Emergentes #90 – Martínez

¡Buenas tardes amiguitos de raro propósito!

Tras un interesante y llamativo primer single ‘No nos conoce ni Dios‘, a mediados de febrero Martínez lanzó su primer trabajo, Grandes Éxitos. Un titulo un tanto guasón que esconde la vena más rockera de esta banda formada por Xavi Casanueva (voz y guitarra), Anscari Montori (guitarra), Manel Priego (batería) e Ignacio Sabadell (bajo).

Hace unas semanas, me reuní en un conocido bar del PobleNou con Xavi, para conocer más sobre la propuesta y preguntarle cuales son sus planes futuros. La entrevista ha tardado un poco más de lo esperado en publicarse, pero oye, dicen que más vale tarde que nunca. Aquí está el resultado 😉


¿Quién es, de dónde viene y a dónde va Martínez?

Martínez nace por mi culpa. Llevo tocando muchos años, me he dedicado con más o menos suerte a la música (he tenido varios proyectos, una banda de versiones, he hecho musicales…) y he llegado a los 30 justo después de que el enésimo proyecto en el que participaba se fuera al traste básicamente por trabajar con gente no profesional. En mi carrera me he topado con muchos miedos y egos encontrados, así que esta última decepción me llevó a decidir que mi siguiente proyecto iba a ser algo que montara yo, además de poner la voz y así, si se tenía que ir a la mierda sería, en principio, sólo por mi culpa.

Así empecé a escribir sobre las cosas que veo en Barcelona, de momento todas mis canciones son bastante costumbristas, hablo de aquello que veo y me pasa. Hay quien va al psicólogo, pues yo escribo canciones. Pero ojo, que soy un tipo feliz, que no te engañen mis letras, simplemente hay temas sobre los que me cuesta hablar, pero cantar sobre ellos no jajajaja

Hace dos años empecé a trabajar con Anscari Montori, un guitarrista al que ya conocía y con el que ya había trabajado en varias ocasiones. El tipo es un crack y juntos grabamos 4 temas en el comedor de casa, vimos que empastábamos y nos llevábamos bien. Poco después fiché al bajista, Ignacio Sabadell, y al batería, Manel Priego, ambos componentes de la última banda que se había ido al traste. Los dos son amigos y casi familia, además que trabajamos juntos desde hace mucho, por eso no me fue difícil liarlos.

A partir de aquí hemos empezado la casa por el tejado. Lo “normal” es que las bandas toquen, hagan conciertos y después se pongan a grabar. Pues nosotros no, siguiendo lo de “yo me lo guiso, yo me lo como”, ahorramos pasta, liamos a Jan Valls, un técnico de sonido de la hostia que nos ha grabado y nos ha hecho sonar así. Ahora ya tenemos el disco, lo hemos presentado en directo y toca picar puertas, a ver si seguimos liando al personal y nos dejan tocar, porque la cosa no es fácil.

Supongo que esas 4 canciones que dices que grabasteis en tu casa son las que forman parte de Salón, vuestro primer EP ¿Qué queda de esos Martínez más acústicos?

Sí, el primer EP son esas canciones, de hecho se llamó Salón precisamente porque lo grabamos en el salón de mi casa. La idea inicial era hacerlas en eléctrico, pero con los medios que por aquel entonces teníamos a nuestro alcance nos fue posible y al final, lo más económico era hacerlo en acústico. Así que de él quedan ‘Inicio’ y ‘Animales’, dos temas que se han vuelto a grabar en eléctrico y mi voz, aunque ni eso suena exactamente igual porque estoy dando clases y espero haber mejorado jajajaja

La nota de presenta de Martínez, cuenta que la banda, al igual que el disco, nace como respuesta a la necesidad de hacer música con la tranquilidad de hacer lo que se piensa… Pero lo que me ha llamado la atención es que dice que inicialmente la idea no era crear rock, sino “una banda indie introspectiva” ¿Hola? ¿Qué ha pasado?

La primera frase es culpa o gracias al bajista, que es un poeta… El tema del indie o no indie sí que es culpa mía.

Empecé a escuchar indie hace muy poco, 3 o 4 años y abarco un amplio espectro, desde cosas de lo más mainstream como Vetusta o Love of Lesbian, hasta cosas más escondidas y underground como el garaje o el post-punk que hace furor últimamente en Barcelona. También música improvisada como los Seward que son la crema… y, como al empezar el proyecto me encontraba en esta fase, decidí que quería montar una banda de indie introspectiva. Vamos, que quería explicar mis penas en clave indie.

