Crónica del XV aniversario del Ebrovisión: “La niña bonita de los festivales”

¡Buenos días amiguitos de raro propósito!

¿Cómo lleváis la vuelta a la rutina? Nosotras seguimos inmersas en nuestra depresión post festival, alguno se podrá preguntar ¿todavía? Pues sí, cuando creíamos que ya habíamos salido a la superficie llega el Festival Ebrovisión y volvemos a caer, pero oye este fin de semana ha sido tan bonito que volveríamos a repetir una y mil veces porque no todos los días un evento de estas características cumple 15 años y se convierte en “la niña bonita” de los festivales nacionales.

Un año más, Miranda de Ebro se convertía durante tres días en una fiesta de la música, la cultura y, porque no, la gastronomía. En los parques se escribía el nombre del festival con el césped, en prácticamente cada esquina había un DJ amenizando las horas, autobuses gratuitos recorrían la ciudad para que las distancias no se hicieran tan pesadas…  En definitiva, un año más, la ciudad entera se volcaba en el Ebrovisión y en hacer que el público no tenga otra preocupación que entregarse a la diversión, disfrutando de las múltiples sorpresas que los organizadores nos tenían preparadas.

 

Jueves 3 de septiembre
Muriendo de magia con Rufus T. Firefly

El jueves se daba el pistoletazo de salida oficial al Festival Ebrovisión y lo hacía a partir de las 21h en la Fábrica de Tornillos con las actuaciones de Correos, Pecker, Rufus T. Firefly y Trajano!. Lamentablemente nosotras nos perdimos la actuación de los donostiarras, y os preguntaréis ¿por qué?, la respuesta es sencilla, para nosotras era día laborable y tuvimos que llegar desde Barcelona.

No fue hasta casi las 23.30h que conseguimos llegar, para entonces Pecker se encontraba en el escenario haciendo bailar al respetable con temas como ‘Bailas (o mueres)’, ‘Supernova’, ‘Inédita’ o la versión del ‘Eres tú’; incluso pudimos presenciar el momento en el que regaló una de sus archiconocidas muñequeras, esta vez incluso algo sudadita. Nos declaramos muy fans del aragonés, de su pop electrónico cargado de melodías pegadizas y nos alegra ver que por fin parece estar recibiendo algo del reconocimiento que se merece.

Pasaba la medianoche cuando los Rufus T. Firefly subían al escenario dispuesto a hacernos morir de magia ¡y lo consiguieron! Los de Aranjuez son una de esas bandas que tras nueve años luchando por hacerse un hueco lo alcanzan y de repente, se convierten en el grupo más esperado de la jornada consiguiendo llenar la Fábrica de Tornillos.

Rufus Ebrovision

Los madrileños arrancaron con calma, ‘Incendiosuicida’ y ‘El séptimo continente’ fueron las encargadas de asentar las bases y conseguir que los presentes prestaran atención tras una aparición alocada del Comando Jäger. Nosotras desde nuestra parcelita situada en la primera fila disfrutamos como nunca coreando y bailando cada uno de los temas con los que Rufus nos bombardeaba. Así, gritamos el “¡Estaría muy bien!” de ‘Metrópolis’ como si se tratara de un concierto de los mismísimos Standstill; elegimos culpables en ‘El increíble hombre menguante’; reprimimos lagrimillas en ‘(escribe aquí el nombre de la persona a la que más quieras)’; disfrutamos del aroma a azufre que recorría la sala mientras la lava de ‘Pompeya’ nos arrastraba; alucinamos como nunca viendo como las manos de Julia vuelan en ‘Nueve’… todo ello para acabar confirmando con ‘Test de Voight-Kampff’ que la suerte no es una opción y que los de Aranjuez brillan con luz propia ¡Enhorabuena chic@s!

Con Trajano! y su post punk lleno de contundencia y personalidad poníamos fin a los conciertos de la primera jornada que, para que engañarnos, se nos hizo muy corta. Pero si nos conocéis mínimamente, sabréis que no nos fuimos a dormir ni mucho menos, aprovechamos la entrada gratuita que teníamos con nuestra pulsera y nos dirigimos a la Sala Orosco para dar la bienvenida al amanecer del viernes bailando junto a Virginia Díaz y Brummel los temazos que uno tras otro fueron pinchando.

Viernes 4 de septiembre
La gran fiesta del indie nacional

La jornada del viernes comenzaba desde primera hora, de hecho Havoc estaba dando guerra en la Fábrica de Tornillos desde las 13h, el problema es que fuimos incapaces de llegar al recinto tan pronto debido al sueño y a un dolor de cabeza incipiente, resultante de alargar demasiado la noche anterior. Nosotras arrancábamos un poco más tarde, botellas de agua en mano, con nuestros amigos The Noises. Los madrileños se encargaron de contagiar su energía a los presentes con sus ritmos bailables y, pese a los problemas de sonido en el micrófono de Fran, hicieron nos hicieron mover los cuerpos aún entumecidos e hicieron surgir los primeros coros con temas como ‘Rara avis’, ‘Pacífico’ o, sus singles más recientes, ‘Invierno/Verano’. Siempre es un placer ver lo bien que se lo pasa este quinteto en el escenario y esperamos verles de nuevo, con unas condiciones menos calurosas a poder ser, antes de que finalicen su actual gira.

The noises Ebrovision

Con el estómago lleno y puntualidad británica, a las 17h estábamos como un clavo frente al escenario esperando que Mi Capitán hiciera aparición. Los barceloneses se hicieron de rogar algo más de lo esperado, pero salieron tan motivados y empezaron con energía que la espera valió la pena. ‘Algo inesperado’ fue la encargada de romper el hielo, aunque por supuesto no faltaron la sensual ‘La Sed’, la exquisita ‘El Coleccionista’, la coreada ‘Es Suave La Voz’ y su ya conocida versión de ‘Alta suciedad’ de Andrés Calamaro. La fiesta en el Fábrica continuaría de la mano de Julio Rodenas y su programa Turbo 3, pero nosotras decidimos retirarnos y escucharlo por la radio desde la habitación del hotel para descansar un poco antes de dirigirnos al recinto y continuar con el festival, como os hemos dicho en numerosas ocasiones ¡una retirada a tiempo puede ser una victoria!

Mi capitan Ebrovision

La primera jornada en el recinto Multifuncional de Bayas se iniciaba con el concierto de Airbag, seguidos de The Hot Spockets. Nuestra llegada coincidió con el concierto de estos últimos y aunque estaban dando sus últimos coletazos nos dejaron un muy buen sabor de boca. Los irlandeses fueron los primeros internacionales en pisar el suelo mirandés y lo hicieron con un sonido muy rockero con reminiscencias blues y country. Finalmente, a golpe de guitarra, el quinteto consiguió despertar al público algo adormecido que deambulaba por el multifuncional. Apuntad su nombre porque son una banda a tener muy en cuenta 😉

Tras semejante derroche de energía llegaba la parte más esperada de la noche, el tridente formado por Niños Mutantes, La Habitación Roja y Sidonie. Tres bandas nacionales con una larga trayectoria y que resultaron ser el núcleo duro de una jornada en la que la escena indie nacional era la estrella indiscutible del cartel. Los primeros fueron los granadinos, y qué os podemos decir que no os hayamos contado ya de Niños Mutantes. Madurez, talento, simpatía y una conexión con el público envidiada por muchos son algunas de sus principales bazas. Arrancaron tranquilos con ‘Huesos’, pero fueron ganando en intensidad a medida que el aforo del recinto se incrementaba sin duda atraído por temazos como ‘Hermana mía’, ‘Barronal’ o ‘Náufragos’. Aunque la locura se desató con la parte final del show enlazando ‘La Voz’, ‘Errante’ y ‘Te favorece tanto estar callada’, haciendo que el calor comenzara a ser insoportable y el pelo se nos alborotara de una forma indigna. Cerraron con ‘Hundir la flota’ dejándonos agotadas y con una sonrisa difícil de eliminar.

Mutantes Ebrovision

La Habitación Roja llegaban al XV aniversario del festival inmersos en su propio aniversario, el vigésimo para ser exactos, y todo hacía presagiar que la actuación sería especial puesto que los valencianos son una de las pocas bandas que pueden presumir de haber vivido la primera edición del Ebrovisión. Y así fue. Comenzaron como ya es costumbre por las canciones más antiguas y fueron avanzando por sus diferentes épocas a medida que la actuación se sucedía, todo ello ante un público volcado desde el primer momento y coreaba cada una de las canciones, prestando especial énfasis en ‘Ayer’, ‘Indestructibles’ o ‘La moneda en el aire’. Como anécdota os contaremos que Edu Martínez, ex miembro de LHR, colaboró en varios temas y por lo que se ve sus actuales compañeros de grupo, los Sidonie, sintieron envidia porque al final todos subieron al escenario.

lhr Ebrovision

Los barceloneses Sidonie fueron los encargados de poner fin a la fiesta del indie nacional y lo hicieron como mejor saben poniendo el multifuncional patas arriba a golpe de éxitos. Como vienen haciendo en sus últimas actuaciones festivaleras, subieron a las tablas como si de una playa se tratara, ataviados con sus camisas hawaianas, sombrillas, toallas, palas y una neverita al ritmo de ‘California Girls’ de los Beach Boys. Después, arrancaron con ‘Fascinado’ y fueron aumentando la intensidad con temas tan conocidos como ‘En Mi Garganta’, ‘El Bosque’, ‘Costa Azul’ o ‘El Incendio’, hasta alcanzar el delirio colectivo en ‘Estáis Aquí’ dando por concluida la fiesta del verano marchándose sombrilla y toalla en mano de nuevo, al ritmo de los Beach Boys. Y mientras esto ocurría los músicos que se encontraban en los laterales del escenario disfrutando del concierto iban entrando y saliendo de las tablas para aportar su granito de arena, de forma improvisada, a la fiesta que estábamos viviendo: Gonçal Planas y Juli Saldarriaga, ambos de Mi Capitán, hicieron coros, Jose de LHR tocó la pandereta…  Está claro que nuestros queridos son una apuesta segura, nunca fallan. ¡Gracias por hacernos venir arriba!

Sidonie Ebrovision

Los encargados de cerrar la noche eran los neoyorquinos Hercules & Love Affair, pero nosotras ya habíamos decidido poner punto y final a nuestra noche con Sidonie, así que pedimos disculpas por no poder hablar de ellos. Al salir del recinto vimos que muchos éramos los que recurríamos a los autobuses gratuitos que la organización había colocado para dirigirnos a la ciudad, algunos (como nosotras) para descansar y otros para continuar la fiesta en la Sala Orosco con las sesiones de La Movida Madrilona, Optigan1 y Eduanmu.


Sábado 5 de septiembre
¡Qué viva la madre que parió a Crepus!

Nuestro nivel de agotamiento del viernes era tal que ninguna fue capaz de poner el despertador cuando nos metimos en la cama, de hecho, ni siquiera pensamos que era necesario hacerlo, por ello y aunque nos diera mucha rabia nos perdimos la actuación de Disco Las Palmeras! en la Fábrica de Tornillos. Cuando conseguimos llegar a la sala, el concierto de los gallegos había finalizado y Cabezafuego & Los Brutales, recién llegados del Ebropeque, se encontraba amenizando el tiempo de espera hasta la siguiente actuación a modo de charanga ¡divertidísimos!

Nuestro primer concierto del día fueron Mujeres y, la verdad, no se nos ocurre una forma mejor para ponerle las pilas al que iba a ser uno de los mediodías más memorables del verano. Su sonido, que navega entre el surf, el punk y el garage, resultó perfecto para despertar a algunos recién llegados y provocar una descarga de adrenalina entre los que ya les seguíamos. Bailes, saltos, sudor, energía, potencia y ojos turbios, todo ello provocó una pequeña revolución en una Fábrica de Tornillos cada vez más abarrotada. Solo echamos de menos algún que otro pogo, pero bueno entendemos que muchos de los presentes no conocían a los barceloneses y que tampoco eran horas, así que nos guardaremos las ganas hasta el próximo bolo que den en la ciudad condal.

Mujeres Ebrovision

Con una sonrisa de oreja a oreja y una nueva tote bag en nuestro poder, buscábamos una buena posición para disfrutar del que sería el concierto sorpresa del XV aniversario del Ebrovisión. Mucho se había especulado sobre este concierto: La Habitación Roja, los Aloha Carmona como en el Sonorama, Jero Romero realmente dará su último concierto aquí… la verdad es que si os habéis fijado bien, en la anterior foto ya teníamos la primera pista de que no nos acercábamos ¿os habéis dado cuenta? ¿no? Mirad la batería… ahora sí ¿verdad? El directo sorpresa estuvo protagonizado por Sidonie, quienes cantaron temas propios y alguna que otra versión de bandas tan míticas como The Smiths, The Beatles, The Human league, Oasis o The Who. Pero no solo tendríamos a Sidonie sobre el escenario, para hacer la actuación inolvidable colaboraron durante el concierto miembros de We are Standard (esto sí fue una sorpresa), Supersubmarina, Niños Mutantes y Mi Capitán. Cerraron con la que ya se ha convertido en la BSO del festival, ‘Estáis Aquí’. ¡Absolutamente maravilloso!

Sorpresa Ebrovision

Después de este gran concierto nos dirigimos hacía el casco antiguo para seguir con los conciertos y darnos una vuelta por la Muestra Gastronómica de la Plaza de España. Al llegar vimos como Smoke Idols, la banda ganadora del #ebromergentes, finalizaban su actuación y Cabezafuego & Los Brutales comenzaban a montar la que sería su tercera actuación del día ¡vaya campeones!

Nosotras, no os vamos a engañar, estábamos esperando con ansia la actuación de Joe Crepúsculo, un concierto que aunque pueda parecer surrealista estaba programado para las 17.30h de la tarde y que provocó la locura general entre los asistentes. Lo que ocurrió en el escenario Cafés Gometero solo podréis entenderlo si estuvisteis allí, pero vamos a intentar explicároslo. Crepus llegó a Miranda acompañado por Aaron Rux a los sintetizadores y Tomasito al taconeo, preparado para hacer una demostración de que el ‘bakalao’ puede triunfar a cualquier hora y a golpe de hits como ‘La verdad’, ‘A fuego’ o ‘Maricas’ acabó convirtiendo el casco antiguo en una rave improvisada. Pero el verdadero momentazo del festival se vivió cuando ‘Mi fábrica del baile’ comenzó a sonar, el escenario se vio invadido de público que no dejaba de moverse frenéticamente, Tomasito entró en trance quedándose en calzoncillos y palmeándose el trasero (aquí podéis ver un vídeo), todo mientras nosotras simplemente pensábamos ¡Ojalá morir bebiendo Jäger a morro en un bolo de Crepus!

Crepus Ebrovision

Después de la rave de Crepus, cualquier otra cosa parecería aburrida y nos pareció imposible encerrarnos en el Multifuncional, así que entenderéis que no os podemos hablar de Eladio ni Annie B. Sweet, aunque sabemos de buena fuente que esta última interpretó ‘Mi Realidad’ junto a Noni. ¿Y qué hicisteis? Os estaréis preguntando… Pues seguir la fiesta en el casco antiguo gracias a una gran sesión a cargo de Jota Pop para acabar bailando con los abuelitos mirandeses, sí, habéis leído bien, cuando decidimos que era la hora de pasar por el hotel antes de dirigirnos al recinto nos encontramos que en la Plaza de España había una orquesta tocando pasodobles y ahí que nos quedamos un ratejo ¡Cosas que solo pueden pasar en el Ebrovisión!

Cuando por fin llegamos al Multifuncional el concierto de Allah-Las se encontraba en la recta final. Muchas eran las expectativas que teníamos sobre los californianos, considerados una de las grandes promesas de la nueva era garaje/surf, la realidad fue que no acabaron de entusiasmarnos y nos faltó energía. Eso sí, hay que reconocer a los americanos que son adorables y que suenan de lujo.

Hablando de falta de energía ¿nos puede explicar alguien que les pasó a Luis A. Segura y los suyos? Si bien es cierto que derrocharon clase y elegancia por todos los poros de su piel, también es verdad que su concierto estuvo bajo de revoluciones. No os lo vamos a negar, somos muy fans de L.A y estábamos deseando que llegara el concierto de los mallorquines, de hecho para nosotras eran el reclamo principal de la jornada junto a Delorean, pero creemos que eligieron un setlist demasiado sobrio para tratarse de un festival. ¡Qué no sonaron ‘Hands’ ni ‘Perfect Combination’, por el amor de dios! Dejando claro nuestro descontento por esto, también queremos comentar que nos encantó ver como Luis deja a un lado su guitarra para contonearse por el escenario al ritmo de ‘In america’, como ‘Stop the clocks’ sigue sonando maravillosa tantos años después, como ‘In Gold’ puede ponernos la piel de gallina y como una sola persona puede hacer que todo un recinto permanezca en silencio mientras interpreta la preciosa ‘Ordinary Lies’. Estamos deseando disfrutar de este mismo show en una sala donde estamos convencidas de que le sacaremos mucho más partido.

L.A. ebrovision

A continuación, llegaba el turno de los cabezas de cartel de la noche, Supersubmarina. Los de Baeza fueron los que más seguidores reunieron y subieron al escenario con el pabellón a rebosar y con ganas de reventar el festival. Con un setlist compuesto por temas de su último LP Viento de Cara y canciones de sus primeros discos que habían recuperado para la ocasión, Supersubmarina hicieron bailar a un público entregado que no paraba de corear y bailar sus canciones. Como os decimos siempre, la propuesta de Chino y los suyos os podrán gustar más o menos, pero lo que sí les hemos de reconocer es que su show es movido y está cargado de energía, algo que en una noche excesivamente tranquila nos ayudó a remontar.

Los encargados de cerrar la jornada fueron Delorean y consiguieron convertir el pabellón en una discoteca a base de hits como ‘Deli’, ‘Stay Close’, ‘Destitute Time’, ‘Bena’ o la más reciente ‘Crystal’. Durante toda la actuación se mostraron impecables en ejecución, enérgicos, cercanos y supieron conectar con el respetable haciéndonos bailar como si no hubiera mañana, aunque la verdad es que ya era mañana 🙂 Mientras todo esto ocurría en el escenario Estereoclub la música no había cesado en toda la noche gracias a las sesiones de Pull my string, Bilboloopers DJs, Teleclub DJs, Panoramis, Dark DJ y los Estereobrothers.

Llegadas a este momento decidíamos pasearnos por última vez por la Sala Orosco para despedirnos del Ebrovisión’15 como se merece ¡bailando! y allí disfrutamos de los lindo al ritmo de los Ocho y Medio DJs, Patrullero y, de nuevo, los Estereoclub. Bien entrada la madrugada, cuando nuestros pies pedían clemencia y comenzaba a amanecer decidimos retirarnos, comenzaba entonces nuestra cuenta atrás particular para el Ebrovisión 2016. ¡LARGA VIDA AL EBROVISION!

#SomosColectivo

Anuncios

Una respuesta a “Crónica del XV aniversario del Ebrovisión: “La niña bonita de los festivales”

  1. Pingback: Festival Ebrovisión 2016 | Colectivo de Raro Propósito·

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s