Warm Up Festival 2019: “Crónica de un éxito anunciado”

El año pasado hablábamos del Warm Up Festival en tono de triunfo, sin duda, esta nueva edición ha significado su consagración como el primer gran festival del año. Las razones son sencillas, un cartel de calidad, en el que todas las bandas, ya fueran cabezas de cartel o no, presentaban propuestas atractivas; unas fechas perfectas para cogerse unos días de vacaciones alargando el puente del 1 de mayo y, como no, una de sus principales bazas, su ubicación y es que a quién no le gusta pasar unos días en Murcia.

Pero no todo es el recinto de La Fica, este año, han vuelto a apostar por la calle y, además de unos showcase sorpresa en el perfecto enclave de Los Molinos del Río Segura, han aprovechado una de las mejores cosas que tiene Murcia, sus calles y sus céntricas plazas. Vamos que habrías de estar loco para negarte semejante experiencia.


Viernes, 3 de mayo del 2019

Si bien es cierto que este año ha habido conciertos y actividades durante toda la semana, el verdadero pistoletazo de salida del Warm UP Festival 2019 tenía lugar la noche del viernes con The Jesus And Mary Chain Two Door Cinema Club en calidad de cabezas de cartel internacionales.

Mi llegada al festival se retrasó algo más de lo esperado y acabé haciéndolo con las primeras gotas de lluvia de la noche. Sí, estáis leyendo bien, en Murcia llueve tres días al año y nos tuvo que tocar a nosotros, aunque también es verdad que con las altas temperaturas que habíamos tenido hasta el momento hasta lo agradecimos.

Dejo las vicisitudes climatológicas y vuelvo al apartado musical, concretamente con el concierto de Amaia, porque no os voy a engañar, aunque no entiendo muy bien por qué alguien sin ni un sólo disco en el mercado toca en un escenario principal, por mucho público que pueda arrastrar, me podía la curiosidad. Voy a ser sincera y objetiva, así que espero que nadie se ofenda, la navarra tiene talento, eso no se puede discutir, cuando se sienta en el piano es especial y pasan cosas muy bonitas, su voz es preciosa, pero cuando se levanta deja claras algunas de sus carencias, como su facilidad para dejarse llevar o, la más preocupante, su falta de repertorio. Tiene tres singles en el mercado, un de ellos la preciosa versión del ‘Perdona (ahora sí que sí)’ de Marcelo Criminal, y ‘El relámpago’ que se estreno ese mismo día; así que le tocó tirar de versiones como ‘Medio drogados’ de Los Fresones Rebeldes. En definitiva, habrá que verla cuando tenga más chicha, ocasiones no van a faltar, ahora mismo sigue siendo una joven promesa a quien muchos juzgan con demasiada dureza y sobre la que quizás se esté poniendo demasiada presión.

Mientras Amaia se daba un baño de masas, en el lado opuesto del recinto, en el escenario Up, a Claim le tocó jugar una difícil papeleta. Por suerte, un nutrido y entusiasta público local, que coreó y bailó todas y cada una de las canciones de su último trabajo Sofá paraíso, consiguiendo que su concierto fuera uno de los más especiales de la jornada por la energía y el buen rollo que desprendieron en todo momento.

Los murcianos no habían acabado de hacernos bailar, cuando uno de los momentos más esperados de la noche arrancaba y allí estaban los Carolina Durante dispuestos a reventar el Warm sin importar que lloviera o no. Después de estar durante buena parte del 2018 cantando ‘Cayetano’ o ‘Himno Nacional’, quedó claro que los madrileños se han convertido en la banda sonora de muchos de los asistentes al festival que se agolpaban dispuestos a gozarlos como si no hubiera mañana. Con su nuevo disco Carolina Durante, en lugar de defraudar han conseguido mover todavía más a las masas y canciones como ‘La noche de los muertos vivientes’ o ‘Las canciones de Juanita’ se corean como si ya fueran clásicos. Sumadle a todo esto un directo cargado de fuerza, letras certeras y que Amaia colaboró en ‘Perdona (ahora sí que sí)’, sólo podía ser un éxito.

A mi el regreso de The Jesus and Mary Chain no me aportó mucho, lo siento, pero no pude conectar en ningún momento, así que en cuanto arrancaron los Second me lancé al escenario Warm. Los murcianos, en principio no tenían una mano fácil para jugar, se debatían entre la hora de cenar y el encajonamiento entre internacionales, por suerte, su propuesta es señal de éxito en sí misma y su octavo disco, Anillos y Raíces, ha sido muy bien recibido por sus fieles, en parte porque había ganas de ellos tras su año retirados de los escenarios y porque sus nuevas canciones han calado hondo y ya están a la altura de algunos de sus temas más aclamados como ‘Rodamos’ o ‘Autodestructivos’.