¿Y cómo se giró tanto la cosa?

Pues porque al batería le gusta el rock, al guitarra le gusta el rock y al bajista también. Estoy en minoría.

¿Pero este no era tu proyecto?

Sí y no, realmente buscaba algo en plan cooperativa. No quería que fuéramos yo y una banda, yo quería formar UNA BANDA, aunque sea yo quién tome más responsabilidad y ponga buena parte de la pasta.

La cosa va un poco en la línea de presentarme ante los compañeros y decirles “mira hay estos temas, tengo la melodía, la armonía y una idea en la cabeza de como quiero que suene”, aquí llega su gran aportación, porque ellos son los que dominan sus instrumentos, yo ni siquiera sé tocarlos… por eso decidí que todo el que entrara en la banda pudiera aportar y hacer un poco lo que le diera la gana.

Y esta es la explicación de por qué el resultado final es rock. También te dicho que quizás haya brotado mi vena más adolescente, ese Xavi que escuchaba mucho rock noventero como Extremoduro o Platero, más tarde me dio por MClan e incluso he tenido una época de Jarabe de Palo, de hecho me han llegado a decir que canto como Pau Donés jajajaj

Personalmente, algunos temas me han hecho pensar en Sol Lagarto…

¡Grandes! Puede ser… no porque lo hayamos buscado, pero ahora que lo dices hay un punto de rock sureño y sobretodo mucho rock clásico. Piensa que el guitarrista podría escribir la biografía de los Black Crowes, se sabe su vida en verso.

Grandes Éxitos es vuestro primer largo ¿Cómo ha sido el proceso de grabación y la selección de los temas que lo componen? ¿qué tal lo de ser vuestros propios productores?

Es muy interesante porque nos da el control de todo el proceso y, con el tiempo, he aprendido que esto es algo básico. Cuando trabajas con otra gente tienes que saber muy bien con quien lo haces, no sólo porque necesitas rodearte de profesionales, también porque al final han de creer en lo que haces de forma sincera, las adulaciones van muy bien para el ego, pero no tanto para el bolsillo.

Ojo que no fue la primera idea, piqué puertas, ni una discográfica me contestó… de hecho yo quería que fuera Víctor Cabezuelo quien nos produjera, porque Rufus T. Firefly fue una de esas bandas que descubres y te molan porque se salen del circuito. A parte son gente super humana y humilde, cosa que es de admirar. Pero coincidió con toda la vorágine de Magnolia y claro, era imposible cuadrar.

Total que lo acabamos haciendo nosotros mismos y ya has visto lo que ha salido… valora tú… jajajajaj

Ya hemos hablado un poco de las influencias que has tenido, pero ¿y las del resto de la banda?

Pues de todo un poco, piensa que ellos tres sí se dedican al 100% a la música, yo sólo al 50%. A Manel, el batería, le flipa el reagge; escucha dub, new Orleans, además es un tipo super técnico que lo toca todo. Tiene otra banda con la que toca soul y rock n roll, con la cantante y el guitarra de The Capaces.

Ignacio viene del rockabilly y del psicobilly, ahora está tocando también un poco de todo, está metido en musicales, actualmente está también en una banda de country… todo lo que hace está guay. Por último, Anscari se dedica mucho a la didáctica, a enseñar, él tiene una vocación clara. A parte de esto ha trabajado muchos con rock y jazz.

Las plataformas de streaming han provocado que estemos en una época en la que la música se consume rápidamente y se tiende a saltar de un disco a otro, sin acabar de prestar atención en muchos momentos… 

Bueno, no tengo muy claro que nosotros hayamos llegado al punto en que la gente nos escuche en Spotify o que vayan a llegar a nosotros a través de la opción de “artistas relacionados”. De hecho o buscas por el single ‘No nos conoce ni dios’ o por Martínez creo que salimos en la segunda página jajajaja

Si miras todas las canciones, las más escuchadas son ‘No nos conoce ni dios’, que fue el primer single, después va ‘Viejos enemigos’ supongo que porque es la primera canción del disco y la tercera, es ‘Barcelona 017’ que ha sido el segundo single. Así que sí, tienes razón, el público va danzando de un lado al otro. Creo que a día de hoy hay muy poco gente que escuche un disco entero. 

El orden de los temas se ha ido decidiendo contando con temática y ritmo, al final el resultado es un orden lógico para mi. Lo que he hecho es basarme en mi forma de escuchar música, es algo totalmente arbitrario.

¿Cómo le venderíais vuestra propuesta a nuestros lectores? ¿por qué deberían escuchar vuestro disco de principio a fin?

Madre mía… pues que cierra ‘Un último vals’, que es un temazo, el que más me gusta jajaja No, en serio, vuestros lectores tienen que pensar que los temas tienen una lógica entre sí de principio a fin. Siguiendo la temática de mis canciones y mi psicología barata de autoterapia irán recorriendo un camino.

El disco empieza con un tema muy potente que habla de romper esquemas y si quieres seguir escuchando es que quizás has sido capaz de salir del esquema. Si no te convence pues oye, hasta luego, ya nos veremos. Pero si sigues te encontraras con ‘No nos conoce ni dios’ y ahí sí, ahí empezarás a descubrirnos porque es un canto a decir:

ESTAMOS AQUÍ, no nos conoce ni dios, pero EH, DEBERÍA.

Grandes éxitos se publicó el pasado 15 de febrero y lo presentasteis en directo una semana después en Barcelona ¿Cómo vivió la banda este concierto de presentación y como sentisteis que lo recibió el público?

Fue el primer concierto como banda y nos sentimos muy bien, porque teníamos muchísimas ganas de tocar este repertorio en directo.

Obviamente había miedos, yo hacía casi diez años que no hacía un concierto en directo como cantante, y siempre tienes ese gusanillo por mostrar tus temas, tus miedos, tus pajas mentales y siempre te planteas el “a ver a quien coño le interesa esto”.

Al final vinieron 70 personas y para ser el primer bolo, un domingo por la noche y en un antro (muy respetable) como es la Sala Freedonia.  Sonó muy bien, aunque también es verdad que llevábamos nuestro propio técnico y eso nos hizo sonar de puta madre. A partir de ahora ya no podemos pagarle, a ver que sale jajajaja

¿Qué podemos esperar de vuestro concierto? ¿Por qué deberían asistir nuestros lectores? 

Lo ideal es escuchar un disco que te guste, después ver a la banda y que te flipe en directo, ya sea una banda novel o una banda consagrada. En nuestro caso todo el mundo dice que el directo le gusta más que el disco, así que venid a comprobarlo jajaja

Os encontraréis mucha energía y muchas ganas, pensad que llevamos casi un año con la banda y en ese tiempo lo que hemos hecho es encerrarnos en un estudio, grabar y producirnos. Cuando hemos salido fuera y hemos tocado por primera vez imagínate, estábamos como niños en el patio de colegio y la sensación era de “lo vamos a petar”. 

Nuestra sensación en el escenario fue que la cosa estaba siendo muy chula. Además vinieron muchos amigos, allegados y el ambiente fue muy chulo. Energía, potencia y también hacemos muchas improvisación, en algunas canciones tenemos claros los principios y los finales, pero entre ellos nos dejamos llevar. A veces mola, otras lo tienes que cortar jajajaj, pero lo hacemos porque para mi es más interesante cuando una banda sale y se divierte, no sólo reproduce el disco. 

Entonces entiendo que consideras que ahora mismo vuestra mejor cualidad es la energía…

Sí. Aunque igual la perseverancia también, ten en cuenta que ya considero como una pequeña victoria que hayamos grabado el disco y que la banda siga junta. Por eso aunque sólo hemos hecho un concierto, la energía que notamos fue muy guay y todo el mundo nos dijo que estábamos muy “enchufaos”, pero en el buen sentido.

Ojalá llegue un día que haya girado tanto que esté aburrido de tocar mi música, pero ahora mismo no es el caso jajajaj

¿Cómo ve el panorama nacional actualmente una banda tan joven como la vuestra?

Lo veo jodidísimo de arriba a abajo. Estoy tentado en montar una banda de covers que por lo visto es lo que vende, al fin de cuentas es una forma totalmente lícita de que los músicos se ganen la vida. Es otro concepto, es más entender un concierto como una fiesta y decir yo quiero ponerme a cantar hits, no quiero mierda nueva que no la conoce ni el tato. En su contexto tienen sentido y mola, pero a los demás nos deja poco espacio porque ya no sólo son las fiestas de pueblo quienes contratan, ahora mismo hay salas que se están especializando en esto porque para ellas al fin de cuentas esto es un negocio y lo que no quieren es perder dinero. Es así, es ley de vida y la mayoría de bandas que lo petan como tributos o ya no están, o son old school y por eso, creo que tiene fecha de caducidad.

Pero hay otros temas que tampoco son fáciles. El sindicato de músicos activistas de Catalunya por ejemplo, en el que yo estoy sindicado, luchan porque se cumpla la ley que no dice más que un músico cuando va a tocar a un lugar es un empleado y que debe tener un sueldo bruto mínimo. La realidad en nuestro caso cual es, pues que yo llego a una sala para presentar el disco y lo primero que te dice el programador de turno es el precio que te cuesta el alquiler, por eso el primer concierto fue en Freedonia y no en Sidecar porque hacer un primer concierto perdiendo ya pasta no tenia mucho sentido.

Si encima le digo quiero tocar y estas son nuestras condiciones pues no toco. Así que al final nos tenemos que bajar el sueldo porque sino no tocamos y si no tocamos, no nos conoce la gente. Es un pescado que se muerde la cola porque ahora mismo nuestra capacidad de difusión en redes sociales y medios es casi igual a cero, la prueba es que tenemos poco más de 1000 reproducciones de nuestros temas en una semana. Es lo que hay y hay que asumirlo, lo que no voy a permitir son determinadas condiciones inhumanas que proponen algunos. 

En el conflicto entran también las bandas que llevan tiempo tocando y que asumen esas condiciones porque “nosotros esto lo hacemos para pasárnoslo bien y si hay que ir gratis, se va gratis”. No hombre, no vayáis gratis porque estáis jodiendo a muchas otras personas que se dedican a esto y lo necesitan para vivir.


Por último, nuestro cuestionario de Raro Propósito.

  • ¿Con qué banda/artista de todos los tiempos os gustaría compartir escenario?
    Con Egon Soda, porque es una banda que me ha enseñado a componer sin necesidad de explicar historias bonitas y porque son todos unos músicos de la ostia. Son todo ventajas. Además son muy firmes en todo lo que hacen.
  • Alguna manía que se pueda confesar previa a salir al escenario
    Antes de tocar estiro y fumo. Fumo muy poco, pero antes de un concierto me pongo nervioso y antes de salir, lo que me ayuda a relajarme son esos cinco minutos previos en los que estiro como si fuera a jugar un partido de basket. Así me mentalizo en lo que tengo que salir a hacer y sobretodo, me centro. Después de eso ya todo para adelante.
  • ¿Algún disco que escondáis cuando van los amigos a casa?
    Bueno, no me avergüenzo, pero la gente me mira mal cuando les digo que me gusta Jarabe de Palo jajaja
    Hoy en día se considera algo como muy pasado de rosca, pero a mi me flipa y aprendí a tocar la guitarra con sus canciones. 
  • El primer concierto al que recordéis haber ido
    Esto no te hubiera salido tan hilado ni queriendo, porque precisamente fue de Jarabe de palo jajajaja
    Con catorce añitos mis hermanos mayores me llevaron al Palau San Jordi con la gira “Depende” y me alucinó, llegué a casa flipado, de hecho todavía tengo la camiseta de aquella gira.
  • Una canción que te gustaría haber compuesto
    ‘Turnedo’ de Iván Ferreiro. Es un tipo con el que tengo sentimientos encontrados, me flipa cuando canta en gallego. No he escuchado disco de él pero hay que reconocer que este es un temazo.
  • Una banda en la que te gustaría tocar
    Led Zepelling jajajaja no, ahora en serio, en Seward. Los conozco, los admiro y es un modelo a seguri en cuanto a integridad personal, sentimental y espiritual, estos hacen lo que quieren y malviven como pueden. Los conocí en 2014-2015 cuando tocaron dos noches seguidas en el Auditori, como clientes en un restaurante en el que yo era camarero y me parecieron encantadores. Años después en otro restaurante me encontré a Adriano haciendo fotos y, a partir de ahí conectamos.  

Algo que quieras añadir…

¡¡Venid a verme a los conciertos!! Al final, a pesar de todo, tiene su recompensa hacer lo que te de la gana, ya sea por irte a dormir tranquilo o para sólo dar un concierto para 20 personas, pero para mi ahí está el mérito hoy en día. Igual en unos años lo que me llena es llenar estadios, pero ahora mismo, lo más importante para la banda es ser fieles a nosotros mismos.


Podéis saber más sobre Martínez a través de sus RRSS:

Facebook – Twitter – Instagram – Youtube

#SomosColectivo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .