Crónica de la 2ª jornada de O Son do Camiño 2019

Después de una reducida primera jornada que sirvió para tener un mejor conocimiento de los accesos al recinto del festival, llevarme alguna sorpresa y disfrutar de buenos conciertos, la programación de O Son do Camiño seguía su curso marcado. Con una mirada en la distribución horaria del cartel (que sufriría cambios) y otra en la aplicación del tiempo del móvil ante la previsión de lluvias, me dispuse a afrontar una nueva jornada del festival.


Viernes, 14 de junio

Tras la toma de contacto del jueves con el entorno, el viernes 14 de junio regresaba a O Monte de Gozo con una idea fija, no volvería a caminar durante 45 minutos para poder acceder al recinto del festival ¡Y lo conseguí! Con una idea más precisa de los accesos y contando con más tiempo para poder desplazarme hasta Santiago, finalmente la caminata se redujo a menos de 20 minutos por lo que pude asistir a casi todos los conciertos de primera hora. Digo casi porque muy a mi pesar lo de llegar para ver a Moito! fue misión imposible, por lo que mi primer concierto del día fue el de Cariño y qué buena forma de comenzar. Frescas, divertidas y cercanas, me hicieron bailar con ‘Llorando en la Limo’, ‘Souvenirs’ o ‘Todos los Días’ pero también me reí lo suyo con sus comentarios porque estas chicas son simpáticas a rabiar.

Finalizado el concierto de las madrileñas afronto la subida y posterior bajada hasta el escenario principal para ver a Igloo. Mucho he escrito de estos chicos de Caldas, siempre palabras bonitas porque se las merecen, pero si llego a saber lo que tenían preparado para su concierto en O Son do Camiño, me las guardo todas para decirlas ahora y que no pensaseis que fue un concierto más de Igloo porque no fue así. Se presentaron con ganas de comerse todo lo que se les pusiera por delante con un setlist concebido para dejarnos sin aliento. ‘De Perros y Lechuzas’, ‘Gigante’, ‘Han Solo’, ‘G7’, ‘Sin Mentiras’ con una extensión final de locura, ‘Ausencia Parcial’ o ‘El Pase de la Muerte’ consiguieron que me olvidara del fresquete que hacía y que me quedase afónica para lo que quedaba del día y del festival. Temazos sonando de lujo, unas fantásticas proyecciones que hicieron mucho más vistoso el concierto y un un derroche de actitud y diversión de sus componentes, hicieron que pudiera disfrutar de (y creo que no exagero) uno de los mejores conciertos de Igloo que he visto hasta la fecha. Esto es lo que se llama aprovechar el momento y el resto tonterías.

Con la sonrisa puesta por lo bien que me lo acababa de pasar, el concierto de Marem Ladson en el escenario Galicia, me parecía la mejor manera de recuperar el aliento y la compostura. Dejarse llevar por su aterciopelada voz siempre es una gozada pero si además le acompaña una banda ya se convierte en maravilla. La artista medio gallega medio americana, se ganó al público no solo dirigiéndose a él en gallego, también con su exquisita interpretación de temas como ‘All My Storms’ o ‘Shades of Blue’, canciones incluidas en su LP de debut. Según nos dijo, sería uno de los últimos conciertos de la gira y la verdad, fue un gusto disfrutarla casi un año después de haberla visto en otro festival gallego con los temas más rodados y sonando mejor que bien.

Uno de los grandes nombres de la jornada nos esperaba en el escenario principal. lván Ferreiro acompañado con su fantástica banda abría su concierto con ‘Casa’ y, para mi gusto, ofreció un concierto fantástico. Además de canciones que todo el mundo espera escuchar como ‘El Pensamiento Circular’, ‘El Dormilón’, ‘Pájaro Azul’ ‘Extrema Pobreza’ o ‘El Equilibrio es Imposible’, no faltó el momento karaoke con ‘Años 80’ y regaló a sus incondicionales ‘Fecha Caducada’ de su época en Los Piratas. Pero no fue la única sorpresa, no sonó ‘Turnedo’ y que nadie piense que por capricho de Iván Ferreiro. En un gesto que le hace más grande todavía, decidió no tocarla porque se habían pasado del tiempo y Varry Brava tenía que comenzar su concierto en el escenario Galicia. Querid@s, como solemos decir los gallegos, respetiño.

Lo dicho, Varry Brava comenzaba su concierto en una hora que no era la anunciada. De las 00:15 horas prevista inicialmente, pasaron a tocar a las 20:25. Cambio que la organización comunicaba pocas horas antes en sus perfiles de redes sociales. En cualquier caso, los murcianos salieron a morir y pusieron a bailar a unos y otras a golpe de temas como ‘El Sitio Perfecto’ incluido en su último álbum Furor y de hits como ‘No Gires’ o ‘Calor’. Temperatura alta la que dejaron en el ambiente después de su concierto y agradecidos que les quedamos porque vaya tela con la meteorología para estar a puertas del verano. Un calor que alimentaron los británicos Bloc Party que estaban allí para hacer sonar en O Monte do Gozo los temas de uno de sus álbumes más aclamados, Silent Alarm. Con un directo contundente, sus incondicionales pudieron lo gozaron todo con temas que ya forman parte de la historia de la música como ‘Banquet’ o ‘Helicopter’. A mí que no soy tan incondicional me pareció un grandísimo concierto, tanto por puesta en escena como por sonido y claro, por la oportunidad de asistir a uno de sus conciertos de la gira Silent Alarm Tour.

Se acercaba el momento de uno de los conciertos más esperados de la jornada y eso se podía percibir por la gran afluencia de público desde hacía unas cuantas horas, por los ríos de gente que se desplazaba indistintamente a los servicios y a la zona de restauración. A los chicos de Shinova les quedó la papeleta de tocar antes de que lo hiciera Rosalía pero cuentan con los suficientes seguidores para acompañarles coreando sus canciones, aunque yo no hubiese sido una de ellos.  Y llegó el momento de que Rosalía hiciese acto de presencia en O Monte de Gozo con una expectación que yo no recordaba haber visto en bastante tiempo. Ante aquel gentío y especie de locura colectiva, recordé su actuación dos años antes en un auditorio junto a Raúl Refree que me había puesto los pelos de punta. Lo de esa noche era otra cosa pero no menos carente de talento. Con un fantástico espectáculo que comenzaba con ‘Pienso en tu Mirá’, repartió amor, frases en gallego y talento a manos llenas a la vez que interpretaba ‘Bagdad’, ‘Di mi Nombre’, ‘De Aquí no Sales’, ‘Con Altura’ o ‘Barefoot in the Park’ el tema que interpreta con James Blake. Ni la lluvia quiso perderse un concierto que alucinó a muchos y decepcionó a otros ¿Qué queréis que os diga? Me declaro muy fan de Rosalía pero también sé a que clase de público está dirigido su espectáculo, lo que no quita que me parece una artista increíble y con la cabecita muy bien puesta. Por decir algo en contra, con tanto despliegue bien había podido gastar algo en un par de guitarristas para que no duela escuchar su sonido pregrabado. Dicho esto, ya lo de la apropiación cultural e historias parecidas lo dejamos para cuando queráis hablar del blues, la bossa nova, el pop o de Soleá Morente.

Después de la lluvia, el puñetero frío que hacía (a pesar de toda la ropa que llevaba encima), que Black Eyed Peas me daban un poco igual y que verles suponía estar más de treinta minutos bien charlando, bien comiendo o bien bebiendo porque música en directo no había, decidí que era una hora más que razonable para dar la jornada por finalizada.

#SomosColectivo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.