La sorpresa de la noche llegó de la mano de Two Door Cinema Club. Antes de que arrancara el bolo la mayoría pensábamos que bailaríamos sus habituales hits, pero que los nuevos temas nos iban a dejar fríos. La realidad fue que los irlandeses se marcaron un concierto impecable de principio a fin dejando claro que tenían muy claro que aquello era un festival y habíamos ido a bailar ¡Cuanta energía! ¡Qué barbaridad!

Cerré la jornada viendo como Roosevelt también se daba un baño de masas, en un concierto que fue de menos a más y en el que pudimos disfrutar de su pop electrónico cuidado, agradable y seductor ¡Una delicia! No puedo acabar el viernes sin mencionar el Electronic Social Club, Esc_ para muchos, un nuevo escenario enfocado a la música de baile al que se accedía con un pase Red Bull, donde los amantes de la electrónica disfrutaron como enanos desde primera hora.


Sábado, 4 de mayo del 2019

El sábado empezó fuera de las puertas del recinto y se distribuyó por las distintas plazas del centro de Murcia. Yo no me moví de la Plaza de los Apóstoles por donde pasaron AntifanAyoho Cupido, a los primeros llegué tarde, pero lo gocé con la energía de Ayoho y con mi nueva boyband favorita, los Cupido ❤

Mi entrada a La Fica empezaba al ritmo del folk y rock de la mano de La Maravillosa Orquesta del Alcohol. Una banda que año tras año, tras mucho quemar carretera, va aumentando en adeptos por su personalidad única, su entrega y su autenticidad. Tras esta descarga de energía vendría la particular ‘Verbena’ musical de Novedades Carminha. Los gallegos que durante un tiempo parecían encasillados en el garaje más descarado con su último trabajo se han dejado llevar, en él sólo buscan que el público disfrute ya sea desde el rock más puro, la cumbia o incluso si hace falta se usa autotune. Pero la verdad es que para el disfrute y marcarse unos buenos bailes, lo más aclamado son sus himnos de siempre como ‘Antigua pero moderna’ o ‘Quiero verte bailar’.

© Javier Rosa

Si hubiera seguido a la muchedumbre habría ido al escenario principal para ver a Noel Gallagher y los suyos, pero tras verlo en sala recientemente y teniendo en cuenta que yo sí viví a Oasis en directo, a mi esta reversión de los himnos de mi banda favorita que hacen los hermanos Gallagher me sabe a poco. Por eso elegí la carta emergente, la de las Cariño. El trío afincado en Madrid es especialista en “tontipop” y eso me encanta, al igual que al nutrido grupo de fieles que corearon hasta la estenuación temas como ‘Mierda Seca’, ‘Bisexual’ o ‘Llorando en la limo’. No puedo dejar de comentar el momento en que Axolotes Mexicanos subieron al escenario a desfasar, ¡épico!

Por cierto, ya que he hablado de Axolotes, debéis saber que unas cuantas horas después, cuando se rozaban las 4 de la mañana, le devolvieron el favor y entonces fueron ellas las que, junto a Amaia (y su famoso, “creo que estoy un poco borracha”… que tire la primera piedra quien no lo estuviera en ese momento) subieron al escenario. La verdad es que es muy divertido ver las sinergias entre bandas y su buen rollo.

© Javier Rosa

Mi noche acabó con los navarros, pero antes disfruté del increíble concierto que se marcaron La Casa Azul, que juegan en otra liga tanto por volumen de público, como por espectáculo de luz y música. Guille Milkyway y los suyos demostraron estar en uno de sus mejores momentos cuando canciones más nuevas como ‘El momento’ o ‘Podría ser peor’, se colocan a la altura de himnos como ‘La Revolución Sexual’.

Si La Casa Azul se dio un baño de masas, lo de Vetusta Morla fue la apoteosis, en el recinto no cabía ni un alfiler cuando los de Tres Cantos subían al escenario principal. Otra banda que juega en otra liga, se encuentran como mínimo a tres o cuatro peldaños del resto, tanto musicalmente como en carisma.


En definitiva, un festival impecable y perfectamente organizado, pensado para que el público disfrute y se sienta cómodo a pesar de colgar el sold out. La única pega que tengo es que en algunos momentos, el sonido del escenario Warm no era todo lo bueno que podría esperarse, no en la parte central del mismo – allí era perfecto -, pero si te colocabas en los laterales el sonido se perdía y se difuminaba con el ruido ambiental. De todos modos, esto es algo fácil de solucionar y no ha impedido que ya me haya comprado el abono para la edición del año que viene.


¡Nos vemos en 2020! ¡Larga vida al Warm Up festival!

#SomosColectivo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .