las ganas de seguir bailando con el Dj holandés y en la jornada del sábado me esperaba mucho más bailoteo, pero eso os lo cuento en la siguiente crónica.


Podéis leer más sobre O Son do Camiño

#SomosColectivo

 

2 Respuestas a “¡Bienvenido y bien hallado O Son do Camiño! – 2ª Jornada

  1. Pingback: ¡Bienvenido y bien hallado O Son do Camiño! – 3ª Jornada | Colectivo de Raro Propósito·

  2. Pingback: O Son do Camiño extiende su programación al otoño | Colectivo de Raro Propósito·

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.